El recibo de la luz en el mercado libre se triplica en dos meses por culpa del tope de Sánchez al gas

La compensación que hay que pagar a las centrales que generan electricidad con gas como parte del famoso «tope al gas» de Pedro Sánchez está haciendo estragos en los clientes del mercado libre, es decir, los que no tienen la factura ligada al precio diario de la luz. En muchos casos, su recibo se ha triplicado por culpa de esta compensación.

Como ha venido explicando OKDIARIO (porque el Gobierno lo ha ocultado), el tope al gas impide a las centrales de gas (ciclos combinados) pujar en la subasta diaria por encima de 40 euros el MWh de gas (equivalente a unos 160 euros/MWh de luz). Pero la diferencia entre ese tope y el precio real del gas, que ayer superó los 300 euros, debe compensarse a esas centrales.

La compensación la empezaron pagando los clientes del mercado regulado, que son los que se benefician de la teórica rebaja del precio diario de la luz. Pero como con eso, la compensación saldría muy alta, el Gobierno metió también a los clientes del mercado libre (en torno al 60% del total) cuyo contrato venciera a partir del 26 de abril; es decir, de forma retroactiva. Estos clientes no se benefician del tope al gas pero han empezado a pagar la compensación. Y ahí han venido los sustos.

Un caso real

Pongamos un ejemplo real de un cliente del mercado libre de Iberdrola (aunque la compañía da igual porque la compensación es la misma para todas). Este cliente, en su recibo de mayo pagó unos 60 euros, de los que unos 50 correspondían a la energía consumida (con una serie de descuentos promocionales).

El 15 de junio entró en vigor el tope al gas, con lo que en el siguiente recibo se incluyó la compensación de medio mes. Este concepto apareció en la factura con el epígrafe «tope al gas» con un coste de 20,29 euros, que elevó su recibo hasta casi 100 euros (también con algo más de consumo en el mes, mientras que el precio por KWh se mantuvo estable por la oferta de Iberdrola).

Pero el susto morrocotudo llegó en el recibo de julio, donde la compensación se disparó hasta más de 65 euros por la escalada de los precios del gas, mientras que todavía pocos clientes del mercado libre pagan la compensación: cuantos más consumidores la paguen, a menos tocará cada uno. Con esta compensación, su recibo fue superior a 190 euros (de nuevo, con el precio del KWh fijo y con incremento del consumo).

No se trata de un caso único, ni mucho menos. Una clienta de Naturgy se queja de que «este Real Decreto es peor que la subida del gas porque ni en Naturgy te pueden decir cuánto puede llegar a suponer, ya que varía en función de muchos conceptos. La operadora con la que hablé me dijo que este mes, literalmente, era el doble pero que podría ser más». Las compañías eléctricas están recibiendo un aluvión de llamadas preguntando qué es ese nuevo concepto que les cobran en el recibo o por qué tienen que pagar un tope al gas si sólo tienen contratada la luz. Es la confusión que han generado Sánchez y Teresa Ribera.

«Esta ocultación de información puede suponer la ruina de una familia o un negocio», concluye esta afectada. Y es que, la ocultación de la existencia de esta compensación por parte del Gobierno, y de que va a afectar también a los clientes del mercado libre, está provocando estos sustos con el recibo de julio, que en algunos casos se ha triplicado respecto a mayo. Y el de agosto será todavía peor con los precios del gas en máximos históricos.

Fuente: Eduardo Segovia – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios