El precio de la luz se dispara y confirma el fiasco del decretazo de Sánchez y del tope al gas

El precio de la luz alcanza este martes su nivel más alto desde que Pedro Sánchez introdujo su tope al gas, la famosa «excepción ibérica»: 365,33 euros/MWh de media con picos de 443,36 a las 22 horas. Este subidón era de esperar con los máximos del precio del gas, como alertó OKDIARIO el sábado, y confirma el fracaso tanto del decretazo de ahorro energético como del propio mecanismo de tope al gas.

El Gobierno presumió este lunes de que el consumo de electricidad ha bajado un 9% desde la entrada en vigor del decretazo. Una reducción del consumo que no sirve de nada ante la escalada de los precios del gas, como queda demostrado con la subida del precio de la luz de este martes. Además, el Ejecutivo no informa de cuánto supone ese menor consumo en términos de demanda de gas, ya que no hay una traslación automática (no toda la luz se genera con gas ni todo el gas se usa para producir electricidad).

El gas está disparado y ya roza los 300 euros por MW en Ámsterdam, el mercado de referencia en Europa, debido al acopio de esta materia prima por parte de todos los países ante el temor de que Vladimir Putin cierre del todo el grifo del gas a la UE en otoño. Un miedo que se ha acrecentado con la nueva parada del gasoducto Nord Stream 1 anunciada para el día 31.

El problema del tope al gas es que este mecanismo incluye también una compensación a las centrales gasistas (ciclos combinados) por la diferencia entre el citado tope -actualmente en 40 €/MWh; hacen falta dos MWh de gas para generar uno de electricidad- y el precio real de la materia prima. Esta compensación se sitúa este martes en una media de 182,40, que hay que sumar al precio de la subasta diaria (182, 93), con un máximo de 234,86 euros a las 12 de la noche.

Además, la generación con gas ha subido hasta suponer cerca del 40% de la producción debido a la falta de hidroeléctrica por la sequía y a la escasez de viento para la eólica. Este cóctel provoca que, en algunos días, la compensación sea más cara que el propio MWh. Por tanto, la «excepción ibérica» también ha fracasado en su objetivo de rebajar el recibo de la luz.

Más cara en Europa: Francia nos compra toda la que puede

Aun así, el precio de la electricidad en España es más bajo que en los países centrales de Europa -como Alemania, Francia, Holanda, Austria o Dinamarca-, donde supera los 600 euros por MWh. Esto se explica porque el gas en el mercado ibérico (Mibgas) está casi 100 euros más barato que en Holanda, ya que la amenaza de cortes de suministro este invierno es mucho mayor en los países centrales, por su enorme dependencia del gas ruso.

Así, no es de extrañar que Francia esté importando toda la luz ‘barata’ (es un decir) que puede de España. Como informó OKDIARIO el 4 de agosto, el país vecino compró a España en julio 1.149 GWh, un 198% más que en julio de 2021. La clave está en que los franceses compran la electricidad al precio del mercado mayorista, antes de sumar la compensación a las gasistas, que sólo la pagan los consumidores españoles por el sistema de Sánchez. Es decir, a 182,93 euros, no a 365,33.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los más de 600 euros que cuesta la luz en los países centrales normalmente no se trasladan directamente al recibo de los consumidores, como en España. Precisamente, una de las condiciones que puso Bruselas para autorizar la «excepción ibérica» fue que el Gobierno debe cambiar la forma de calcular el PVPC (precio de venta al pequeño consumidor) para que no refleje automáticamente el precio de la subasta diaria del pool.

Fuente: Eduardo Segovia – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios