La política de Sánchez hunde el PIB per cápita

El Gobierno de Sánchez nos hace cada vez más pobres. Bien haríamos en mirar el ejemplo irlandés.

Hace una semana escribía en Libertad Digital que la política económica de Sánchez hacía que España perdiese poder adquisitivo y competitividad. Para ello, veíamos cómo lo corroboraban la variación del ingreso real per cápita en el ITR-2022 de España, Francia, Alemania e Italia y la evolución de la inflación, tanto para la eurozona como para España. Así, veíamos que en España caía más el ingreso real y crecía más la inflación que en el resto, elemento que empobrece a España.

Pues bien, ese empeoramiento del poder adquisitivo y competitividad de España se agrava ahora con los datos antes referidos, pero viene ya de un deterioro profundo en el PIB per cápita nacional en comparación con el de nuestros socios de la UE, que muestra el empobrecimiento que la política económica del Gobierno está produciendo en la economía española.

El revés que sufre España es claro lo midamos como lo midamos. Y si lo comparamos con los resultados de otros países, salimos malparados. Adicionalmente, la más clara comparación entre distintas políticas económicas se produce con Irlanda, que aplica una política de contención del gasto, bajada de impuestos y menor intervencionismo, justo lo contrario de la que aplica el Gobierno del presidente Sánchez.

Así, si comparamos la variación del PIB per cápita en términos corrientes, observamos que entre 2019 y 2021 el PIB nominal per cápita ha crecido en 12.540 euros en Irlanda; en 1.020 euros en la UE; en 760 euros en la eurozona; en 1.490 euros en Alemania; en 690 euros en Francia; y se ha quedado casi invariable -caída de 40 euros- en Italia. En España ha caído en 960 euros, el país que más ha retrocedido de toda la UE (un 3,63%).

La política de Sánchez hunde el PIB per cápita

pib-nominal-percapita.jpg

Pero es que si comparamos el PIB per cápita en términos reales, también se produce un peor comportamiento de España. Al medirlo entre 2019 y 2021, se produce una caída en la UE, en Alemania, en Italia y en España, con una gran subida de Irlanda, siendo, de todas las caídas, la mayor, de nuevo, la de España. Así, mientras la UE cae un 0,9%; la eurozona cae un 1,53%; Alemania cae un 1,3%; Francia cae un 2,2%; Italia cae un 1,9%; e Irlanda sube un 18,4%; el PIB per cápita en términos reales en España desciende un 6,7%.

paridad-pib.jpg

Es decir, en términos nominales, por el efecto de la inflación, el PIB español ha mitigado la caída, pero en términos constantes vemos que el deterioro es muy superior.

varacion-pib.jpg

Y por último, si comparamos el PIB per cápita en paridad del poder de compra, que es lo más ortodoxo para comparar el PIB per cápita entre países, pues aplica una técnica homogénea para calibrar el efecto de los precios a partir de la ponderación a partir del PIB de cada país, de su desagregación, del gasto de cada economía, de la cesta de bienes y servicios y de la toma de precios, para calcular los índices correspondientes, que nos permite comparar el poder de compra medido homogéneamente en dos países distintos -al ajustar por los distintos niveles de precios de cada país-, que suele hacer que los países con PIB per cápita más elevado retrocedan en su PIB per cápita en términos de poder adquisitivo, como Alemania, al tener, generalmente, unos precios más altos, mientras que ganan terreno los países con menor PIB per cápita, como España, al tener unos precios más bajos. Pues bien, el deterioro de la economía española ha sido de tal magnitud, que también cae más en España. En este caso, la comparación es ente 2019 y 2020, pues éste es el último dato publicado, pero salvo por la mayor caída, al ser el año más duro de la pandemia, se mantiene la tónica en la que el que peor evoluciona es España, creciendo en Irlanda.

paridad-pib.jpg

Es decir, es lógico que corrijan a la baja más en paridad del poder de compra los países más ricos, por su mayor nivel de precios; sin embargo, no es lógico que retroceda más el PIB per cápita de España en poder de compra que en términos corrientes, ya que al ser menos rico debería mitigarse por el nivel de precios -como sucede en el caso italiano-. Sin embargo, en España se deteriora más en poder adquisitivo que en términos nominales entre esos dos años, lo que nos da una idea tanto de la mayor caída del PIB español como de su encarecimiento, al acercarnos, con la inflación, más a los niveles de precios de los países de renta per cápita más elevada que la española, que empobrece, así, a los españoles y resta competitividad a nuestras empresas.

variacion-porcentual-pib.png

Así, de mejorar el PIB per cápita nominal español un 8% en 2019 al pasarlo a paridad del poder de compra, en 2021 se queda sólo en una mejora del 7,4%, disminuyendo, así, su capacidad adquisitiva.

incremento-pib.jpg

Por tanto, con estos datos se ve claramente cómo la política económica del Gobierno está empobreciendo a la economía española y la está rezagando respecto al resto de los países de la UE, constatándose, una vez más, que no es que Sánchez no haya dejado a nadie atrás, sino que ha hecho retroceder a todos los españoles. En lugar de igualar por arriba -que es lo deseable- ha igualado por abajo, que es como suelen igualar las políticas socialistas, haciendo que todos los ciudadanos estén peor.

Fuente: José María Rotellar – Libre Mercado

Comparte esta página:
4.5 2 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios