Castilla y León contratará a 400 parados para limpiar los montes y prevenir los incendios

El plan, impulsado por Vox, pretende que «al mismo tiempo que se cuida el medio ambiente se genere actividad económica»

El plan de Vox para la limpieza de los montes y la reconstrucción de las zonas afectadas por los incendios en Castilla y León cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros y una medida estrella: la contratación de 400 desempleados para que, «al mismo tiempo que se cuida el medio ambiente, se genere actividad económica». Así lo ha confirmado la formación que lidera Juan García-Gallardo en la región, y que aplicará su Plan Montel a partir de septiembre.

Este proyecto fue anunciado con polémica el pasado mes de julio, cuando Vox quiso anotarse el tanto de la lucha contra los «terribles incendios» anunciándolo horas antes del Consejo de Gobierno de la Junta. Es decir, al margen de sus socios del Partido Popular. Y es que si en algo destaca el Ejecutivo de coalición castellanoleonés es que ambos partidos gestionan los departamentos que controlan según sus criterios, sin contar con el acuerdo total del otro; algo especialmente evidente en materias como violencia de género o memoria histórica, donde ya han chocado públicamente.

Así es que la formación que lidera Santiago Abascal ha anunciado unilateralmente un plan que buscará también «instruir a la población del medio rural sobre las medidas de prevención y extinción de incendios, y la formación en prevención de riesgos al personal que colabora en las labores de extinción». Para ello, se anticipará el 100% de la cuantía comprometida a las entidades locales.

Todo esto podrá ser financiado, según han presumido desde Vox, gracias al compromiso de su -único- vicepresidente de «acabar con el gasto superfluo y los chiringuitos subvencionados de los sindicatos, y destinar el presupuesto a atender las necesidades reales de los castellanos y leoneses».

El plan de Vox ante los incendios

España continúa en riesgo extremo de incendios por las altas temperaturas. 2022 está siendo un año especialmente complicado en este sentido, ya que desde enero se han arrasado más de 281.000 hectáreas, según las estimaciones del Sistema de Información Europeo de Incendios Forestales (EFFIS), aunque los datos provisionales hasta el 7 de agosto del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) rebajan la cifra a cerca de 170.000 hectáreas.

Castilla y León ha sido, junto a Galicia, Aragón o Extremadura, una de las regiones más afectadas. Las estimaciones barajadas por la Consejería de Medio Ambiente apuntan que los incendios registrados han afectado ya a 95.110,39 hectáreas, un avance de cifras que apunta al peor dato de los registrados en los últimos años, según los que ha hecho públicos la Junta castellanoleonesa.

Los fuegos que más hectáreas han arrasado en la región en 2022 son el de La Sierra de La Culebra en Zamora, con más de 30.000 hectáreas afectadas, y el de Losacio, también en Zamora. Tras ellos se sitúa el de Monsagro en Salamanca con 8.622 hectáreas afectadas y el Hoyo de Pinares (Ávila) con unas 4.262 hectáreas consumidas.

Frente a esto, Vox -a través del consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas– puso en marcha fondos de emergencia para atender al sector ganadero y apícola afectado por los incendios para abastecimiento de emergencia. 800.000 euros en cubrir las necesidades de alimento y agua de todos los afectados que se han invertido en 1.000 toneladas de paja, 110 de forraje, 334 toneladas de pienso, 26.653 litros de alimento energético para abejas y la instalación de 46 abrevaderos. Estos fondos, avisan, «se mantendrán todo el tiempo que sea necesario con el objetivo de que ningún animal se quede sin alimento».

Pero desde Vox han aprovechado la tesitura para marcar postura sobre el cambio climático. Frente a quienes señalan que éste está detrás del auge de los incendios, aunque la amplia mayoría han sido consecuencia de la acción humana, la formación de derecha dura ha recuperado su discurso sobre los «chamanes climáticos», en un evidente intento de diferenciarse del PP en esta materia para apuntalar su estrategia de presentarse como única alternativa al «consenso progre» en el que estarían tanto socialistas como populares.

El vicepresidente primero de Acción Política, Jorge Buxadé, publicaba recientemente un vídeo en su cuenta de Twitter para aclarar que los incendios no pueden achacarse «sólo a las altas temperaturas, tal y como nos quieren hacer creer desde el fanatismo climático». En este, también cargaba contra los lobbies ecologistas que «imponen leyes alejadas de la realidad» y defendía el plan que Vox aplicará a partir de septiembre para que no haya «ni un solo español sin trabajo, ni un campo desasistido».

Fuente: Antonio Rodríguez – The Objective

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios