Feijóo se convierte en ‘aliado’ de Sánchez al no exigir el cese de los ministros UP del Gobierno

Mientras el PP siga apoyando a Sánchez en el Congreso el Presidente seguirá avanzando con ayuda de Feijóo y de Yolanda Díaz a la que apoya.

Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP nunca será líder de la Oposición ni la alternativa de Gobierno mientras no le exija a Pedro Sánchez el cese y la expulsión de los ministros de UP del Gobierno, como condición previa para que el PP pueda apoyar en el Congreso las políticas del Gobierno del PSOE que se consideran ‘de Estado’ y que rechazan ministros y dirigentes de UP.

Pero, víctima de su auto propaganda (a la que es muy propenso) el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a fuer de ejercer de ‘moderado’, se ha convertido en un destacado aliado político de Pedro Sánchez

Al que le salva una y otra vez en el Congreso de los Diputados. Como lo volverá a hacer ahora con los pactos militares de la Cumbre de la OTANevitando el fracaso que pueden infringir a Sánchez en el Parlamento sus socios en el Gobierno, UP, y de la legislatura, ERC, PNV y Bildu entre otros. 

Los ministros y dirigentes de Unidas Podemos ya le han dicho a Sánchez que ellos no aprobarán en el Congreso de los Diputados el aumento del gasto de Defensa, ni la ampliación de la base de Rota para que el número actual de destructores USA en esa base pase de cuatro a seis. 

Pero esa oposición de UP y de la izquierda radical nacionalista a votaciones que se anuncian inminentes -por las prisas de Washington en lo de Rota y la necesidad de aumento en 1.000 millones de € del gasto militar– las superará Sánchez gracias al entregado PP de Feijóo que está a sus órdenes y a las de la embajada de EEUU en Madrid.

Con lo que Sánchez, que acaba de acusar al PP de colaborar con ‘poderes ocultos’ y oscuras ‘terminales políticas, económicas y mediáticas’ que llevan al ‘viejo poder’ de las minorías elitistas -‘los señores con puros que se juntan en los cenáculos de la Villa de Madrid’, según Sánchez- tiene así expedito el camino para avanzar sin problemas hacia el final de la legislatura y, de paso, para hacer lo que quiera con sus decretos y nuevos impuestos a empresas de energía y el control de otras grandes empresas como Indra. 

Y lo que no puede hacer Feijóo es acusar a Sánchez de atacar e invadir las instituciones del Estado -CNI, INE, TC, PJ, Indra, CIS, etcétera- y después salvar a Sánchez en las votaciones del Congreso en lugar de exigirle, como condición previa, la salida de los ministros de Unidas Podemos del Ejecutivo como sería lógico en toda democracia que se precie de serlo.  

Y lo mismo que Sánchez hace con la derecha de Feijóo también lo hace con la izquierda radical de UP donde el presidente ahora promociona el liderazgo del ‘espacio político’ de Yolanda Díaz. 

La que ahora va a iniciar él próximo día 8 en Madrid el lanzamiento de su plataforma electoral ‘Sumar’ a la que se muestran reticentes las líderes de UP, Belarra y Montero, con Iglesias al fondo. 

Pero que Sánchez va impulsar porque necesita que UP se acerque a los 50 escaños uniendo a toda la izquierda radical española -nacional y regional- para compensar la pérdida de votos y escaños del PSOE que le anuncian las encuestas. Motivo por el que Sánchez no quiere que Yolanda y los demás ministros de UP salgan del Gobierno para que la vicepresidenta Díaz tenga visibilidad desde el Ejecutivo para relanzar su plataforma, mientras Feijóo le cubre las espaldas a Sánchez. 

Y así rehace Sánchez, con el apoyo añadido de los nacionalistas catalanes y vascos, la mayoría Frankenstein que le permitirá seguir en el poder, incluso aunque el PP llegue a los 140 escaños y quede pendiente de Vox. 

Sánchez es un profesional del PP y un fiel intérprete de su libro de ‘manual de resistencia’. Y acaba de alcanzar un gran éxito en la Cumbre de la OTAN de Madrid, y el relanzamiento de sí liderazgo en la escena internacional. Lo que espera repetir en el segundo semestre de 2023 durante la presidencia del Consejo Europeo de la UE que en esas fecha le corresponde a España. 

Y que tendrá lugar en las vísperas de las elecciones generales de 2023 en las que Sánchez, con ayuda de Yolanda y de los nacionalistas pretende el poder renovar, por otros cuatro años, el Gobierno Frankenstein. 

Fuente: Rafael Halcón – República

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] Feijóo se convierte en ‘aliado’ de Sánchez al no exigir el cese de los ministros UP del Gobie… […]