La ONG Facua recibe subvenciones por más de 1.206.775 euros, casi el triple que en 2019

La entidad fundada en Andalucía en los 80 y liderada por Rubén Sánchez recibió una inyección de 723.010 euros por parte de la Dirección General de Consumo del Ministerio que dirige Alberto Garzón.

La organización no gubernamental Facua, liderada por Rubén Sánchez, recibió más de 1.206.775 euros en 2021 en concepto de subvenciones y más de la mitad procedían del Ministerio de Consumo liderado por Alberto Garzón. La cifra supone cerca del triple del dinero público que ingresó tan solo dos años atrás. La entidad, que se fundó en la Andalucía de principios de los 80 para defender los derechos de los consumidores, continúa sin hacer pública su última memoria anual, pero sí ha avanzado algunos datos.

“Los ingresos de Facua y sus organizaciones territoriales durante 2021 procedentes de las cuotas ordinarias de sus socios representaron casi el doble de lo que recibieron a través de subvenciones y convenios con entidades públicas”, destaca.

“Los socios aportaron 2.348.460,42 euros, frente a 1.206.775,43 euros de dinero público recibidos para el desarrollo de acciones de defensa de los derechos de los usuarios: formación, asesoramiento, impulso de la mejora de la legislación y acciones de lucha contra el fraude”, añade. Y advierte que su código ético establece la renuncia a recibir dinero de empresas privadas y partidos políticos.

 
En 2019, la asociación, que asegura ser “independiente de gobiernos y partidos políticos” tuvo unos ingresos de más de 1.513.902 euros, de los que 432.616 procedían de subvenciones

La asociación, que asegura ser “independiente de gobiernos, partidos políticos, confesiones religiosas e intereses empresariales” y tener “un carácter marcadamente progresista, democrático, plural y participativo”, tuvo unos ingresos en 2019 de más de 1.513.902 euros, de los que 432.616 procedían de subvenciones y donaciones. La mayor parte del dinero de la entidad, no obstante, procedía de las cuotas de sus asociados y afiliados (1.031.292 euros). Al año siguiente, en 2020, la entidad tuvo ingresos por más de 1.733.000 euros, de los que 1.513.902 venían de cuotas de sus socios. Un total de 564.926 euros procedían de dinero público.

50.168 socios de pleno derecho

Según explica la organización en su página web, existen dos modalidades de socios: adheridos, que no aportan cuotas, y de pleno derecho, que abonan una cuota por unidad familiar cada año. Esa cuota asciende en la actualidad a 84 euros. En 2021, la ONG cerró con un total de 250.425 asociados, solo un 1,8% más que al finalizar el año anterior. De ellos, 196.885 eran adheridos, es decir, no aportaban cuotas, mientras que 50.168 tenían pleno derecho y estaban al corriente de pago, mientras que 3.372 plenos tenían pendiente pagar la cuota.

Facua y sus organizaciones territoriales tuvieron a la finalización del ejercicio 2021 unos ingresos procedentes de las cuotas ordinarias de los asociados de pleno derecho que suman 2.348.460,42 euros, un 5,9% más que en el ejercicio anterior. Una parte de esos ingresos por cuotas, 1.198.871,02 euros, explica la organización cuyo portavoz de Rubén Sánchez, corresponden a los asociados de todas las comunidades autónomas salvo Andalucía, donde los ingresos por cuotas ascendieron el año pasado a más de 1.149.589 euros. “El motivo de que estos datos se publiquen cada año separados en sus respectivas memorias anuales reside en los orígenes del proyecto a nivel nacional, que surgió en 2003 impulsado por la federación andaluza”, aclara la entidad.

A los ingresos por cuotas de socios de Facua hay que sumar 1.206.775,43 euros que la asociación y sus distintas organizaciones territoriales recibieron el año pasado procedentes de subvenciones y convenios con entidades públicas. En el caso de la organización nacional, puntualiza la entidad, la Dirección General de Consumo del Ministerio de Consumo inyectó hasta 723.010 euros. Las cantidades recibidas por parte de las organizaciones de Facua en las distintas comunidades autónomas, que suman 483.765,06 euros, proceden de entidades públicas de ámbito autonómico, provincial y local, según la ONG. En País Vasco, Extremadura, Asturias y Galicia Facua no recibió ingresos de entidades públicas.

Guerra con Vox antes del 19-J

Con gran arraigo en Andalucía, la asociación también ha entrado en campaña de cara a las elecciones del 19 de junio. El pasado 30 de abril, Rubén Sánchez, responsable de comunicación, aseguró que Macarena Olona –actual candidata de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía– creía que la homosexualidad era una enfermedad. “Hay que ser muy ignorante o estar podrido de odio para votar a esta gente”, publicó Sánchez junto a un vídeo de Olona en una comisión del Congreso. El en torno de Vox, entre otros, el eurodiputado Hermann Tertsch, acusa al líder de Facua de recortar el vídeo.

“Oigan las verdaderas palabras de Macarena Olona que son para sentir profundo orgullo. Ninguna nauseabunda alimaña como Rubén Sánchez puede triunfar con sus malas artes frente a la palabra clara y el mensaje limpio, sincero y empático de la futura presidente de Andalucía”, lanzó Tertsch. “Rubén Sánchez es de los peores miserables que circulan por Twitter”, apunta.

La guerra entre Vox y Facua no es nueva. “Olona con Le Pen. La francesa pide que se penalicen las exportaciones agrícolas de España y que se prohíba a los españoles trabajar en Francia. Por muchas banderas con las que intenten disfrazarse, en Vox no son patriotas. Son los enemigos de la clase trabajadora”, criticó Sánchez tras el posado de la secretaria general del Grupo Parlamentario Vox.

A finales del año pasado, Facua acusó al diputado de Vox Víctor Sánchez del Real de lanzar “un nuevo bulo a través de Twitter”. “Inventa vínculos del secretario general de Facua, Rubén Sánchez, y lo pone en el punto de mira de los violentos”, sostenían desde la ONG. Según Facua, no era la primera vez que un dirigente de Vox lanzaba insultos, difamaciones y amenazas contra Sánchez y la asociación, pero estos habían aumentado desde que denunció ante la UDEF a su otrora candidato en Andalucí: el juez Francisco Serrano.

Fuente: Marina Alías – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios