Podemos pide a Marlaska y a Robles que investiguen el espionaje de Pegasus y “rueden cabezas”

Los aliados parlamentarios del grupo socialista exploran la opción de pedir una comisión de investigación en el Congreso.

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha tildado de “inaceptable” en democracia el espionaje a dirigentes independentistas catalanes y vascos a través del software israelí “Pegasus“, y por esta razón, ha pedido a los ministros de Defensa y de Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente, que abran sendas investigaciones internas y “rueden cabezas”.

Los partidos afectados, así como sus grupos parlamentarios en el Congreso, han reaccionado con contundencia a la información que trascendió este lunes, según la cual más de 60 mandatarios de ideario independentista, tanto en Cataluña como en Euskadi, habrían sido espiados mediante intervenciones en sus teléfonos móviles. El Govern ha reaccionado con contundencia y su presidente, Pere Aragonès, uno de los afectados, se pronunciará, al igual que otros altos cargos. El Gobierno ha explicado que ninguno de sus organismos usan dicho software.

Pero los casos de espionaje que se han conocido se habrían producido incluso en 2020, ya gobernando PSOE y Unidas Podemos en coalición. Ello ha propiciado que Echenique se pronunciara en el Congreso, en rueda de prensa, y haya dicho que se trata de “algo gravísimo”: se habrían intervenido conversaciones privadas sin, aparentemente, orden judicial, lo que es delito en España. Por esto, ha exigido a Defensa, responsable del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), y a Interior, responsable de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que investiguen internamente y se depuren las responsabilidades pertinentes.

Para el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, quien sobre el apoyo o rechazo a las iniciativas que al respecto registren otros grupos se ha mostrado prudente, no es aceptable que después de tramas como la Kitchen, investigada en el Parlamento, en la que habría quedado probado que el PP usó el Ministerio de Interior para espiar su extesorero Luis Bárcenas, su formación no puede permitir sospechas sobre una práctica similar en un Gobierno del que forman parte.

INVESTIGACIÓN DEL CONGRESO

La respuesta de Echenique tiene enjundia política precisamente por ser su partido socio del PSOE en el Ejecutivo. La posición de los “morados” se alinea, además, con la de tres formaciones que en el Parlamento dialogan con fluidez con la coalición, a pesar de las rencillas ideológicas. ERC y EH Bildu son dos partidos afectados, pero también el PDeCAT, cuyo líder en el Congreso, Ferrán Bel, ha dedicado gran parte de su rueda de prensa de este martes a denunciar el espionaje sufrido por el independentismo en general y él mismo en particular. Como él mismo ha reseñado, fue víctima de Pegasus siendo diputado nacional y alcalde de Tortosa, cargo que ocupó desde 2007 a 2018.

“Situación gravísima” y “anomalía de dimensiones espectaculares”. Son dos expresiones empleadas por el diputado catalán para describir lo que supone, a su juicio, la interceptación de conversaciones y documentos privados de varias decenas de representantes del independentismo. A Bel no le parecen “suficientes” las explicaciones dadas por los ministerios a los que se dirigen las sospechas, Interior y Defensa. Tampoco debe pensar el Ejecutivo que este caso “se puede despachar” con afirmaciones sobre que “no tienen nada que ver”.

El portavoz del PDeCAT ha destacado al respecto: “Supongo y quiero suponer que el actual Gobierno” no está concernido, empezando por el presidente, Pedro Sánchez. Ha añadido que, sin embargo, la obligación del jefe del Ejecutivo, así como de todos los ministros, es dar todas las explicaciones. Es su “responsabilidad”. El diputado catalán, según ha reconocido, no sabe qué entidad, qué cargo o qué autoridades han podido comprar “Pegasus”, si es que se ha comprado. Precisamente esa laguna es la que debe motivar una clarificación tajante porque si dicho software sólo se vende a Estados, tal y como ha trascendido, al representante del PDeCAT no se le ocurre qué Estado “puede tener interés en investigar a 65” dirigentes independentistas.

A su juicio, sería pertinente la apertura de una comisión de investigación en el Congreso. Sin embargo, ha optado por la espera. Él mismo hablará con otro diputados afectados directamente para analizar los escenarios. Como portavoz del PDeCAT, sondeará a los demás grupos y escuchará sus posiciones. Se avecinan días de conversaciones cruzadas al respecto.

COMPARECENCIA DE SÁNCHEZ

El diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, otra de las víctimas del espionaje, ha anunciado este martes en una entrevista a Radio Euskadi que su grupo, de momento, pedirá la comparecencia de Sánchez. Habrá más. “Registraremos todo tipo de iniciativas para que los responsables de Seguridad e Inteligencia del Gobierno comparezcan en el Congreso y den explicaciones lo antes posible”, ha dicho.

En línea con lo apuntado por Bel, el parlamentario vasco se ha preguntado qué Estado podría tener tanto interés en, supuestamente, espiar a altos cargos del independentismo catalán y vasco, e incluso a exponentes de su tejido civil. A su juicio, todo apunta a que “es obvio que el Estado está detrás de este ataque masivo”.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, este martes en segundo plano por las comparecencias de Pere Aragonès y de Oriol Junqueras, ha recurrido a Twitter. Ha sido también muy gráfico: “A LA IZQUIERDA ESPAÑOLA: Ponerse de perfil o directamente ignorar que en el país en el que gobiernas se espía ilegalmente a la disidencia política (simplemente porque a ti esa disidencia política tampoco te gusta), te hace olvidar algo esencial: EL SIGUIENTE PUEDES SER TÚ”.

Fuente: Ángel Alonso Giménez – El Periódico de España

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios