El PSOE carga contra la ‘Tezanos andaluza’ que «infla» el voto del PP en el CIS andaluz

Los socialistas ponen en la diana a Eladia Illescas, nombrada «a dedo» por Bendodo, pero admiten pánico por las tripas del sondeo.

En el PSOE andaluz se han activado las alarmas por los datos del último sondeo del Centro de estudios Andaluces (CENTRA). Una encuesta que confirmó para muchos andaluces, a uno y otro lado del arco parlamentario, la inminente convocatoria de las elecciones autonómicas, previsiblemente para el 12 de junio. El sondeo cayó como un jarro de agua fría sobre el PSOE porque el llamado CIS andaluz confirmó los peores presagios de sus encuestas internas: el PSOE se hunde hasta los 30 escaños, por debajo del umbral de los 33 parlamentarios que supuso una hecatombe para Susana Díaz en 2018.

El baño de realidad es notable teniendo en cuenta que el barómetro del CENTRA es ya de por sí un «sondeo de parte», a juicio del PSOE, que sin embargo eleva en un escaño la proyección de voto del PSOE respecto a sus encuestas internas. Pese a todo, los socialistas ponen en la diana a la mano ejecutora de la encuesta: Eladia Illescas, la llamada ‘Tezanos andaluza‘, según las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE.

Se trata de una socióloga y politóloga, especialista en sociología electoral, que actualmente ejerce de directora técnica del CIS andaluz, el CENTRA, dependiente de la Junta de Andalucía, concretamente de su consejero de Presidencia, Elías Bendodo, persona de su «máxima confianza».

Según denuncian los socialistas, se trata de una investigadora «colocada a dedo por Bendodo» en el organismo público, cuyo patronato preside, precisamente, el nuevo Coordinador General del PP. Un puesto que desempeña desde abril de 2019, y desde el que coordina el análisis demoscópico que la entidad publica realiza de forma trimestral. 

Alarma por las tripas del CIS andaluz

El último de los barómetros del CENTRA ha disparado las alarmas en el PSOE andaluz por varios motivos. El primero es que los 44 escaños que atribuye al PP suman más que todo el resto de formaciones de izquierdas. Los 30-31 escaños del PSOE, más los 10 de Unidas Podemos y el 0-1 de Adelante Andalucía sólo llegarían a los 42 escaños, en el mejor de los escenarios tomando la parte alta de la horquilla. 

El segundo motivo de preocupación es en relación a la posible suma con Vox. Pese a que lo más probable es un pacto entre PP y Vox, el CENTRA abre la puerta a la posibilidad de que los de Santiago Abascal no sean imprescindibles para gobernar y se pueda formar gobierno sólo con Ciudadanos y la abstención de Vox. Partiendo de que la mayoría absoluta de 55 escaños no sería posible, sí se podría obtener la luz verde con la mayoría simple de los 44 escaños y los 2 de Ciudadanos en segunda vuelta. 

Un escenario que baraja el PSOE descontando que Juan Manuel Moreno le eche un capote a su socio de gobierno intentando reflotar sus malos pronósticos electorales: apenas un 4% de voto y dos escaños frente a los 21 escaños y 18% de los votos de hace tres años y medio. 

El PSOE sube «pero muy lento»

Según fuentes socialistas consultadas por THE OBJECTIVE, el barómetro del CIS andaluz también registra una leve recuperación de los socialistas, en línea con sus propios sondeos: «Los datos dicen que llevamos un año aproximadamente creciendo. Veníamos de una tendencia a la baja. Estamos remontando, claro que sí», explican los más optimistas. 

Sin embargo, en la dirección son realistas y relativizan la leve mejoría de las nuevas entregas de sus sondeos internos: «Ya superamos los 33 escaños» de Susana Díaz porque «partíamos de mucho más abajo». «No te voy a engañar, estamos creciendo, pero muy lentamente». La esperanza radica en que aún queda mucha capacidad de movilización pendiente durante la campaña electoral, en la que el poder territorial y municipal del PSOE es «enorme». 

Así las cosas, confían los socialistas en que las encuestas dan «un alto voto no movilizado y ahí está la clave». Medio millón por parte del PSOE y otros 300.000 de Podemos que se quedaron en casa en las últimas elecciones generales, que en total suman 800.000 votos de izquierdas que podrían inclinar la balanza. En otras palabras: que las altas expectativas que fija el CIS andaluz en esta campaña en Andalucía podrían ser un regalo envenenado similar al que hace pocos meses supuso un error estratégico para Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León convocando elecciones. 

Fuente: Ketty Garat – The Objective

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
2 Comentarios
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] El PSOE carga contra la ‘Tezanos andaluza’ que «infla» el voto del PP en el CIS andaluz […]