Feijóo inicia su liderazgo en el PP sin programa ni propuestas concretas, frente a un Sánchez ahora desbordado y con Abascal al acecho

El fantasma de una ‘moción de censura’ contra Sánchez planea sobre el Congreso por iniciativa de Abascal o como golpe de efecto de Feijóo.

Ni una sola propuesta concreta para solucionar los problemas de España ha aparecido en el primer discurso político del nuevo presidente del PP Alberto Núñez Feijóo. Un discurso largo, insufrible y lleno de tópicos y generalidades en el que habló demasiado de sí mismo y de sus intenciones generalistas, llenándose la boca de España y llegando a decir ‘llegado el momento les mostraremos a los españoles nuestras propuestas alternativas’.

O sea, todavía no ha llegado el momento a pesar de que él aún gobierna en Galicia, un cargo que Feijóo debió de haber abandonado antes de asumir la presidencia del PP. Y mientras tanto el país, España, esa España de la que tanto habla Feijóo con la boca llena de patriotismo, sumida en la frustración y sin más propuestas del PP que las que dejó Pablo Casado, a quien Feijóo excluyó de entre sus mentores en los que sólo reconoce a Aznar y Rajoy.

Y mientras tanto y como dice el refrán español ‘la casa sin barrer’. Y con el caos de las gasolineras por la imposición de la rebaja de los precios de los carburantes, que han tenido que ‘financiar’ las estaciones de gasolina. Lo que este fin de semana fue otro ejemplo de la improvisación que impera en el Gobierno de Pedro Sánchez,. 

Un Gobierno mal avenido con UP, y víctima de una crisis económica y de una desbocada inflación del 9,8 %, a la que se le añade la nueva crisis de Marruecos y la respuesta de Argelia que amenaza con subir el precio y recortar el gas que exporta a España. 

Es, en este ambiente de tensión internacional por la guerra de Ucrania y de fractura política en España con gran tensión económica y social, en el que llega a la presidencia del PP y al liderazgo de la oposición Alberto Núñez Feijóo. El que se declara como un político, ‘serio, moderado, responsable adulto y con criterio propio y capacidad de decisión’. Es decir hueco y sin concretar, algo muy a lo gallego como era de esperar.

Y que llega acompañado por Cuca Gamarra y el andaluz Juanma Moreno -en menoscabo de Isabel Ayuso- que fueron los que acompañaron a Feijóo en el golpe de mano final contra Casado, tras la traición y el intentó fallido de Isabel Ayuso de hacerse con todo el poder del PP amparada por el clan de FAES que preside José María Aznar.

Veremos en los próximos días y semanas cómo ejerce su liderazgo Feijóo. El que sin duda es un político con experiencia, cuatro mayorías absolutas en Galicia y buena gestión de Gobierno en Galicia. Aunque Feijóo aprenderá muy pronto que su ‘pazo político’ gallego no es, en nada, comparable a la tensión que se vive permanentemente en Madrid. Como también sufrirá su ausencia en el Congreso de los Diputados -puede estar en el Senado- donde será representado por Gamarra en los debates estelares de la cámara baja, lo que obligará a Feijóo a una constante presencia ante los medios de comunicación.

Ahora bien, nadie debería descartar, en estos momentos de efervescencia política, la presentación en el Congreso de los Diputados de una moción de censura contra Sánchez para a celebrar en mayo o junio. La que podría liderar Feijóo, para presentar su nuevo liderazgo en España y en la derecha española, aunque sabido es que Feijóo no es amigo de actuaciones de este alcance ni de correr riesgos.

Aunque de haber una moción de censura a Sánchez, basada en él amplio descontento social, esa iniciativa y por segunda vez la podría asumir desde Vox Santiago Abascal, aprovechando el ímpetu en la encuestas de Vox y la ausencia de Feijóo en el hemiciclo, del que ha desaparecido el que hasta ahora había sido el mejor parlamentario: Pablo Casado.

Visto el ritmo de los acontecimientos nacionales e internacionales está claro que en este país, todavía y a corto plazo, pueden pasar cosas importantes y no precisamente buenas. De manera que tampoco se debe de descartar un pacto de Estado o gobierno entre PSOE y PP pero siempre y cuando UP se marche del Gobierno, y siempre sin descartar un posible adelanto electoral.

Y mucho cuidado con Vox porque aunque parece claro que la llegada de Feijóo va a mejorar las expectativas de voto del PP en las encuestas que están al llegar -sobre todo en los medios afines al PP- el deteriorado mapa político y social es muy favorable para el crecimiento de Vox al que muchos de los sondeos le otorgan hasta 80 escaños.

Y un partido que sin duda va a ser decisivo en las elecciones de Andalucía que se deben de celebrar antes de finales de fin de año y con la posibilidad de un pacto de Gobierno entre PP y Vox como en Castilla y León. Lo que por otra parte influirá de manera decisiva en la política nacional.

Fuente: Rafael Halcón – República

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] Feijóo inicia su liderazgo en el PP sin programa ni propuestas concretas, frente a un Sánchez ah… […]