Discurso hueco y narcisista de Feijóo

Con un país patas arriba como está España y un PP en crisis, porque el cese de Casado no se cura en un santiamén, nos esperábamos un buen discurso político y concreto de Alberto Núñez Feijóo tras ser elegido nuevo presidente del PP. Pero ese discurso necesario no se escuchó, sino que Feijóo dijo: ‘Llegado el momento le mostraremos a los españoles nuestras alternativas’.

Es decir, todavía no ha llegado el momento de que sepamos si Feijóo -que sigue siendo presidente de Galicia, lo que es una anomalía para ejercer el liderazgo de la Oposición- tiene alguna idea o alternativas a las políticas de Energía, Economía y Exteriores de Pedro Sánchez. Por ejemplo ¿qué hay que hacer sobre el gas y la electricidad? O ¿cómo vadear la gran inflación, o cuál es la verdadera posición del PP -probablemente la misma de Sánchez y Mohamed VI- sobre el Sáhara Occidental?

O ¿qué propone Feijóo sobre la falta de cereales, los problemas del campo, la pesca y la escasez de agua en España? en vez de llenarse la boca de todos los tópicos patrióticos sobre España, la Constitución, la unidad del país, etcétera. Y sin renunciar a un narcisismo enfermizo que le acompaña a Feijóo como un ‘don perfecto’ que dice de sí mismo que es: ‘serio, adulto, responsable, moderado, con criterio, etc’. Le faltó llamarse ‘guapo’.

Bueno, esto es lo que hemos visto y oído en el primer discurso de Feijóo ya investido, por aclamación aunque se votará simbólicamente, presidente del PP. Un discurso de ‘calabaza sonora’ (como algunos de los monólogos de Sánchez) en el final del congreso sevillano del PP donde se ofició el entierro de Casado sin el responso de la verdad sobre su muerte política que algún día brillará.

A lo mejor nos sorprende pronto y favorablemente Feijóo, a quien Sánchez acaba de invitar al palacio de La Moncloa para pactar medidas contra el impacto de la guerra de Ucrania en la economía española y también sobre la renovación del poder judicial. Pero, de momento, sólo hemos oído palabras.

Y vamos a ver si Feijóo pasa de las musas al teatro y en vez de criticar todo lo que hace el Gobierno ante los medios de comunicación, y de decirle a Vox que ya está bien de repartir carnes de patriotas, Feijóo se atreve a dar un paso al frente y a explicar en el Congreso de los Diputados un programa político concreto presentando una moción de censura contra Sánchez, antes de que se le adelante Santiago Abascal desde Vox.

Demasiados discursos en el Congreso del PP de Aznar, Rajoy, Moreno y Feijóo y todos ellos con el mismo guión y la pomposidad de la libertad, la democracia, la unidad y lealtad y los tan cacareados ‘principios y valores’ cuando acaban de tirar por la ventana al presidente Casado por decir la verdad y denunciar la corrupción que ya investigan jueces y fiscales en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

Se entiende que, en tan complejas circunstancias, los dirigentes del PP quieran pasar página y hacer de la necesidad virtud, pero tienen un ardua tarea por delante y falta por ver si todo esto lo entenderán sus militantes y votantes y si por el contrario beneficiará a Vox y a Santiago Abascal.

Fuente: Pablo Sebastián – República 

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] Discurso hueco y narcisista de Feijóo […]