La asociación podemita Facua admite en sus actas irregularidades contables y engaños a sus socios

La organización de consumidores Facua reconoce en actas de las reuniones de su dirección, a las que ha accedido OKDIARIO, haber cometido irregularidades en la gestión de sus socios. Entre otras anomalías, la asociación admite haber cobrados cuotas indebidas, y haber contabilizado mal el número de sus asociados -uno de los factores determinantes a la hora de solicitar y recibir subvenciones públicas-.

También se relata en actas de Facua Andalucía y de Facua Nacional la complicada situación vivida después de haber recibido una reclamación de cobro de más de 600.000 euros de los abogados que representaron a la asociación en los procesos mercantiles y penales contra Fórum y Afinsa.

Fuera de la legalidad

El acta de la reunión mantenida por la Junta Directiva de Facua Andalucía del día 5 de octubre de 2018, a la que asistió Rubén Sánchez, expone que, tras haber recibido inspecciones de la Dirección General de Consumo, se identificaron «cuestiones en la gestión de los socios que son anómalas e irregulares y que deben subsanarse».

Entre esas irregularidades detectadas, Facua menciona: «Dar de baja a los socios antes de finalizar el año cuando debe tener efectos a partir del siguiente»; «Cobro de cuotas de forma fraccionada como sistema»; «Cuotas diferentes a la que está estipulada sin motivación o criterio alguno»; «Libros de cajas incorrectos» [el control de entrada y salida de efectivo].

En esa reunión, la Presidenta de la organización, Olga Ruiz, advirtió que es «prioritario que cada organización provincial haga una retrospectiva y vayan poniendo las contabilidades al día y de manera correcta (…) con objeto de que todas nuestras organizaciones estén dentro de la legalidad».

En diciembre de ese mismo año, el acta de la reunión de la Junta Directiva de Facua Sevilla revela que, a raíz de una auditoría «que hicieron a la Federación cuando tuvimos que declarar el número de socios de pleno derecho», los datos aportados no eran correctos.

En ese acta se admite que existen «socios familiares que vienen arrastrándose desde hace años y que no se han dado de baja en el programa».

Y se añade que se ha dado de baja «al socio titular pero no a sus socios beneficiarios o familiares» lo que provoca que exista «un número de socios que no es real, en torno a 4.500 socios».

Dos años después, los problemas sobre la gestión y contabilidad del número de socios se mantenían.

El acta de la reunión de la Junta Directiva de Facua celebrada el 17 de diciembre de 2020, por videoconferencia, da cuenta de una contabilidad del número de socios anómala que persiste desde hace años.

El ministro comunista Garzón duplica la subvención a la podemita Facua: 723.010 euros sólo en 2021

En esa reunión, la presidenta Olga Ruiz explicó que, en el protocolo de gestión de socios, desde 2016 «tenemos aprobado que el socio deudor se mantiene durante cinco años en esa categoría que es al quinto año cuando se le comunica que pasa a adherido de no actualizar su situación con Facua y abonar la cuota».

Este registro de socios «conlleva que el número de socios deudores que contabilizamos cada año es elevado, no considerando que esto sea correcto ni de una imagen adecuada», admite Olga Ruiz, por lo que propone reducir el plazo y pasar de cinco años a uno.

También en la reunión de la Junta Directiva de Facua Andalucía celebrada el 21 de diciembre de 2020, se expone la necesidad de modificar el protocolo de gestión de socios.

«Hasta la fecha, hemos mantenido en nuestros listados de socios de pleno derecho a socios morosos que acumulaban impagos de hasta cinco años», explican.

«Esto ha venido provocando que, en la información que hacemos pública en nuestras memorias anuales, aparece un elevado porcentaje de morosidad, pero además un socio que lleve tanto tiempo de moroso, tres o cuatro años, realmente y en la práctica tiene un estatus similar a un socio adherido y no es un socio pleno ni sigue formando parte de nuestras campañas de recuperación de cuotas», admitieron.

«Algunas de nuestras asociaciones territoriales cobraban la cuota anual a algunos socios de forma fraccionada, en contra del acuerdo que tenemos adoptado de hacerlo en un solo pago», ha indicado Rubén Sánchez, Secretario General de Facua, a este diario.

«Alguna asociación le cobró a varios socios una cuota inferior a la estipulada, y pasó por alto aclararnos que lo había hecho atendiendo a determinados problemas económicos que les manifestaron», dijo. «Alguna asociación daba de baja a los socios de pleno derecho al corriente de la cuota de ese año en ese mismo ejercicio, cuando debía hacerlo en el año siguiente», admitió. «Alguna asociación había incluido las cuotas de los socios en el libro de caja general y le señalamos que debía hacerlo por separado, en un libro de caja específico, dedicado exclusivamente a las cuotas», añadió.

Sobre la contabilidad de los socios, el Secretario General de Facua señaló que, cada año, «comunicamos a las autoridades de consumo nuestras cuentas y el número de socios de pleno derecho que están al corriente del pago de sus cuotas a fecha 31 de diciembre del ejercicio anterior». Y aseguró que los socios morosos «obviamente, no se contabilizan como plenos al corriente de pago».

El roto de Fórum y Afinsa

El 23 de septiembre de 2017 la Junta Directiva de Facua expuso la necesidad de afrontar el pago debido a los abogados que representaron a la organización en los procesos mercantiles y penales contra Fórum y Afinsa, las empresas de sellos intervenidas en 2006 por estafa.

Las facturas de los abogados ascendieron a 610.000 euros, de los que 532.000 correspondían pagar a Facua Andalucía, y 78.500 euros a Facua, en función de los socios que representa cada organización en los distintos procedimientos.

«La realidad es que Facua Andalucía y las asociaciones provinciales integradas en la Federación no disponen en estos momentos de recursos económicos suficientes para afrontar el pago de las juras de cuentas», informaron en la reunión de la Junta Directiva.

La organización decidió entonces que Facua prestara ayuda económica a Facua Andalucía, con el compromiso de la asociación andaluza de devolver las cantidades entregadas.

«La devolución de la ayuda recibida se vinculará a las cuotas de socios cobradas y en un plazo de tiempo razonable, con la aportación por cada asociación provincial integrada en Facua Andalucía de tres euros por cuota de socio cobrada en 2017 más una contribución de Facua Andalucía (…)», explica el acta de aquella Junta.

El roto causado fue tal que el fundador de la asociación, Francisco Sánchez, padre del actual líder de la organización, Rubén Sánchez, puso su cargo a disposición, lo que fue rechazado por la Junta.

Facua no precisa en las actas consultadas por este diario si los préstamos entre sus organizaciones implicaron un tratamiento fiscal determinado para este tipo de operaciones vinculadas.

IVA en cuotas extraordinarias

Las asociaciones de consumidores están exentas del pago del IVA en las cuotas ordinarias de sus socios. Pero las cuotas extraordinarias, las que se pagan por servicios extraordinarios, por atenciones particulares -en general, en los casos de fraudes masivos-, sí que tienen que abonar IVA.

De acuerdo a las actas de Facua consultadas por este diario, la organización aparentemente no sabía que estaba obligada a ese pago.

En la reunión de la Junta Directiva de Facua Sevilla celebrada el 2 de marzo de 2020, se informó que se había consultado en la Agencia Tributaria sobre el cobro de IVA en cuotas extraodinarias.

«Tras realizar la consulta y habiéndonos indicado que tenemos que abonarlo, hemos abonado la concerniente a 2016-2019 por importe de 40.000 euros correspondiente a 20% de recargo más el recargo legal por año, y dicha cantidad se ha sufragado con el depósito que tenemos en tribunales», explica el acta de esa reunión.

Unas semanas antes, en febrero de 2020, en la reunión celebrada entonces por la Junta Directiva de Facua, a nivel nacional, la Presidenta, Olga Ruiz,  informó «sobre la repercusión del IVA de las cuotas extraodinarias», indicando que ya se había «procedido al ingreso en la Agencia Tributaria de las cantidades correspondientes».

A este respecto, Rubén Sánchez ha manifestado a preguntas de este diario que Hacienda «nos informó hace años de que las cuotas que abonan  nuestros socios estaban exentas de IVA, por lo que no se lo repercutíamos». Posteriormente, ha explicado, «tras una consulta al respecto de una de nuestras organizaciones, Hacienda nos indicó que las cuotas extraordinarias vinculadas a actuaciones judiciales sí debían tributar IVA. Ante esto, procedimos a abonar las cuantías correspondientes al impuesto».

Fuente: Alberto Ortín – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] La asociación podemita Facua admite en sus actas irregularidades contables y engaños a sus socios […]