La generación de Casado se queda huérfana: “El PP vuelve a los dinosaurios”

Antiguos compañeros de NNGG del aún presidente y cargos de unos 40 años recientemente nombrados en Las Cortes y las CCAA temen convertirse en una “promoción perdida” en la nueva etapa del partido.

Algunos ocupaban ya puestos de responsabilidad y otros estaban llamados a hacerlo en la propia legislatura. No obstante, la marcha de Pablo Casado amenaza seriamente su proyección en el PP. Los compañeros de generación del todavía presidente nacional del PP han sido testigos directos del auge y caída de su amigo. Y, ahora, temen que el futuro dentro del partido que se les abría a todos ellos caiga en saco roto.

Así lo reconocen a Vozpópuli algunos de los colaboradores más próximos a Pablo Casado. Alguno de ellos, desde su etapa al frente de Nuevas Generaciones: “La gente de 35 a 40 años se ha quedado totalmente huérfana. La sensación es que vamos a formar parte de una promoción perdida dentro del partido en la que muy pocos van a tener puestos de relevancia en la nueva etapa”.

Las mismas fuentes explican que esa generación de Casado “va mucho más allá de los rostros conocidos”, aunque apuntan que la ‘guardia pretoriana’ del aún presidente en Génova tendrá “muy difícil” su “supervivencia” en el partido con la nueva dirección.

En este punto, citan a Teodoro García Egea, Antonio González Terol, Alberto Casero, Javier Maroto o Andrea Levy: “Algunos se mantuvieron leales hasta el final. Otros, decidieron cambiar de bando con la esperanza de tener hueco en la nueva ejecutiva de Feijóo, pero no parece que vayan a tener suerte”.

En esta lista, compañeros de generación de Casado incluyen a “los integrantes del comité ejecutivo nacional, de 35 a 40 años, que fueron nombrados por Pablo en 2018“, y los integrantes del consejo de dirección del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso que “también traicionaron a Pablo”. Las mismas fuentes advierten a la antigua ‘generación del Luarqués’ que diseñó la carta pidiendo la dimisión de García Egea que “es posible que Feijóo tampoco quiera tenerlos cerca”.

De Aznar a Feijóo, 32 años en bucle

Diputados y cargos autonómicos

Más allá de estos dirigentes nacionales, tanto en la ejecutiva de Casado como en los grupos parlamentarios de Congreso y Senado, las fuentes consultadas afirman que la caída del todavía presidente afectará a “parlamentarios rasos, asesores… e incluso a cargos autonómicos recientemente nombrados”.

Así, afirman que “diputados como Tomás Cabezón, de Soria, o Eduardo Carazo, de Valladolid, van a quedar marcados solo por ser próximos a Casado”. Lo mismo va a pasar con aquellos asesores procedentes de NNGG que forman parte de diferentes grupos parlamentarios y municipales.

En cuanto a los dirigentes regionales que ahora están en una situación más complicada, las fuentes consultadas citan a Marga Prohens, Carlos Mazón y Jorge Azcón, impulsados por Casado y Egea a las presidencias del partido de Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón en los últimos meses: “Han quedado en una situación complicada. Si no gobiernan en 2023, pueden tener problemas”.

Un PP de “dinosaurios” y “palmeros”

Todos estos nombres representan, en todo caso, “la punta del iceberg”, según las fuentes consultadas: “Hay muchos más que esperaban una oportunidad a partir de la próxima legislatura”.

Pablo Casado, añaden las fuentes consultadas, “quería hacer, de verdad, una renovación del partido, dando protagonismo a las nuevas generaciones”. Su objetivo, añaden, era que “los de NNGG, y los jóvenes valores del partido, dejaran de ser simples palmeros de las viejas glorias y ocuparan puestos de responsabilidad”.

Ahora, sin embargo, los compañeros de generación más afines a Casado ven imposible esa meta: “Vuelven los dinosaurios. Volvemos al PP de Rajoy, que es el de Bárcenas y el de la Gürtel. Con eso quería acabar Pablo, pero no le han dejado”.

Un choque de generaciones

El choque entre generaciones, en todo caso, viene desde hace meses. Ya en octubre, Esperanza Aguirre advirtió que había “muchos niñatos en Génova” y ese análisis era compartido por cargos relevantes del partido en diferentes comunidades autónomas que, sin embargo, decidieron guardar silencio entonces.

El problema es que se pasó de unas Nuevas Generaciones del PP a un PP de Nuevas Generaciones

Ahora, esas tensiones son evidentes y se están haciendo públicas a pocos días del congreso extraordinario. Un dirigente del partido, que pasó de respaldar a Casado a pedir abiertamente su cese, dejó a las claras cuál es la posición de muchos cargos populares que apoyan sin ambages a Feijóo y un giro en el PP: “El problema es que se pasó de unas Nuevas Generaciones del PP a un PP de Nuevas Generaciones”. Y eso, afirman otras fuentes, “no puede volver a ocurrir”.

Fuente: Jesús Ortega – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
2 Comentarios
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] La generación de Casado se queda huérfana: “El PP vuelve a los dinosaurios” […]

trackback

[…] La generación de Casado se queda huérfana: «El PP vuelve a los dinosaurios» […]