La crisis energética desborda a Pedro Sánchez: “El Gobierno es incapaz de gestionar”

Los malos resultados de la gira europea, el fiasco del Sáhara, la falta de respuestas a la escalada de precios y el creciente malestar por la huelga del transporte desbordan a Pedro Sánchez.

Los problemas se amontonan en la mesa de Pedro Sánchez. Y el Gobierno parece incapaz de dar solución a ninguno. El presidente no ha logrado los objetivos que se planteó en su gira europea. El desacople de los precios del gas a la electricidad no está de momento encima de la mesa del crucial Consejo Europeo de finales de este semana. Nadie conoce qué medidas económicas planteará el Ejecutivo para paliar la escalada de precios. Mientras tanto, la huelga del transporte sigue sumando sectores, la flota pesquera sigue amarrada y las grandes empresas hablan ya de un desabastecimiento severo si no se toman decisiones de forma urgente.

Las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania se esperaban en un mes. Y han transcurrido casi 30 días desde el inicio del ataque ordenado por Vladimir Putin. Sánchez está “desbordado” de problemas, a los que ha sumado recientemente su cambio de postura con el Sáhara para recomponer la relación con Marruecos, según reconocen fuentes socialistas ante la magnitud de la crisis. “Es como si hubieran perdido el guion. Solo hay que ver la aprobación de este Perte aeroespacial en el Consejo de Ministros”, reconocen estas fuentes. “Es como si el Gobierno se viera incapaz de gestionar, cuando más gestión se necesita”.

Sánchez acumula diez días de tour por Europa sin que España haya podido convencer a sus socios de su principal demanda: desacoplar los precios del gas de la electricidad. La negativa de Alemania y la tibieza que ha exhibido Italia, aliado clave de nuestro país en la pandemia, hacen muy difícil que Sánchez consiga sus objetivos. “Hay que esperar hasta el último minuto, porque en Europa siempre hay partido hasta el final”, reconocen desde el Gobierno. “Si no es este tema, Sánchez siempre puede arrancar algún otro compromiso o ayudas”.

Sánchez se queda sin tiempo

El jefe del Ejecutivo ha fiado al resultado de esta reunión en Bruselas la respuesta a la crisis económica de la guerra en el Este de Europa. El Gobierno ha dado varios bandazos. Y nadie sabe muy bien qué planteará. Las comunidades autónomas “no tienen información” y los grupos políticos, tampoco. Unidas Podemos, socio de coalición del PSOE, ha hecho unas propuestas que nada tienen que ver con la bajada de impuestos que Sánchez anunció en televisión. El presidente ha prometido este martes a las eléctricas que no les impondrá nuevos impuestos, como pide la formación morada.

“En definitiva, no sabemos lo que quiere hacer”, admiten desde la oposición. “No hemos vuelto a saber nada y, como siempre, esperarán al último minuto. El problema es que, en esta ocasión, igual no tienen ese minuto”.

Este portavoz se refiere a la huelga de transportistas, que lejos de amainar gana fuerza más de una semana después. El Gobierno calificó a los convocantes originales como grupos minoritarios de ultraderecha y próximos Putin. Y varios días después se ha encontrado con más asociaciones sumándose al paro y otra manifestación -esta vez del transporte de viajeros- el domingo en Madrid. “El problema ya no es que el desabastecimiento, que también. El problema es que ya está empezando a afectar al empleo”.

La cadena alimentaria y del gran consumo ha alertado este martes de que “la situación ya es, en estos momentos, insostenible“. En un comunicado, suscrito por las patronales Cooperativas Agroalimentarias, Fiab, Aecoc, Asedas, Aces y Anged, las empresas han instado a “acabar inmediatamente con un conflicto que está teniendo elevados costes para la economía y el conjunto de la sociedad”.

Desde la cadena de valor agroalimentaria y del gran consumo “se  considera inaplazable poner fin a esta situación  que está poniendo en claro riesgo el abastecimiento de productos, así como la continuidad de miles de negocios y empleos”, explica el texto.

El Sáhara y Marruecos

Sánchez tiene que lidiar además con el Sáhara, que ha dividido por completo a la coalición y le ha enfrentado a los principales grupos de la oposición por la falta de transparencia. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, comparece el miércoles en el Congreso para explicar la nueva posición de España y en qué consiste el acuerdo al que se ha llegado con Marruecos.

Sánchez, que no tenía previsto dar explicaciones en el Congreso, se verá obligado a hacerlo la próxima semana, cuando tenga que explicar a la Cámara el acuerdo que se alcance en el Consejo Europeo y, de paso, porqué se ha roto con un 45 años de política exterior de la noche a la mañana.

Fuente: Jorge Sáinz – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios