Explota el escándalo de la segunda niñera de Irene Montero: «Iba al chalé estando de baja»

El caso de Gara Santana fue «muy sonado» en el partido y puede abrir otra derivada judicial si desempeñó tareas mientras cobraba de la Seguridad Social.

a exresponsable del equipo de prensa de Podemos Gara Santana ha entrado de lleno en la tormenta del caso niñera de Irene Montero. La exescolta de la lideresa de Podemos Elena González reveló este martes en sede judicial que además de Teresa Arévalo -exdiputada y ahora miembro del gabinete de la ministra de Igualdad-, Montero gozaba del servicio de otra dirigente para que la ayudara en el cuidado de sus hijos y de Pablo Iglesias. Se trata de Gara Santana, quien según revelan fuentes de Podemos a THE OBJECTIVE, ejerció de niñera durante varios meses e incluso estando de baja laboral: una circunstancia que califican de grave por su posible implicación con la Seguridad Social.

Santana manifestó en más de una ocasión su malestar por tener que ejercer de cuidadora de los niños de la pareja que lideraba Podemos. Así lo revela la exescolta de Montero, que solía acompañarla en algunos de sus traslados, según detallan fuentes del partido morado a este diario. La exescolta, de hecho, trabajaba de facto de chofer. Mientras que la queja de Santana era muy conocida en el partido. Y posiblemente por ello pidió una baja«La presionaban mucho», explican.

La exescolta sabía que Santana ejercía de niñera porque, entre otras cosas, ella era la encargada de recogerla para traerla a Galapagar. «La iba a buscar a Moratalaz y la llevaba al chalet de Galapagar para que cuidara de los niños», revelan las fuentes consultadas por este diario. «Lo hacía estando de baja. Eso no lo ha dicho Elena [González]. Es un escándalo», explican las fuentes consultadas, que apuntan a que este caso puede derivar en un fraude a la Seguridad Social.

Baja laboral por estrés o depresión

Según estas fuentes, Santana pidió la baja por «estrés o depresión». Esta incapacidad temporal se prolongó durante varias semanas, según revelan las fuentes consultadas. Pero esa condición no fue suficiente para que Montero renunciara a su servicio. Según miembros destacados de Podemos, Santana hizo de segunda niñera hasta al menos las elecciones de 2019, si bien por aquel entonces volvió a su tarea oficial.

La declaración de la exescolta de Montero añade leña al fuego de la polémica. Primero fue por la denuncia de la abogada del partido Mónica Carmona, quien sostuvo que Teresa Arévalo ejercía de niñera a pesar de cobrar del partido y después del ministerio. Carmona denunció que Podemos la despidió por investigar este caso y otras posibles irregularidades. Y ahora por lo que se pueda descubrir del caso de otra asesora entregada a ayudar a los líderes del partido más allá de su trabajo oficial. Ahora, esta asesora es redactora jefa del diario digital de Dina BousselhamLa Última Hora.

Cuando la escolta de Montero la denunció para trato laboral «discriminatorio», Podemos acabó firmando un acuerdo extrajudicial que se mantiene en gran secreto. La ministra de Igualdad se preocupó mucho por aquella denuncia. Así que optó, bajo consejo de legales de Unidas Podemos y del líder del PCE, Enrique Santiago, por un acuerdo extrajudicial: en las entrañas del partido se habla de unos 50.000 euros. El acuerdo planteaba algo parecido a un pacto del silencio. Aunque el pasado martes, tras acudir al juzgado madrileño en calidad de testigo, la exescolta ofreció algunos detalles sobre las trabajadoras de Podemos que ayudaban a la ‘número dos’ en el cuidado de sus hijos.

Comunistas con mayordomo

Un caso «muy sonado»

Por ejemplo, que Santana había llegado a quejarse porque «estaba cansada de hacer el trabajo de cuidadora» y que «sus compañeras» del gabinete de prensa habían comenzado a «acusarla» de que no desempeñaba las funciones para las que había sido contratada dentro del partido.

Otras fuentes de Podemos confirman esta versión, y hablan de «maltrato» por parte de la ministra hacia la encargada de prensa. «Lo de Gara fue muy sonado por esto», repiten en la formación morada. Según algunas fuentes, Santana recibió algo parecido a amenazas, y pudo perder temporalmente su trabajo por negarse en un determinado momento a ayudar en el cuidado de los hijos de Iglesias y Montero. Pudo «salvarse» gracias a la intermediación de otro cargo destacado del partido, Rafa Mayoral, que la defendió.

Ayuda en el Congreso

El caso de Santana se suma a otras polémicas que involucran a trabajadores de Podemos en asuntos domésticos de la pareja Iglesias-Montero, tal y como ya desveló el libro Al olor del dinero (Esfera de los libros, 2021), donde se detallan conversaciones de algunos afectados con la ministra. Y es que la entonces portavoz de Podemos en el Congreso pedía a sus ayudantes acudir también al Hemiciclo cuando llevaba consigo a sus hijos.

Parte de estas informaciones están siendo confirmadas por varias declaraciones ante el juez. Antes con la denuncia de la abogada Carmona, y ahora con el discurso pronunciado por Elena González en el juzgado. Fuentes judiciales añaden que no se puede descartar que la propia Gara Santana tenga que acudir a declarar para determinar si Arévalo ejerció de niñera de Iglesias, y si lo hacía ella también. En el caso de Arévalo el juez instruye un posible caso de administración desleal. Pero en el de Santana se sumaría el agravante, según admiten en Podemos, de que todo ocurrió incluso durante una baja laboral. «Es un escándalo», zanjan los más críticos.

Fuente: Luca Costantini – The Objective

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
2 Comentarios
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] Explota el escándalo de la segunda niñera de Irene Montero: «Iba al chalé estando de baja» […]

trackback

[…] Explota el escándalo de la segunda niñera de Irene Montero: «Iba al chalé estando de baja» […]