La rebelión del transporte cobra fuerza mientras Sánchez intenta cercar a las petroleras

El Gobierno vuelve a retrasar sus medidas y tres plataformas se suman al paro. Los 500 millones que ha ofrecido al transporte sólo se concretarán el viernes 25, cuando conozca qué va a sufragar Bruselas. Una parte la va a cargar a las petroleras.

Nueva patada hacia adelante. El Gobierno ha presentado un principio de acuerdo con las asociaciones mayoritarias del transporte como un acuerdo ya cerrado que le permite seguir alargando la respuesta a la crisis y ahora mismo, el paro del transporte, que protesta precisamente porque esta respuesta no llega. Tres plataformas más, Fenadismer, Fetransa y Feintra, se han sumado al paro. La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha anunciado que el Ejecutivo pone encima de la mesa 500 millones de euros en ayudas al gasóleo profesional, pero no ha concretado nada: todo se lleva a una nueva reunión el viernes 25, precisamente el día en que acaba el Consejo Europeo al que Pedro Sánchez fía el arreglo de todos sus males. El Gobierno va a cargar parte de este plan a las petroleras, las “distribuidoras o comercializadoras de combustibles”, según se ha transmitido desde la reunión con el transporte y ha confirmado la vicepresidenta primera para Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Este cargo a la petroleras se supone que se hará con un alza fiscal transitoria o a través de algún ajuste en línea con el tope a los beneficios caídos del cielo de las eléctricas.

El motivo de este nuevo aplazamiento de las ayudas, según se trasluce y han interpretado fuentes del sector: se quiere calibrar qué parte de este plan puede financiar Bruselas. El Consejo Europeo es la clave de todo para Sánchez, que no quiere concretar medidas hasta conocer qué ofrece la Comisión Europea, y así ver qué parte financia. Lo que le quede al Gobierno español se hará a cargo de los Presupuestos, según Calviño. En este sentido, Transportes ha convocado a los transportistas el viernes cuando acabe el Consejo Europeo.

El Gobierno, que aseguró la semana pasada que preparaba rebajas fiscales, empezó el miércoles a dejarlas de lado y ganaban enteros las ayudas. Ahora asegura que estas medidas no serán de carácter fiscal, ya que asegura que en España el transporte profesional cuenta ya con “la fiscalidad mínima que permite la normativa europea, lo que no ocurre en otros países de nuestro entorno, que cuentan con una fiscalidad más alta”. A esto añade que así “se asegurará que la bonificación llegue íntegra al sector en forma de menores precios”.

Los transportistas no han conseguido concreción sobre cuántos céntimos por litro prevé subvencionar el Gobierno ni durante cuánto tiempo, tan sólo que las ayudas empezarán a aplicarse, en principio, desde el 1 de abril.

Como en Francia, cuyo plan España va a copiar, pero en el caso del país vecino, se conoce desde el primer momento que se trata de una rebaja de 15 céntimos por litro entre 1 de abril y 31 de julio. Lo que se suma a más medidas. También tienen varias iniciativas concretadas e incluso en vigor Portugal, Italia, Irlanda y Polonia. Portugal, por su parte, subvenciona hasta 40 céntimos por litro. Polonia ha rebajado el IVA de los carburantes del 23% al 8% desde el 1 de febrero. Italia ha aprobado un decreto que reducirá en 25 céntimos el litro de gasolina y del gasóleo hasta el 30 de abril dentro de un plan dotado con 4.400 millones de euros.

Las plataformas del transporte tenían que votar ahora con sus asociados en asambleas extraordinarias el plan. Fuentes del sector veían difícil que fueran a validar un plan sin concreción, cuando lo que el transporte quiere saber es cuál va a ser la rebaja y por cuánto tiempo. Finalmente, Fenadismer, Fetransa y Feintra lo han rechazado.

En este sentido, Lorenzo Amor, presidente de la Federación de Autónomos ATA y vicepresidente de CEOE, alerta de que ni el Gobierno ni las asociaciones mayoritarias saben realmente cuántos transportistas tienen parados, tanto porque defienden el paro como porque no se atreven a salir mientras éste dure. Así, augura que el 75% va a seguir parado mientras no se concreten medidas. Esto implica que el paro va a seguir hasta el día 25 por lo menos.

Los convocantes rechazan el plan y suman adeptos

La ministra de Transportes no ha querido responder a la cuestión de qué esperaba el Gobierno que hiciera la asociación convocante del paro, con la que se ha negado a sentase a negociar, y ha dicho que no sabe qué pretende hacer esta organización, Plataforma en Defensa del Sector Transportes, que hoy cumple una semana desde que inició el paro. Eso sí, ha asegurado que el Gobierno seguirá ofreciendo seguridad a los transportistas que salgan estos días a la carretera. Precisamente la Plataforma ha anunciado que rechaza el plan.

Luego se han sumado Fenadismer, que integra a más de 32.000 empresas de transporte con más de 50.000 vehículos, Fetransa y Feintra. Estas tres patronales están integradas en el CNTC, el interlocutor que sí reconoce el Gobierno. En un comunicado conjunto, Fenadismer, Fetransa y Feintra explican que la oferta del Gobierno que se aprobará el 29 de marzo no concreta “en qué consistirá dicha medida ni cómo se articulará”. Tampoco “lo que es más importante”: “En qué cuantía de la posible ayuda le corresponderá a cada transportista, y si ésta llegará tanto a los transportistas pesados como a los ligeros”.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha subrayado que “no nos podemos permitir que el país esté parado”, y que “si paran los hornos eléctricos. será el paro del país, una catástrofe”, aunque también defiende a los transportistas. Fenadismer forma parte de CEOE a través de ATA.

Fuente: Mercedes Serraller – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] La rebelión del transporte cobra fuerza mientras Sánchez intenta cercar a las petroleras […]