PP y Vox acusan a Sánchez de retrasar la rebaja fiscal para “recaudar más”

Santiago Abascal se descuelga de la ronda de negociaciones que iniciará el Gobierno en el Congreso. El presidente arremete con dureza: “Salvini, Le Pen, usted y Putin no se saldrán con la suya”.

La guerra de Ucrania y las medidas para paliar el impacto económico del conflicto han vuelto a capitalizar la sesión de control al Gobierno. Los principales partidos de la oposición han redoblado la presión sobre Gobierno para que acelere y concrete la rebaja fiscal pactada el pasado domingo durante la Conferencia de Presidentes, y que Pedro Sánchez no llevará al Consejo de Ministros hasta finales del mes de marzo, previa negociación con las fuerzas parlamentarias y con los agentes sociales. “¿Qué sentido tiene hacer esperar a los españoles hasta el 29 de marzo? Únicamente recaudar más”, lanzaba Cuca Gamarra, erigida una semana más como líder de la oposición tras la caída de Pablo Casado.

En un tono algo más comedido que el exhibido la semana pasada, cuando el PP acusó al Gobierno de “utilizar” el conflicto bélico para “tapar su incompetencia”, la portavoz del primer partido de la oposición ha censurado que el jefe del Ejecutivo pida “sacrificios” a los españoles cuando sigue manteniendo “el Gobierno más caro de la historia”. Gamarra ha exigido un recorte “inmediato” del gasto ministerial para hacer frente a la “inflación galopante” y a un futuro “llen ode incertidumbres”. “No se trata de gastar menos, sino de gestionar mejor los recursos que son de todos”, proclamaba la cabeza visible de los populares en el Congreso, con la que Moncloa se reunirá este mismo miércoles precisamente para concretar los puntos de ese Plan Nacional de Respuesta a las consecuencias económicas de la guerra.

Por su parte, el jefe del Ejecutivo ha reprochado a la portavoz popular su tono comparándola con el “antiguo PP”. “Cuando la escucho no sé si contesto al antiguo o al nuevo PP. Razonan con los mismos argumentos y se oponen con los mismos argumentos que el anterior PP y me recuerda al portavoz del antiguo PP”, afeó, poniendo en duda la moderación de los populares bajo el liderazgo del Alberto Núñez Feijóo.

Mucho más contundente ha sido Santiago Abascal, que ha recogido el guante del PP a la hora de exigir recortes en el gasto superfluo para hacer frente a las consecuencias económicas de la invasión rusa, pero poniendo el foco en el cierre del Ministerio de Igualdad. “Cambie de rumbo, y elimine o rebaje los impuestos sobre los bienes esenciales en vez de hacer caja”, instaba. Según informan fuentes de la presidencia del Gobierno, Vox ha rechazado participar en la ronda de negociaciones en el Congreso de los Diputados que iniciará este miércoles el Ejecutivo. Después del PP, Moncloa se verá este miércoles con los representantes parlamentarios de Ciudadanos, PNV y ERC, por este orden.

Sánchez ha vuelto a reclamar unidad a los grupos parlamentarios, “que trascienda las siglas”, para consensuar el Plan Nacional de Respuesta a las Consecuencias Económicas de la Guerra. Un plan de choque para mitigar el efecto en la inflación de la invasión rusa de Ucrania que se aprobará el próximo 29 de marzo en el Consejo de Ministros. El presidente del Ejecutivo ha evitado concretar las rebajas fiscales que se negociarán con el resto de formaciones políticas, comunidades autónomas y agentes sociales. En lo que sí ha puesto el foco es en la reforma del mercado eléctrico, para fijar un precio máximo al gas, que se discutirá en el próximo Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo.

Para buscar apoyos a la propuesta que España lleva defendiendo desde el pasado mes de octubre en el seno de la UE, Pedro Sánchez iniciará este miércoles una gira europea para reunirse con líderes de los países de los Veintisiete. La primera reunión será con el primer ministro croata, este miércoles en Moncloa, y rematará en Irlanda. En total, la gira europea comprende ocho países de la UE, que tendrá su primera parada en Eslovaquia, para continuar en Rumanía, Italia —donde estarán presentes los responsables del Gobierno portugués y griego— y Alemania. La agenda todavía se está acabando de perfilar y podría incluir más reuniones. “Confiamos más en estas medidas” en el seno de la UE, fijando precios máximos, que en las rebajas fiscales, explicó la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez.

Vox se descuelga de los ‘pactos de país’

Sánchez ha arremetido con dureza contra el líder de Vox, a quien ha acusado de defender unos intereses similares a los de Vladímir Puntin, agitando la división y la inestabilidad en Europa. “Qué sería de la UE si gobernara Salvini en Italia, Le Pen en Francia o ustedes tuvieran algún tipo de responsabilidad gubernamental”, se ha preguntado para continuar con que “sería la muerte de la UE porque representan todo lo opuesto”, tras enumerar que, al igual que Putin, buscarían dividir a la sociedad, alentar el desánimo y calentar la calle “contra el gobierno que está en contra de la invasión y la guerra”.

Es por ello, que según concluyó, “Putin ha apoyado a aquellos con los que usted se reunía a principios de año”, en referencia a la cumbre organizada por Vox en Madrid con los líderes de la ultraderecha europea. “Putin querría gobierno en la UE autoritarios, pero claramente eso no va a ocurrir. Ni España no la UE van a permitir que ustedes gobiernen, la UE prevalecerá y Salvini, Le Pen, ustedes y Putin no se saldrán con la suya”, remató Sánchez tratando de arrinconar a los de Abascal fuera de los consensos europeos y al lado de los intereses rusos.

Fuente: Ana Belén Ramos/Iván Gil – El Confidencial

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios