Descontrol en el Estado: Hacienda detecta 1.059 entes públicos que no se sabe de quién dependen

El Ministerio de Hacienda plasma negro sobre blanco el descontrol que existe en la Administración pública española. El departamento que lidera María Jesús Montero ha emitido un informe en el que cifra en 1.059 los entes públicos (fundaciones, asociaciones, sociedades, consorcios, etc.) de los que se desconoce su dependencia. Es decir, el Estado no sabe exactamente ante quién responden esas entidades oficiales.

Así consta en el informe Entidades que integran el Sector Público Local elaborado en los últimos días con los datos disponibles a 31 de diciembre de 2021. En el membrete del documento figura la Secretaría de Estado de Hacienda y la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local.

«En cuanto a los entes de los que se desconoce su dependencia (aunque se presupone del sector local), su número alcanza los 1.059, lo que supone un 25,2% del total de entes no principales», indican los técnicos de Hacienda.

Esta situación «afecta especialmente a las asociaciones (para el 90,7% de ellas no se conoce el ente principal del que depende) y a las fundaciones, aunque en menor medida (51,2%)». El Ministerio trabaja en tratar de organizar la enrevesada Administración española. No obstante, más de mil entidades son entes fantasma que no se sabe quién controla y si siguen en funcionamiento, entre otros extremos.

La cifra está en aumento. En las legislaturas de Mariano Rajoy (PP) al frente del Gobierno, el Estado se apretó el cinturón y se redujo sobremanera los chiringuitos ineficaces. No obstante, con Pedro Sánchez se ha producido un cambio. El descontrol está en alza: en junio de 2021 la cifra de entes públicos fantasma era de 1.002. Ahora, ha subido hasta los 1.059.

«Desde el año 1996, primero de este estudio, se distinguen dos fases en la evolución del sector público local: una primera hasta 2009 caracterizada por la expansión del sector, en la que crece de forma considerable el número de entes dependientes, aumentando en este periodo un 64,5%; y una segunda fase a partir de 2010 de reducción progresiva, acumulando un descenso hasta 2021 del 34,2% y situándose en número de entes dependientes en niveles análogos a los de 1997», explica el informe que desvela OKDIARIO.

El año 2021 terminó con 4.199 entidades públicas «no principales». Tras la crisis de 2008 España contaba con 6.455 organizaciones de estas características. En los últimos cinco años 697 entes fueron baja en el sector público, de los cuales el 11,5% (80 entes) realmente modificaron su naturaleza (pasaron a depender de otra instancia pública o pasaron al espacio privado). Por otro lado, en el mismo periodo hubo 115 altas, de las cuales el 20% (23 entes) no son entes de nueva creación, sino que se integraron en el sector público local desde otros sectores institucionales.

 

Informe del Ministerio de Hacienda.

En total, a cierre del año hay 792 organismos autónomos, 54 entidades públicas empresariales, 484 consorcios, 1.513 sociedades, 683 fundaciones, 624 asociaciones y 49 comunidades de usuarios. En total, 4.199 entes dependientes que se suman a 12.984 entidades principales (ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades, comarcas, áreas metropolitanas, etc.).

Por tanto, más de la mitad son sociedades y organismos autónomos, siendo las primeras un 36% del total y los segundos un 18,9%; y el resto lo constituyen fundaciones (16,3%), asociaciones (14,9%), consorcios (11,5%) y una parte residual de entidades públicas empresariales (1,3%) y de comunidades de usuarios (1,1%).

Barcelona, Sevilla y Málaga son los ayuntamientos con más entidades dependientes, con 50, 36 y 22, respectivamente. Entre las Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares, los que cuentan con más entes dependientes son el Cabildo Insular de Tenerife con 40 y las Diputaciones Forales de Vizcaya y Guipúzcoa con 35 y 25, mientras que la Diputación Provincial de Soria es la única entidad provincial sin entes dependientes.

Desde el 2013 hasta el 2021 se han suprimido 1.402 entidades, como consta en la liquidación del presupuesto del ejercicio anterior a su disolución. De estas entidades, 444 tuvieron resultados negativos por 84,6 millones de deuda. Sin embargo, el gasto de explotación y en asuntos no financieros de estos entes suprimidos era de 1.191,2 millones de euros, cuantía en la que han reducido su gasto las arcas españolas.

Fuente: Fernán González – OKDiario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] Descontrol en el Estado: Hacienda detecta 1.059 entes públicos que no se sabe de quién dependen […]