Mañueco ofrecerá a Vox antes del lunes un programa de Gobierno para agilizar el pacto

-Mañueco acerca posturas con Vox: «Hay oportunidades de avanzar en un programa de legislatura»

-Soria ¡YA! sólo apoyaría la investidura de Mañueco si deja fuera del Gobierno a Vox

El Partido Popular de Alfonso Fernández Mañueco avanza en su negociación con Vox. El plan pasa por cerrar primero un acuerdo de programa de Gobierno y después abordar la negociación de los cargos. Mañueco sigue pensando en una opción de Gobierno en solitario, pero, lo cierto, es que asume ya que la peor opción sería una repetición de elecciones.

Las negociaciones más urgentes son las de Vox y Soria ¡Ya! Pero con Vox, el PP logra ya el respaldo necesario para superar la investidura y con Soria ¡Ya! no. Por lo que la prioridad se convierte en especialmente destacada en el caso de Vox. El objetivo es lograr antes de este lunes “un acuerdo de legislatura”: un programa básico de Gobierno que permite avanzar en la negociación de los cargos.

La tercera fuerza que se mantiene en las conversaciones es UPL, que han manifestado ya su intención de llegar a acuerdos y vincularlo en su caso a un apoyo para la sesión de investidura y “la formación de un Gobierno en torno a la formación que ha ganado las elecciones”, como han confirmado al PP fuentes de esa formación.

Carlos Fernández Carriedo, miembro de la Comisión Negociadora del PP, de hecho, lamentó la “autoexclusión” de PSOE y Podemos en las conversaciones. El PP ha confirmado a OKDIARIO que siguen abiertos a un pacto con Vox. Y ea reafirmación surge después de que Esteban González Pons calificara a Vox como una formación de extrema derecha. Los ‘populares’ señalan que “no se sienten condicionados” y que cuentan con “libertad y manos libres para llegar a acuerdos para lo que interesa a la Comunidad”.

Fernández Carriedo ya ha afirmado que “el PP quiere hablar en torno a un proyecto de legislatura y se tiene que valorar por el contenido de ese proyecto, porque es lo que presentaremos finalmente. Pedimos a la sociedad que valore ese proyecto, que sea útil para Castilla y León”.

 

El PP también ha dado pasos ya en cuanto a la constitución de la Mesa de las Cortes. Fernández Carriedo sostiene que el PP “cuenta con una ventaja”: la necesidad de menos apoyos que los necesarios para superar la sesión de investidura. Y es que sólo tiene que sumar más apoyos al candidato propuesto que los que obtengan los del resto de formaciones.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha implantado dos ideas claras. La primera, que “no hay líneas rojas” en el posible pacto con Vox. La segunda, que “no se quiere un Gobierno de coalición pero, bajo ningún concepto, se debe llegar a repetición de elecciones”. Y eso implica que un pacto con Vox gana opciones.
El PP afronta un momento decisivo en su relación con Vox. En toda España y, en especial, en una determinada región. La negociación para formar Gobierno en Castilla y León supondrá un paso en la política de alianzas de los populares.

Fernández Mañueco tiene plena autonomía para negociar con Vox. Y sabe que la caída de Pablo Casado y el ataque de la anterior cúpula de Génova a Díaz Ayuso puede tener un obvio impacto electoral. Y de repetirse los comicios, ese impacto debería pasar su prueba de fuego, en primer lugar en Castilla y León. Y eso hace que el miedo a una repetición de elecciones haya crecido considerablemente. Y, consecuentemente, la posibilidad de un pacto con Vox ha aumentado.

Fuente: Carlos Cuesta – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios