Nuevo hachazo de Escrivá a los autónomos para congraciarse con Podemos

Plantea rebajar la cuota mínima a 202 euros, subir la máxima a 1.123 y reducir la capacidad de deducción de los societarios. Familiares colaboradores no cotizarán según ingresos reales, en una propuesta que intenta aislar a ATA, la asociación mayoritaria.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha dado un viraje y ha propuesto a lo autónomos un nuevo hachazo centrado en societarios y colaboradores para congraciarse con Podemos. Las propuestas que ha planteado este lunes buscan además aislar a ATA, la asociación mayoritaria. Esta estrategia se produce a los 15 días de que Inclusión cediera y se abriera a modificar el cálculo de los ingresos reales y a descontar deducciones ante la presión de los autónomos, contrarios en su mayoría a la reforma. Sin embargo, la propuesta recibió críticas de todos los frentes, muy especialmente, de Podemos. Pablo Echenique la tachó de «inaceptable»: «¿Ahora se propone, encima, bajar la cuota a los autónomos que más ganan y subírsela a los más precarios? Nosotros no podemos (ni queremos, ni vamos a) apoyar semejante cosa. Que quede claro», tuiteó.

Así, el Gobierno ha planteado que el 5% de gastos generales a restar de la suma rendimientos netos más cuotas a la Seguridad Social pasa a un 7% para personas físicas y a un 3% para societarios. Desde ATA advierten de que la capacidad de deducción depende más del tipo de actividad que de la personalidad jurídica del autónomo.

A los autónomos societarios y familiares colaboradores con ingresos inferiores a 600 euros se les introduce en el tramo de 900 a 1.125 euros, con lo que no se trata ya de un sistema de cotización según ingresos reales.

Asimismo, se recupera el segundo tramo alto, el 12, con lo que quienes estén por encima de 3.620 euros de facturación deberán abonar 1.123 euros en lugar de 991 euros. Sin embargo, otras asociaciones quieren recuperar también el tramo más alto, el 13. En el lado contrario, se rebaja la cuota mínima de 212 a 202 euros.

La propuesta de hace 15 días trataba de acercarse a ATA precisamente, contraria al sistema de ingresos netos dopados que propone José Luis Escrivá por no tener en cuenta las deducciones, crítica en la que coincide con UATAE.

Desde ATA aseguran que con esta nueva iniciativa un millón de autónomos pagará más que ahora y la mitad del colectivo estará igual o peor, lo que consideran que no tiene sentido cuando se está saliendo de la crisis y en el contexto geopolítico y de incertidumbre actual. Tampoco CEOE ni Cepyme valoran positivamente la reunión de hoy, a diferencia de Upta, UATAE, CCOO y UGT.

Cese de actividad postcovid

Desde el Ministerio trasladan que su propuesta recoge planteamientos del colectivo en reuniones anteriores y señalan que han planteado un nuevo esquema de acción protectora para este colectivo, con un nuevo diseño en las prestaciones por cese de actividad, más dirigidas a cubrir las diferentes casuísticas a las que se pueden enfrentar los autónomos (situaciones cíclicas, crisis estructural o ceses por motivos económicos). La próxima reunión será el lunes que viene.

En este sentido, Eduardo Abad, presidente de Upta, da cuenta de que buena parte del colectivo mantendrá un 50% de la base de cotización en el cese de actividad y que se sigue trabajando en mejorar el cese de actividad por pérdida de facturación.

Fuente: Mercedes Serraller – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios