Putin entra en Ucrania con el despliegue de “tropas de paz” en Donetsk y Lugansk

Los bombardeos en el Este se habían recrudecido en los últimos días. La OTAN lleva tiempo advirtiendo sobre operaciones de “falsa bandera” para justificar la invasión. Kiev pide ayuda a Occidente.

Putin da el primer paso en la invasión de Ucrania. El presidente ruso ha ordenado a las Fuerzas Armadas rusas entrar en las regiones de Donetsk y Lugansk, en el Este del país y en manos de separatistas prorrusos desde 2014, después de reconocer la independencia de las autoproclamadas repúblicas este mismo lunes. Tras semanas de acumulación de tropas en las fronteras de Ucrania –190.000 efectivos, según cálculos de EEUU-, columnas de blindados rusos se dirigen hacia la ciudad de Yasnuvata, en la región de Donetsk, según fuentes del Gobierno ucraniano citadas por ‘The Guardian’. Mientras, el Gobierno ucraniano sigue considerando Donetsk y Lugansk parte de su territorio y pide ayuda a EEUU y la ONU.

Los combates en el Este de Ucrania se habían recrudecido en los últimos días, con un intercambio de fuego de artillería sin precedentes desde hace meses entre el Ejército ucraniano y las milicias prorrusas y muertos por ambos bandos. EEUU y la OTAN llevaban tiempo advirtiendo sobre la posibilidad de que Rusia lanzara operaciones de “falsa bandera” para crear un pretexto que justificara una operación en Ucrania. El viernes, en medio de la escalada, la explosión de un gasoducto en Lugansk y un coche bomba en Donetsk dispararon la tensión en el Este mientras los líderes prorrusos anunciaban la evacuación “masiva” de los civiles y el reclutamiento de los varones ante el “incremento de los ataques” de las fuerzas armadas ucranianas.

Este lunes, poco antes de que Putin firmase el decreto con el que reconocía la independencia de las repúblicas separatistas -que incluye el despliegue de militares rusos en el marco de una “misión de mantenimiento de la paz”- Rusia anunciaba que había matado a cinco miembros de un supuesto grupo de sabotaje y reconocimiento de Ucrania que habría entrado en territorio ruso. Poco antes Rusia también denunció que un proyectil “lanzado desde territorio ucraniano” destruyó un puesto de avanzada fronterizo. El Gobierno de Kiev ha negado ambas operaciones.

Los decretos firmados por Putin -que hacen saltar por los aires los Acuerdos de Paz de Minsk para acabar con ocho años de guerra- establecen también iniciar consultas entre Moscú y las repúblicas reconocidas para el establecimiento de relaciones diplomáticas. Responden, según el Kremlin, a una “situación crítica” tras un conflicto que ha provocado ya 14.000 muertos. “Considero necesario tomar una decisión que desde hace tiempo caía por su propio peso: reconocer de inmediato la independencia y la soberanía de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk”, anunció Putin al final de su discurso.

La decisión de reconocer a las dos repúblicas separatistas fue secundada casi por unanimidad por los integrantes del Consejo de Seguridad ruso. Su vicepresidente, Dmitri Medvédev, comparó la situación con 2008, cuando él, entonces presidente de Rusia, tomó la decisión de reconocer a las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur. Eso, según Medvédev, permitió salvar “centenares de miles de vidas” de los residentes en esos territorios.

El temor de la OTAN se cumple

El pasado jueves, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, advertía sobre operaciones de “falsa bandera” en el este de Ucrania, diseñadas para que parezcan un ataque contra los rusos o rusoparlantes en Ucrania como una excusa para entrar en territorio ucraniano. “Estamos preocupados por que Rusia esté intentando escenificar un pretexto para un ataque armado contra Ucrania”, declaró el político noruego en la reunión de ministros de la OTAN celebrada en Bruselas mientras medios rusos como Sputnik -el brazo mediático de Putin- denunciaban la escalada en el Este de Ucrania entre el Ejército de Kiev y las milicias prorrusas apoyadas por el Kremlin.

Macron exige sanciones europeas contra Rusia

Tras el anuncio de Putin, el presidente francés Emmanuel Macron pidió una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la adopción de sanciones europeas selectivas contra Rusia. El movimiento de Moscú “es una clara violación unilateral de los compromisos internacionales de Rusia y una vulneración de la soberanía de Ucrania”, señaló el Elíseo. “Putin ha roto sus compromisos. Ha tomado medidas que son contrarias al derecho internacional“, constató una fuente del Elíseo, quien añadió que Rusia tiene que “pagar un precio” por las decisiones tomadas este lunes.

Reino Unido, por su parte, ha anunciado que el gabinete de emergencia del Gobierno británico (COBR) se reunirá este martes por la mañana para acordar un “paquete significativo de sanciones” contra Rusia de aplicación inmediata.

Fuente: Ángel Martínez – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios