La Policía salva in extremis a una joven que iba a ser violada en Sevilla por un guineano

  • La víctima, de 21 años, fue abordaba por un joven guineano de 28 con un expediente de expulsión en vigor

  • Los hechos ocurrieron en una zona de aparcamientos de la Cartuja la madrugada del domingo

La Policía Nacional impidió la madrugada del domingo la violación que estaba a punto de sufrir una joven de 21 años en la isla de la Cartuja. Dos agentes de paisano oyeron los gritos de socorro de la chica cuando realizaban una patrulla por la zona.

Al llegar al lugar de los hechos, descubrieron que estaba a punto de ser forzada por un joven de 28 años de nacionalidad guineana, que tenía ya los pantalones bajados y se disponía agredir sexualmente a la víctima. La Policía detuvo al presunto autor de esta violación, que se quedó en grado de tentativa.

Los hechos ocurrieron sobre las tres de la madrugada del domingo en la calle Camino de los Descubrimientos, en la isla de la Cartuja. La víctima había estado en una de las discotecas de la zona, de la que salió acompañada de una amiga y llegaron hasta donde tenía aparcado el coche. Allí, la amiga ya se marchó y ella se subió a su vehículo.

En ese momento, apareció un hombre que se acercó a la ventanilla de la conductora para pedirle fuego. Ella abrió la puerta y se bajó del vehículo para dárselo, momento en que el presunto agresor forcejeó con ella y la introdujo de nuevo en el vehículo a empujones. Se bajó los pantalones y se disponía a penetrar a la víctima, que no paraba de gritar y pedir auxilio, según confirmaron a este periódico fuentes policiales.

Los chillidos de la chica llegaron a oídos de una patrulla de la Policía Nacional, dos agentes de la comisaría del distrito Triana que prestaban de servicio de paisano en un vehículo camuflado. Después se uniría al servicio un patrullero uniformado. Los agentes detuvieron al presunto autor de los hechos, que no llegó a agredir sexualmente a la chica. Ésta fue atendida por los propios policías tras el arresto.

El detenido es un joven de nacionalidad guineana, nacido en 1994, al que no le constan antecedentes en España. Se encontraba en situación irregular en el país, y sí pesaba sobre él un expediente de expulsión del mismo. El detenido fue trasladado a los calabozos de la Jefatura Superior de Policía y pasó después a disposición judicial.

El juez de Guardia decretó su ingreso en prisión provisional como presunto autor de una agresión sexual en grado de tentativa. Con esta imputación, ya tendrá que ser juzgado en España antes de ser expulsado.

Fuente: Fernando Pérez Ávila – Diario de Sevilla

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios