Los barones reclaman la cabeza de Egea para no forzar un congreso extraordinario

Recuerdan que la militancia y editoriales de varios medios piden esa reacción de Pablo Casado y advierten que, si Génova no resuelve la guerra contra Ayuso, actuará el resto del partido.

Los barones del PP creen que la celebración de un congreso extraordinario sería la única solución posible si el conflicto entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso se enquista. No obstante, tal y como señaló Alberto Núñez Feijóo en esRadio, el objetivo es que “no tengamos que llegar a eso”. Para evitarlo, eso sí, piden al presidente nacional medidas contundentes. Entre ellas, el cese inmediato del secretario general, Teodoro García Egea.

Así lo confirman a Vozpópuli dirigentes del PP muy próximos a presidentes autonómicos del partido, que están asistiendo “atónitos” a la que, para muchos, “es la crisis más importante del PP, por encima de la Gürtel“. Por eso, reclaman al líder nacional, Pablo Casado, que tome las riendas y evite, por todos los medios, “ir a un congreso de ruptura y de consecuencias totalmente incalculables“.

Desde diferentes presidencias autonómicas del Partido Popular coinciden en señalar a Génova como el origen de esta crisis: “Aquí, lo que se ha quedado en la mente de todos, es que Isabel Díaz Ayuso ha denunciado espionaje por parte de la dirección nacional, que ha tenido que dimitir el enlace entre Génova y Cibeles y amigo personal de Casado, y que a la que se ha abierto expediente informativo ha sido a ella en base a una comisión que resultó ser una factura, y que la propia Comunidad ha difundido“.

 

Una solución para Casado

Ese “resumen de la historia”, añaden, “es el que comparten tanto los militantes como los medios decentro-derecha, que el viernes, en diversos editoriales, pidieron el cese de García Egea, en todos los casos, e incluso en algunas cabeceras el del propio Pablo Casado”.

Pablo Casado, atrapado entre la furia y el ruido
Teodoro García Egea y Pablo Casado. // PP

Ante esta situación, afirman las fuentes consultadas, “Casado tiene que encontrar una solución al conflicto abierto con Ayuso, y lo cierto es que las bases del partido y los medios afines han hablado“.

Casado tiene que encontrar una solución al conflicto abierto con Ayuso, y lo cierto es que las bases del partido y los medios afines han hablado

Desde diferentes ejecutivas regionales confirman que importantes barones del partido consideran que la salida de Teodoro García Egea es ya imperativa para tratar de llegar a un acuerdo con Ayuso. No obstante, añaden, “eso es algo que no se va a verbalizar públicamente”. En todo caso, añaden, “Casado sabe lo que piensa la mayoría de presidentes autonómicos”.

Ir al congreso, ir a la guerra

 

Las mismas fuentes advierten, en todo caso, que Isabel Díaz Ayuso también debería hacer “cesiones” porque “esa es la única fórmula para llegar a un acuerdo de mínimos entre las dos partes y evitar una guerra”. Un pacto que “debe ser negociado en una sala con dos o tres sillas, ninguna más, y sin los micrófonos de los medios”.

En ese sentido, algunos barones del PP echan en cara su entrevista en COPE del viernes: “Cuando se necesitaba apagar el fuego, el presidente lo ha agitado, mientras que Ayuso se ha limitado a hacer público un comunicado y la factura del cobro de su hermano, que era cuatro veces inferior a lo que decían desde Génova“.

Nosotros somos igual que la OTAN, solo intervenimos cuando la guerra es inevitable

Los líderes regionales del PP tienen claro que, “si no hay acuerdo, habrá guerra”, y que será entonces cuando ellos, y el resto de dirigentes, diputados y cargos intermedios tengan que intervenir: “Nosotros somos igual que la OTAN, solo intervenimos cuando la guerra es inevitable”. Y en ese caso, aunque “ni mucho menos sea la mejor solución”, el congreso será “inevitable”.

Intervención de la junta directiva

La convocatoria de ese congreso, sea ordinario o extraordinario, es competencia de la junta directiva nacional del PP, el máximo órgano de gobierno entre partidos y que, según los estatutosdebe reunirse, al menos, una vez cada cuatro meses.

Ese mandato, sin embargo, ha sido incumplido por Pablo Casado. Tal y como recuerdan a Vozpópuli diferentes cargos del PP, la última vez que se reunió la junta directiva nacional fue el 21 de julio de 2021. Por tanto, debería haberse convocado una nueva reunión de este organismo el 21 de noviembre como tarde. Algo que no se produjo.

El presidente nacional del PP tiene el mandato estatutario de convocar, cuanto antes, la junta directiva nacional. No obstante, de no confirmarse ese movimiento por parte de Pablo Casado, este órgano deberá reunirse si así lo solicita una mayoría de tres quintos de los cerca de 300 vocales que lo integran, entre presidentes autonómicos, líderes provinciales y locales, y parlamentarios.

Las fuentes consultadas recuerdan que Casado, tras ganar el congreso de 2018, eligió a los integrantes de este organismo, del que son miembros natos los presidentes autonómicos del PP. En la situación actual del partido, sin embargo, cualquier votación resulta impredecible, pero si la mayoría quiere congreso extraordinario, éste tendría que celebrarse. Y, si no, “el ordinario sigue fijado en julio”.

Fuente: Jesús Ortega – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios