Investigan la agresión de menores de una banda latina a una niña difundida en redes sociales a la salida de un instituto de Usera

La Policía Municipal de Madrid investiga una agresión a una niña ecuatoriana de 13 años ocurrida el pasado jueves a las 14.45 horas a la salida de las clases del instituto Pedro Salinas de Usera (Madrid). La menor acabó con varias contusiones y fue trasladada desde la calle Amparo Usera al Hospital 12 de Octubre por una ambulancia del Samur a las 15.11 horas, según ha confirmado Emergencias Madrid.

Los golpes sufridos por la víctima fueron grabados por una de las agresoras que los subió a las redes sociales. Los agentes tutores de la Policía Municipal y la Policía Nacional investigan los hechos y disponen con las imágenes de la agresión que achacan a un incidente entre miembros de bandas juveniles, ya que las menores implicadas se hicieron reproches por estar metidas en “bandas latinas”.

La menor víctima de los golpes estaba siendo amenazada desde hace varios días por miembros de una banda sin que su entorno familiar lo supiera. Sabía que podían ir a por ella y por eso avisó a varias amigas, de 13 y 15 años, de fuera del instituto para que la protegieran el pasado jueves, según han averiguado los agentes.

Las agresoras esperaron que la niña saliera del instituto y la siguieron hasta darle alcance y golpearla pese a que estaba acompañada de dos amigas. La víctima y sus amigas se refugiaron en el metro de Usera, en la calle de Amparo Usera, donde los vigilantes de seguridad las auxiliaron y avisaron a la Policía Municipal de Usera.

Al llegar al lugar los agentes de la Unidad Integral del distrito se encontraron con las dos amigas y la menor golpeada que estaba llorando y se quejaba de múltiples contusiones por todo el cuerpo. Cuando los médicos del Samur atendían a la víctima está dijo que la presunta agresora podría estar por las proximidades. La Policía Municipal localizó a la supuesta atacante, de 13 años a inimputable, sentada en un banco. Esta que negó los hechos, aunque admitió que conocía a la víctima. Otra menor que estaba en el mismo punto de la agresión mostró a los agentes un vídeo de la agresión que ya había sido difundido por redes sociales y que los agentes conservan por si es requerido por la autoridad judicial.

La Policía Municipal localizó a la madre de una de las menores que acudió a recoger a su hija y que se hizo cargo de otra de las niñas con el consentimiento telefónico de la madre. Durante la intervención los policías municipales escucharon como las menores se reprochaban y criticaban por estar en bandas latinas y como la presunta agresora les gritaba a las otras niñas pencos, la forma despectiva como se conoce a miembros de la banda de los DDP por parte de las bandas rivales.

Fuente: Luis F. Durán – El Mundo

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios