Dimite Ángel Carromero por su participación en el espionaje de Génova a Ayuso

El coordinador general de la Alcaldía, amigo personal de Casado y Martínez-Almeida, está señalado como uno de los cerebros de la operación contra la presidenta madrileña.

El espionaje de Génova a Isabel Díaz Ayuso se ha cobrado la primera víctima. Ángel Carromero, hasta la fecha coordinador general de la Alcaldía en el Ayuntamiento de Madrid, ha presentado su dimisión por su implicación en la trama. “Tras la nueva información aparecida esta tarde en El Confidencial y tras mantener una conversación con el alcalde de Madrid, José Luis Martinez Almeida, Ángel Carromero ha presentado su dimisión con efecto inmediato a partir del día de hoy”, confirman fuentes municipales.

La renuncia de Carromero se produce menos de una hora después de que este diario señalase nuevas pruebas de su participación en la operación de la dirección nacional del PP contra la presidenta de la Comunidad de Madrid. El Confidencial informó en exclusiva que la vigilancia desarrollada durante meses no se limitaron a Tomás Díaz Ayuso, hermano de la dirigente madrileña. También trataron de recabar información sobre adjudicaciones a sus antiguas parejas, entre ellas su exmarido Sergio Hernández-Torre y su exnovio Jairo Alonso, ambos empresarios. El plan estaba orquestado por Ángel Carromero.

La decisión del joven político popular, que viene a reconoce su importancia en todo lo ocurrido, contrasta con la postura que ha mantenido la dirección del PP en las últimas horas. Tanto Martínez-Almeida, a primera hora de la mañana, como Teodoro García Egea, horas después, se afanaron en negar cualquier trama para descubrir presuntas irregularidades en la contratación de la presidenta de la Comunidad de Madrid en los peores momentos de la pandemia, con supuestas comisiones irregulares de su hermano Tomás. El partido, incluso, ha abierto un expediente informativo a Díaz Ayuso por sus palabras contra Génova.

Siempre protegido

Carromero, amigo personal de Pablo Casado y José Luis Martínez-Almeida, ha vuelto al primer plano mediático tras años en segundo plano. Sea como fuere, su presencia en los medios siempre ha llevado aparejada connotaciones negativas. Antes de descubrirse su papel en la guerra sucia del PP, acaparó titulares y telediarios por su condena por homicidio imprudente en Cuba en el año 2012. Conducía el coche siniestrado en el que murió el disidente Oswaldo Payá.

Aunque nunca ha tenido un puesto en primera línea, siempre ha estado ahí, arropado por el partido y con cierto poder en la sombra. Fue ascendido a coordinador de la Alcaldía en 2019, tras la llegada del PP al Ayuntamiento de Madrid. Asumió un puesto en la cúspide del organigrama como mano derecha de Almeida, a razón de 92.967,12 euros. En Cibeles, no obstante, alguna voces receleban de su valía para el cargo. Su papel de fontanero lo confirma como una especie de conseguidor al servicio de Génova. Pase lo que pase. “Siempre por detrás y de todo se entera”, apuntan fuentes del equipo de Gobierno.

La experiencia del primer chivo expiatorio de la trama se limita a la política y al Partido Popular. Su propio perfil en el portal de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid da cuenta de ello. Sus cargos conocidos, además del de coordinador de la Alcaldía, han sido el de vicesecretario general de Nuevas Generaciones en Madrid (2008-2013); secretario general de la misma organización juvenil (2013-2018); Vicesecretario de Electoral del Partido Popular de Madrid (desde 2019) y presidente del partido en el distrito de Chamartín (desde 2018). En el ámbito privado, según su declaración, no ha tenido otra ocupación que la de comercial en El Corte Inglés, entre 2006 y 2007. “He incluido los principales cargos/puestos en los que he percibido algún tipo de remuneración económica”, apostilla él en los detalles extra a destacar.

Aunque en Nuevas Generaciones siempre ha estado en la retaguardia, quienes conocen su funcionamiento durante la presidencia de Ana Isabel Pérez (se impuso en 2013) coinciden en que ha sido Carromero quien de verdad ostenta el mando. Amigo personal de Pablo Casado, antiguo presidente de la cantera de los populares a nivel nacional, toda su actividad sigue el guion marcado desde Génova. También en este terremoto que ha sacudido al PP, de una magnitud todavía incalificable.

Fuente: Ignacio S. Calleja – El Confidencial

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios