El Gobierno compra 118 nuevos coches oficiales y eleva el gasto de su flota en 1,7 millones

El Ministerio de Hacienda justifica esta inversión aludiendo a la necesidad de renovar el parque móvil del Gobierno (con 12 años de antigüedad de media). Los nuevos vehículos serán híbridos o eléctricos.

En 2022 habrá más coches oficiales para el Gobierno de España. En estos momentos, según el Ministerio de Hacienda, cuenta con 655 vehículos, y su intención es comprar 118 más. Eso sí, todos ellos serán híbridos o eléctricos para que sean sostenibles con el medio ambiente. Así se desprende de la partida de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) dedicada al Parque Móvil del Estado (PME).

Este incremento supone aumentar la flota de vehículos oficiales alrededor de un 20%. El Gobierno justifica la inversión señalando que “la obsolescencia de la flota del Parque Móvil ha sido muy acusada”. Sin embargo, reconoce que la antigüedad media es de 12 años, mientras que la media del parque móvil de los españoles es de 13 años.

Según el Ejecutivo, “se requiere un progresivo esfuerzo de reposición que comenzó en 2018”. En ejercicios anteriores (2018 y 2019) el Parque Móvil del Estado ha adquirido una importante flota de vehículos ecológicos, que se sitúa actualmente en un total de 341 vehículos híbridos y 83 vehículos eléctricos, lo que supone un 64,7 % de toda la flota (655 vehículos).

Ahora, con la incorporación de 118 vehículos híbridos/eléctricos, la flota de coches oficiales crecerá a 773. Esta compra se financiará a través del ‘Plan de apoyo a la industria de la automoción’, que cuenta con una inversión de más de 2.000 millones de euros hasta 2026. Estos nuevos vehículos ejercerán funciones de representación, es decir, del transporte de autoridades, incluyendo expresidentes del Gobierno.

La flota completa del Parque Móvil del Estado supera los 36.000 vehículos, pero en este inventario se incluyen motocicletas, quads, furgonetas y diversa maquinaria, además de los coches oficiales.

Aumento del presupuesto

Al margen de esta inversión, el presupuesto para el Parque Móvil del Estado aumenta en 1,7 millones en 2022 respecto a lo presupuestado en 2021, hasta alcanzar los 47.890.000 euros. En concreto, Hacienda sube esta partida en 1.776.000 euros. Si se desciende a la letra pequeña, se observa que lo que aumenta es el gasto en personal, que pasa de 35,9 a 37,6 millones.

Para este caso, el Gobierno justifica la inversión por la necesidad de dimensionar “la plantilla capaz de hacer frente a los servicios que se demandan”. Según los presupuestos, “en los últimos años se ha producido un descenso progresivo del número de conductores, por jubilaciones sin reposición, hasta el punto que dejaron de poder cubrirse todos los servicios”.

A finales del año 2020 comenzó un proceso de incorporación de personal interino que continúa en el presente año y “que será completado en el 2022 por otro nuevo proceso de incorporación de personal fijo procedente de las ofertas de empleo público de 2018, 2019 y 2020, para adecuar la plantilla a las demandas reales. Esto hace que el capítulo I (Gastos de Personal) crezca en un 4,95%”.

Según la Memoria del Parque Móvil de 2020 -la de 2021 no se ha publicado todavía-, el Gobierno cuenta con 890 empleados para sus vehículos oficiales. De ellos, 106 son mujeres, y 784, hombres. El 86% son conductores y el resto personal de oficina o de taller.

El presidente del Gobierno, líder en aumento de gasto

En los datos de facturación ofrecidos en la memoria se puede comprobar que el presidente del Gobierno es el que más aumentó el uso de estos servicios. Concretamente, pasó de una facturación por prestación de 46.525 euros a una de 270.780. Esto supone un incremento del 482%, el mayor de todo el Gobierno. Además, no hay que olvidar que en 2020 la movilidad fue bastante reducida debido a la pandemia de coronavirus y a las restricciones. Aunque hay excepciones como el Ministerio para la Transición Ecológica, que ha aumentado la utilización de estos vehículos un 174%.

La mayoría de Ministerios han reducido el uso de este servicio. Por ejemplo, el Ministerio de Cultura redujo el uso de estos servicios un 37%, el de Educación un 30% e Industria un 22%. Entes públicos como el Tribunal de Cuentas redujeron el uso de estos vehículos más de un 90%.

Fuente: Borja Negrete – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios