Sánchez está furioso

A pesar de las flores y del traje a la medida que sus compadres de El País le han regalado con la encuesta que se dice transparente y que ¡oh casualidad! coinciden con las ditirámbicas del CIS, el presidente Sánchez está furioso y muy enfadado porque sus compañeros de Gobierno de UP se le suben a las barbas con el último disparate del ministro Garzón.

Y porque el gobierno catalán de Aragonés le crea problemas en las escuelas catalanas, como los ocurridos en Canet de Mar, mientras en el País Vasco sus dos aliados, Bildu y PNV, se dedican a jalear o permitir manifestaciones de apoyo a los presos terroristas de ETA.

Y además estos tres, ERC, PNV y Bildu, quieren ‘retocar’, es decir rectificar y romper el pacto de los sindicatos y la CEOE sobre la ‘reforma laboral’ que la patronal ha calificado de ‘intocable’, y por eso está Sánchez suplicándole a Casado que vote a favor de la reforma laboral.

Lo que para el PP sería tanto como enterrar la ‘reforma laboral’ de Rajoy, o como que Casado abrazara, a estas alturas, al presidente Sánchez que indultó a los golpistas catalanes. Lo que sería un regalo del PP a Vox y un arma arrojadiza de gran calibre que Abascal no dudaría de utilizarla en la campaña electoral de Castilla y León (CyL) que ya está en marcha.

Y el lugar a donde van a desembocar todas las polémicas de estos días porque las elecciones del 13 de febrero de CyL se han convertido en la verdadera encuesta transparente del momento político español. La que para el PP, si se confirma sus pronóstico de su victoria, sería el segundo escalón hacia La Moncloa, después del primero en Madrid y antes de un tercero en Andalucía.

Mientras que para el PSOE es una cita complicada que ha empeorado de una manera gratuita el ministro Garzón. Dé ahí la furia de Sánchez diciendo que ‘lamenta muchísimo’ las palabras de Garzón y añadiendo que no se corresponden con la realidad y que toda la carne que se produce en España es de muy buena calidad.

Algún dibujante como los mágicos Gallego y Rey podrían dibujar una viñeta en la que se viera a Sánchez corriendo detrás de Garzón por los pasillos de La Moncloa blandiendo un chuletón. O rompiendo la puerta del despacho de Garzón con un hacha como la de Jack Nicolson en El Resplandor. 

Y después del daño causado a España y al PSOE y a UP en CyL todavía tienen en Podemos el morro de decir que las declaraciones de Sánchez son ‘decepcionantes y preocupantes’, mientras Yolanda Díaz escurre el bulto y pide tranquilidad.

Y encima y para colmo la bronca en el seno del Gobierno está facilitando la unidad en el PP que Teodoro García Egea e Isabel Ayuso escenificaron con una foto de campaña electoral de Castilla y León. Y claro el presidente está furioso cuando esperaba disfrutar de la bonita encuesta de El País que a lo mejor supervisó Tezanos para decir lo mismo que dice el CIS: que el PSOE va primero, que resucita Cs, que sube Vox y que baja el PP.

Bueno, el 13 de febrero veremos que pasa en Castilla y León y como lo ven en toda España, pero vista la furia de Sánchez todo apunta que el resultado de estas elecciones en La Moncloa no les va a gustar.

Fuente: Pablo Sebastián – República

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios