De la tiranía y la servidumbre voluntaria…

Será un año apocalíptico

«Todos juntos, podrían llegar a la conclusión de que el viejo podrido que huele a muerto,  y la prostituta infectada que se hace llamar africana, pueden ser aplastados con ataques militares simultáneos que los dejen fuera de combate»…

                        “Y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres” (Juan 8:32).

No, no será un buen año digno de celebración; no hay nada que celebrar salvo estar vivo, y eso no es precisamente una victoria, ni algo que pueda llamarse un éxito relevante cuando se trata de la más estricta supervivencia; sobrevivir en un medio tan hostil que nadie pensó, ni por asomo, que era en nuestra propia casa, nuestro país, nuestro vecindario…

Han convertido todos los palacios y todas las instituciones públicas en indignantes cuevas de ladrones en las que hombrecillos afeminados y cobardes, así como mujerzuelas de burdeles de mala muerte, roban el tesoro público, mientras se mofan de una indefensa ciudadanía a la que están esquilmando sin contemplaciones; maltratando brutalmente, empobreciendo y asesinando con fármacos.

Dicho con todos los respetos para las personas sensibles: el rebaño ya no despierta la curiosidad de nadie; maldito rebaño de ignorantes… ni siquiera interesa a los clínicos eruditos para lograr la inmunidad con que la asignatura de infectología evolutiva nos obsequia tradicionalmente para sobrellevar las epidemias.

Todos formaban parte de la masa espantada por el miedo, todos se ocultaban en medio de la mancha gris de la muchedumbre; y ninguno iba a la cabeza. No hay héroes en la pandemia. Solo es un ganado nervioso en estampida.

Todos los que se han comportado como borregos dispuestos para el linchamiento de sus amigos, de sus vecinos sospechosos de escupir virus y vomitar bacterias; y recelando de sus propios familiares…

La muchedumbre despierta la náusea y el rechazo, y solo escudriñamos la respuesta diaria, si no es solo para entender con resignación que la vulgaridad de la «masa» y del «poder» descritos tan brillantemente por los eruditos de turno, desde la Revolución Francesa hasta nuestros días, es terriblemente acertado:

La servidumbre voluntaria de toda una nación, arrodillados sus ciudadanos ante la peor basura política de la historia, turba el ánimo de cualquier persona educada; porque la servidumbre es deshonrosa y humillante, encoje el corazón e indigna el alma, pues no es cosa ajena…

Es algo tan amorfo como escalofriante; y lo más surrealista del triste mundo en el que vivimos, es que nadie planta cara a los ladrones autoritarios que han asaltado el Gobierno con sus triquiñuelas.

La hedionda basura de políticos ya se atreve a mirarnos de soslayo con esa poca vergüenza que caracteriza a los advenedizos que llegan a la «isla del tesoro» para revolcarse en la montañas de monedas de oro. La piara de cerdos cimarrones ha tomado los ministerios y todas las demás instituciones con el único propósito de causar daños sustanciales en la economía y en el ecosistema.

Los matones climáticos amenazan abiertamente con un futuro apocalíptico que ellos mismos han diseñado y conformado contra los ciudadanos. Sus hocicos parlamentarios no dejan de gruñir desde sus escaños, y de exhalar suspiros presupuestarios jadeantes y malolientes para someternos al pairo de proyectos de ley que excretan en la pocilga del Congreso.

Se acabó… no hay nada, absolutamente nada sagrado para esta jauría de lobos que se ha hecho con el poder para su enriquecimiento ilícito; nada que parezca o sea sagrado, en la gobernanza que han conformado los bribones.

Los autócratas socialistas han robado la democracia con la única intención de destruir lo único que nos queda en la antesala “señaladora” de la esclavitud. El único sueño de futuro heredado de la Grecia Antigua más creativa.

La decepcionante muestra de la ciudadanía, empecinada en no dar respuesta a la ignominia y a la injusticia, es un signo indiscutible de falta de brío y una más que evidente carencia de valor para encarar este presente orquestado contra todos nosotros.

Se trata de tortura sistemática que nos debilita y que nos mata, ante la miserable y extrema cobardía de una bruta manada de animales irracionales que no defiende el futuro de los suyos; la vida de los hijos; o el bien legítimo de las siguientes generaciones.

¿Pero qué está pasando? El nuevo nacionalsocialismo estadounidense se cimienta como un nuevo edificio de poder y crece cada día por la infinita cantidad de miles de millones de dólares que caen en las manos del Democratic Party, dirigido por mafiosos de la catadura moral de Joe Biden, Clan Clinton y Obama gang…

Si alguna vez le preguntan quién manda en los Estados Unidos, realmente, no se equivocará si nombra a Mark Zuckerberg de Facebook; tampoco cometerá un error si señala a Jeff Bezos de Amazon; a Richard Branson de Virgin Group; a Elon Musk, que va y vuelve de la Luna cuando le da la gana con sus cohetes de Space X; Jack Dorsey de Twitter… etc.

En Facebook, en Twitter, y en casi todas las redes sociales, se han otorgado el poder y el derecho indiscutible de subyugar avasallar y «cancelar» las cuentas de los que no se atengan a su particular tesis sobre la libertad de expresión; es más, han dejado por escrito que la expresión libre de las ideas es un delito muy grave si se confronta con otras libertades…

Su poder es omnímodo, no solo en sus multimillonarios negocios, sino que alcanzan a las universidades, a las grandes empresas, al U.S. Army y a todas las ramas militares, o sea, que estos oligarcas estadounidenses te expulsan del trabajo o del escalafón militar, o de “Hollywoke”; y te quedas sin empleo, excluido socialmente, y muerto de hambre…

Esta forma de actuar está incluyendo, ahora, a la Unión Europea, donde los tentáculos de «Big Tech» han atrapado a la élite de Alemania y la clase dominante de Bruselas… Desde Dinamarca ya se oyen y se leen las aberraciones políticas contra la libre expresión de las ideas: «La libertad de expresión es un delito»…

Ventaja favor y beneficio son la nuevas palabras sagradas para la stakeholder theory … para todo lo demás búsquese un experto geo-político porque estos CEOs inmensamente ricos no tienen la menor intención de guerrear contra China o cualquier otro país; y muchos menos cuando su inmensa fortuna la hicieron en colaboración con China…

I’m sorry … business is business. Así que pueden imaginar cómo han dejado patidifusos a los republicanos de Washington y a sus votantes, que son la mitad del pueblo estadounidense.

La llamada mafia socialista no tiene rival y controla todas las instituciones norteamericanas. Pensar que los republicanos van a ganar las próximas elecciones, es pura fantasía de unos hombres y mujeres que una vez fueron libres en unos Estados Unidos que ya no existen…

Los expertos abundan por doquier… No se sabe en qué son tan versados o “super-especialistas” en la prensa-propagandística europea y americana para querer hacernos ver que el fascismo se ha instalado en Estados Unidos…

Pretenden desde Bruselas cambiar los calificativos que les están adjudicando a la élites europeistas el llamado Grupo de Visegrado; una ceremonia de la confusión para que no los llamen los nuevos nazis alemanes y europeos…

Tampoco quién les ha otorgado esa distinción intelectual, ni cuál es la credencial que da esa distinción a un gilipollas irrecuperable; y cuando la hay, la fuente “confiable” siempre decepcionante y repleta de amiguismo mafioso y de los degenerados socialistas y sus secuaces…

Así que los socialdemócratas de ahora han desplegado su autoritarismo al modo corporativista italiano para que la comunidad judeocristiana de América no pueda tacharlos, como a los socialistas europeos, de nuevos “nazis”, dado que serán las grandes empresas las que siempre tendrán el poder, marginando para siempre al Partido Republicano.

Es quizás la obra maestra de la socialdemocracia estadounidense que, al igual que Walter Benjamin, sabían que el nacionalsocialismo capitalista degeneraba siempre en el nazismo. Los nazis son los verdaderos dueños de los Estados Unidos de hoy.

El secreto más oculto en la oscura estrategia de la toma del poder en Washington es una maldita frase escrita en las paredes; oración convertida en “lema” en el que han colaborado Antifa y Black Lives Matter, como asesinos callejeros a sueldo, es: «matar al viejo podrido que huele a muerto, y a la prostituta infectada que se hace llamar africana»…

Pueden imaginarse a quiénes se refieren los extremistas del “ala izquierda” de los nuevos nazis americanos.

Pero nunca pierda el hilo, amigo lector, son Google, Apple, Meta, Amazon y Microsoft, a los que se unen Saudi Aramco, Tesla y los chinos de Tencent… Esta es la fuente multimillonaria de financiación más importante del planeta.

Estos son los que acabarán con el viejo podrido y la prostituta que dice ser africana… El historicismo americano siempre convierte lo histórico en una suerte de tiempo irreversible que los manipuladores socialistas utilizan alegremente para señalar a los demás como “fascistas” siendo ellos los nazis…

Esta es una de las falsificaciones históricas de la socialdemocracia; y así, todas sus presunciones sobre el ideal de cientificidad, es pura apariencia, como todo su espectáculo político desplegado.

Desde el estrepitoso fracaso de Hillary Clinton ante Donald Trump, el capo Barack Hussein Obama, comenzó a mover los hilos para el control absoluto del país más poderoso del mundo; alertando a la Unión Europea con una estrategia común: contener a China.

Ha logrado lo más importante: El mando absoluto de la Comunidad de Inteligencia Estadounidense, que son 16 agencias de los distintos servicios secretos. Tiene el dominio, mando y preponderancia de todas las ramas militares; mantiene la fiscalización de todas las visitas a la Casa Blanca…

Ahora despliegue un poco de su imaginación… y entonces la puerta se abre de par en par… y las sanguijuelas se hacen con un Despacho Oval en el que están todas las llaves que abren todas las cerraduras del Tesoro de Fort Knox…

Debería saber la gente que la tragedia que viven los estadounidenses es la misma que vamos a sufrir todos; no se salvará nadie en este mundo. Será mejor que mantengan los ojos bien abiertos para acechar lo que se viene encima; y la oreja a la escucha para entender, al menos, por dónde vendrán los golpes y las desgracias.

Esto es solo el principio, no frivolice con los tormentos que nos aplican y con la miserable vida que nos ofrecen estos políticos corruptos; observe cómo se jactan de sus maldades y de sus vicios.

Han cometido miles de villanías sin que nadie mueva un solo dedo ni exprese sentimiento alguno sobre sus malditas acciones que provocan todas nuestras desdichas; todas las infecciones, todas las muertes, todo el hambre que ataca sin piedad a la ciudadanía.

Los iraníes ya tienen su bomba atómica, solo les falta ultimar algunos detalles; los rusos están en su derecho de “recuperar” territorios europeos que los tramposos del Occidente les ha robado. Y los chinos quieren agrandar un poco su casa para fortalecer sus músculos en Asia-Pacífico.

Todos juntos, podrían llegar a la conclusión de que el viejo podrido que huele a muerto, y la prostituta infectada que se hace llamar africana, pueden ser aplastados con ataques militares simultáneos que los dejen fuera de combate…

Y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres…

No hay nada que celebrar…

Será un año apocalíptico…

 

-Artículo-opinión de Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios