Vox cierra 2021 en ‘guerra’ con el PP y aupado por la pandemia, las encuestas y los tribunales

Los de Santiago Abascal crecen en los sondeos a lomos de la crisis entre Génova y Ayuso, pero también del descontento por la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia y de su férrea oposición a Pedro Sánchez y sus dos estados de alarma inconstitucionales.

Vox cierra 2021 con más aliados políticos en el ámbito internacional que en el Congreso de los Diputados. La famosa ‘foto de familia’ de Colón junto a Partido Popular y Ciudadanos ha quedado hecha añicos dos años después del disparo. La ruptura con Santiago Abascal escenificada por Pablo Casado durante la moción de censura contra Pedro Sánchez que marcó el fin del pasado curso político se ha llevado a efecto a lo largo de los últimos 12 meses. De la separación al divorcio. De todos menos de Isabel Díaz Ayuso. “No hablo con Casado desde hace un año, con Ayuso sí hay interlocución“, reconoció Abascal en una entrevista con Vozpópuli.

 

Entrevista a Abascal: “Con Casado no hablo desde hace un año, con Ayuso sí”

Así las cosas, la presidenta de la Comunidad de Madrid, que arrasó en las elecciones del 4 de mayo, ha logrado sacar sus primeros presupuestos tras alcanzar un acuerdo con Rocío Monasterio. Una fórmula que ha sido inviable en el caso de Martínez-Almeida, pues las negociaciones han volado por los aires y el regidor ha recurrido a los ‘ediles de Carmena’ para poder salvar las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. Tampoco ha funcionado en Castilla y León y Andalucía, donde Vox ha optado por reclamar por activa y por pasiva el adelanto electoral al PP.

La ya tercera fuerza parlamentaria crece en las encuestas a lomos de la crisis entre Génova y Ayuso, pero también del descontento ante la gestión de la crisis sanitaria, económica y social derivada de una pandemia que deja ya cerca de 90.000 fallecidos y 6.000.000 de casos confirmados. También de su oposición feroz a Moncloa y dos estados de alarma declarados inconstitucionales.

En el último sondeo de Hamalgama Métrica para Vozpópuli, Vox lograría 57 escaños favorecido por el paulatino declive del PP y PSOE en las urnas. Si hoy se celebrasen elecciones generales, el antiguo bipartidismo perdería algo de peso en comparación con los meses anteriores y Vox obtendría 3.900.782 votos, lo que se traduce en el 16,3% de las papeletas. Aunque no llegaría a los cuatro millones de votantes, la formación seguiría siendo imprescindible para que el líder de los ‘populares’ -que se sitúa a la cabeza en la carrera electoral- pudiese desalojar a Sánchez de Moncloa. Otras encuestas les dan menos diputados y otras cerca de 70.

Ofensiva judicial de Vox

Demoscopia aparte, los 52 parlamentarios actuales han servido a la formación para reforzar su ofensiva en los tribunales y registrar un buen puñado de recursos ante el Tribunal Constitucional en lo que va de legislatura. Este tipo de denuncias requieren ser presentadas por el presidente del Gobierno, el Defensor del Pueblo, cincuenta diputados o cincuenta senadores, por lo que ‘los 52 de Vox’ no han dudado en hacer uso y gala de su potestad para hacer oposición contra el Gobierno de coalición más allá del Parlamento. La estrategia iniciada en 2020 dio sus frutos en 2021. El TC terminó dándoles la razón al declarar inconstitucionales los dos estados de alarma decretados por el Gobierno, el ‘cerrojazo’ del Congreso de los Diputados y el decreto que permitió a Pablo Iglesias entrar en la Comisión del CNI.

El TC falló a su favor y declaró inconstitucionales los dos estados, el ‘cerrojazo’ del Congreso y el decreto que permitió a Iglesias entrar en el CNI

Vox ha interpuesto una media de casi dos recursos por mes en esta legislatura, aunque no se han resuelto a la velocidad que pretendía. Además de los citados, el partido de Abascal ha recurrido cada una de las leyes aprobadas por las Comunidades Autónomas para combatir la pandemia porque, a su juicio, “persiguen imponer la vacunación obligatoria y restringir los derechos de los españoles como ha ocurrido con la ley gallega y la ley balear de salud”. “Nos están adiestrando para vivir resignados y sometidos a golpe de BOE. Vox está luchando a golpe de recurso”, sostiene la formación, que está radicalmente en contra de medidas como el ‘pasaporte Covid’.

El partido también se ha abierto frentes contra la ley de Educación, a la ley Garzón de vivienda, a la ‘ley Riders’ y la ley de eutanasia al considerar que se trata de leyes “ideológicas e ineficientes”. En febrero, Vox presentó un recurso de amparo por la renovación del Consejo General del Poder Judicial y dos meses después, un recurso de inconstitucionalidad contra la paralización de los nombramientos en el citado órgano. Por otro lado, el Grupo Parlamentario presentó un recurso de amparo tras el archivo del Supremo del llamado ‘Delcygate’ destapado por este medio.

Fondos europeos y Presupuestos

Dos han sido los momentos en los que Vox se ha visto obligado a dar aclarar algunas de sus acciones y dar explicaciones a sus propios votantes. El primero ocurrió a principios de 2021, cuando el partido se abstuvo en la votación del decreto sobre los fondos europeos, salvando con su abstención al Gobierno. Parte de sus simpatizantes no entendieron la maniobra. El partido defendió su postura asegurando que era una “responsabilidad patriótica” y que “era urgente poner en marcha su tramitación y poder realizar modificaciones en el Congreso a través del periodo de enmiendas”.

El partido se abstuvo en la votación del decreto sobre los fondos europeos y se vio obligado a dar numerosas explicaciones

El propio Santiago Abascal admitió en una entrevista que sus 52 diputados hubiesen votado en contra del decreto para distribuir el dinero europeo si hubieran conocido el devastador dictamen del Consejo de Estado en el que se recomendaba reforzar los controles. Y defendió que la decisión de abstenerse fue tomada de manera “colectiva” entre la dirección del partido.

Por otro lado, al igual que hizo el año pasado, el partido tampoco presentó enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado, limitándose a registrar una a la totalidad. No obstante, en esta ocasión no se ausentó de las comisiones que debaten y votan las propuestas de los demás grupos parlamentarios y su apoyo resultó decisivo y supuso algunos cambios en el proyecto del PSOE y Unidas Podemos.

Voto rural, ‘Viva 21’ y política exterior

La actividad del partido este 2021 también ha estado marcada por los actos a pie de calle, muchos de ellos en las regiones de España que más sufren la despoblación. La irrupción de las formaciones y agrupaciones que conforman la plataforma ‘España Vaciada’ en la escena política no ha pasado desapercibida para Vox, que lleva tiempo dirigiendo su discurso a ganaderos y agricultores. Oficialmente restan importancia al asunto y atribuyen la llegada de este nuevo partido a “maniobras electorales” para desviar el foco de su avance en aquellas zonas del país que han sido abandonadas

Sin embargo, el acto más destacado por los ataques perpetrados contra sus líderes fue el celebrado en Vallecas en el marco de la campaña electoral de Madrid. La Policía detuvo a dos escoltas de Unidas Podemos por instigar los incidentes, algo que se supo después de que terminasen los comicios.

El evento de mayor envergadura por su afluencia fue ‘Viva 21’. Después de tres actos consecutivos en Vistalegre, la formación se plantó en Ifema con el fin de llegar a un público más amplio y despojarse de alguna que otra etiqueta. “Sin ellas, gana Vox”, alardeaban sus diputados. Según reconocieron desde la cúpula de Vox a Vozpópuli, se trataba de celebrar a una suerte de ‘Alderdi Eguna’ [el Día del Partido del PNV] con sello español.

Este 2021 también se ha caracterizado por la consolidación de sus relaciones internacionales

Allí presentaron la Agenda España, esa agenda alternativa a la 2030 con la que dice combatir los “manuales de la izquierda”. Abascal estuvo acompañado por Ortega Lara, que reapareció en el escenario tras meses de silencio, además de por otros líderes políticos europeos como la italiana Giorgia Meloni y el portugués André Ventura. Amén del aluvión de vídeos que enviaron otros tantos aliados políticos desde Brasil, Chile, Perú, Polonia… Porque este 2021 también se ha caracterizado por la consolidación de sus relaciones internacionales.

El líder del partido y otros tantos dirigentes han viajado en numerosas ocasiones a la Hungría de Orbán y también a América Latina con el fin de sumar apoyos a su Carta de Madrid y tejer alianzas sólidas frente al Foro de Sao Paolo y el Grupo Puebla de Zapatero, Lula y Morales. El último periplo fue este mismo diciembre, cuando Abascal voló a Brasil para reunirse con Eduardo Bolsonaro, diputado e hijo del presidente brasileño.

“Es necesario que los patriotas de ambos lados del Atlántico estemos unidos. Tenemos que confrontar el socialismo del siglo XXI y el comunismo del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, pues ambas son las máscaras, los disfraces con los que la izquierda pretende asaltar el poder en nuestras naciones“, sostiene Abascal.

Fuente: Marina Alías – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios