Los 200.000 trabajadores en ERTE no cobrarán la paga de noviembre hasta después de Reyes

Un fallo informático ha provocado el retraso y el SEPE ha respondido a las quejas diciendo que “el sistema no puede pagar dos nóminas en un mismo mes”

Lo que faltaba. Vuelven los retrasos en el pago de los ERTE. Una situación que amenaza con poner en apuros a decenas de miles de familias en España que han de afrontar los gastos extra de Navidad. El nuevo contratiempo al que se enfrentan los trabajadores en esa delicada situación económica es el cobro de la prestación con un mes de retraso.

Muchos trabajadores que están afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han llegado a mediados de diciembre sin haber percibido el importe de la prestación del mes de noviembre, según ha podido confirmar Confidencial Digital, aunque el Ministerio de Trabajo no aporta la cifra oficial de afectados por el retraso.

Fuentes conocedoras de la situación explican que el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) acaba de pagar ahora lo que corresponde a los ERTE de diciembre, pero no a los del mes anterior, que sigue pendiente.

En Trabajo justifican lo ocurrido diciendo que una modificación técnica en una aplicación informática del SEPE ha causado el error.

Cobro con un mes de retraso

Este desfase va a provocar a partir de ahora una “cierta dilación en los pagos”. Así lo confirman a ECD fuentes del SEPE: “Los trabajadores que están afectados por ERTE presentados en noviembre no cobrarán hasta enero”. Y así sucesivamente el resto de los meses.

La realidad es que muchos empleados en ERTE que hasta la fecha estaban cobrando en la primera semana del mes, ahora van a comenzar a recibir el ingreso con 30 días de retraso

No va a pagar dos nóminas en un mes

Ante las quejas de los afectados, al coincidir con un periodo del año de mayor gasto para las familias por las fiestas navideñas, el SEPE les ha respondido que “no cobrarán este mes de diciembre dos nóminas”, sino que se percibe “siempre a mes vencido, para no generar cobros indebidos y duplicidades de pago”. Dicho de otro modo, reconoce que “el sistema no es capaz de pagar dos nóminas en un mismo mes”.

El mes de octubre concluyó con unas 190.000 personas en expedientes temporales. La Seguridad Social destaca, no obstante, que la cifra total de trabajadores acogidos a esta herramienta se encuentra “más o menos estabilizada”.

El listado no llega a los bancos

Los retrasos en el reconocimiento de la prestación, por la avalancha de expedientes que se produjo especialmente a finales de marzo y principios de abril del año pasado, provocaron que algunos beneficiarios no pudieran cobrar durante varios meses.

Para acelerar el pago, el Ministerio de Trabajo llegó a un acuerdo con los bancos, que suelen ingresar el paro el día 10 de cada mes, para que adelantaran el dinero, de manera que los que no pudiesen percibir la prestación el día 10 no tuvieran que esperar hasta el mes siguiente.

En la banca confirman que no han cambiado su política de adelantar el dinero. “Las entidades financieras continuamos ordenando y adelantando el pago a los clientes en la primera semana del mes, pero, claro, realizamos la orden a los clientes del listado que nos aporta de forma mensual el Ministerio de Trabajo”, explican en varios bancos.

El SEPE echa la culpa a las empresas

Los cierres intermitentes de actividades por los cambios en las restricciones, en función de la evolución de la pandemia en cada uno de los territorios, están complicando también la confección de las nóminas.

Esta situación, en ocasiones sobrevenida, provoca que “las empresas no nos comuniquen que han retomado el ERTE o lo comunican tarde, y eso causa retrasos adicionales”, defienden fuentes del SEPE.

Por lo tanto, “en el caso de los trabajadores que se hayan incorporado total o parcialmente, las fechas de pago están condicionadas por las comunicaciones de los periodos de actividad que las empresas hacen llegar al SEPE”, insisten en el Ministerio de Trabajo.

En el SEPE reclaman también “un poco de comprensión, porque estamos multiplicando por tres los expedientes que tramitábamos antes de la pandemia. Se trata de una situación excepcional que, por haberse convertido en rutina, no implica que la carga de trabajo no siga siendo tremenda”.

Una cascada de errores con los ERTE

Estos nuevos retrasos se suman a la cascada de errores que se han registrado en los últimos meses con el pago de los ERTE

Hay personas que no tenían que haber percibido la prestación y han cobrado dinero; otras que no la han recibido y tenían derecho a ella; algunas han cobrado meses completos a pesar de que su ERTE había concluido antes. Se ha dado el caso de trabajadores que tenían una cifra asignada inferior a la real, y ha habido hasta confusión en los números de cuenta bancaria de los beneficiarios.

Por si esto fuera poco, los trabajadores afectados por un ERTE con hijos a cargo se han visto especialmente perjudicados por el caos en los servicios de empleo. No se tuvo en cuenta el número de niños en las familias, en el momento de reconocer las prestaciones y tres meses después comenzó a regularizar los pagos.

En el SEPE defienden que el objetivo era, en los momentos más duros de la pandemia, acelerar el reconocimiento de las solicitudes colectivas que presentaban las empresas con la relación de trabajadores afectados por expedientes de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor, o por causa económica, técnica, organizativa y de producción.

Fuente: José Antonio Frauca – El Confidencial Digital

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios