La larga lista de enchufes de Sánchez en empresas públicas cuesta 2,3 millones de euros a los españoles

Si hay una carrera que no se estudia en las universidades pero te resuelve el futuro es, sin duda, ser amigo de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno ha sabido colocar a sus allegados al frente de empresas públicas con sueldos que no dejan indiferente a nadie. Exministros, exsenadores y exconsejeros socialistas enchufados por Sánchez en sillones de empresas dependientes del Estado, cuestan a los españoles más de 2,3 millones de euros.

El último en ser elegido a dedo por el Ejecutivo socialista ha sido Mariano Moreno Pavón, el que fuera gerente del Partido Socialista. Tras su cese, Ferraz, le ha estado buscando un acomodo con unas condiciones similares a las que tenía «para que guarde silencio». Y es que el hombre que había custodiado las llaves de las cuentas del partido sabe muchas cosas. Y parece que lo ha encontrado: la SEPI ha acordado el nombramiento del exgerente del PSOE como presidente de Enusa en sustitución de José Vicente Berlanga. Un puesto por el que percibirá un sueldo de 209.000 euros anuales.

Su predecesor, también sabe lo beneficioso que es ser amigo de Pedro Sánchez. Antes de ocupar la presidencia de Enusa, Berlanga fue exsecretario general del PSOE de la Comunidad Valenciana, puesto que dejó cuando fue llamado por José Luis Ábalos tras convertirse en ministro de Fomento. La salida de Ábalos del Gobierno socialista el pasado mes de julio no sólo ha propiciado la salida de Berlanga de Enusa. En noviembre se produjo la salida de Francisco Toledo en Puertos del Estado. Paco Toledo fue otro socialista consagrado enchufado por los allegados de Sánchez, que se embolsó 110 euros anuales desde febrero de 2020, cuando fue designado para presidir Puertos del Estado por el exministro socialista.

Si has sido un senador socialista, la salida laboral más común es la presidencia de una empresa pública. Joaquín López Pagán y Susana Hernández, ambos cargos de responsabilidad en el PSOE de la Región de Murcia, han seguido ese camino. López Pagán, uno de los hombres de fuertes del PSOE en la Asamblea de Murcia y portavoz tras la salida de González Tovar, se convirtió en el nuevo presidente de la Sociedad Anónima de electrónica Submarina (SAES), con una remuneración de 119.000 euros anuales.

Por su parte, Hernández también fue senadora entre abril y noviembre de 2019 por el PSOE hasta que perdió el escaño, ya que era la número dos de la lista. Antes fue concejala del PSOE en Murcia, y en el último mandato ocupó la Portavocía del partido. Desde octubre de 2020 ocupa el el puesto de presidenta de Sainsel Sistemas Navales, lo que le reporta un sueldo anual de 119.000 euros anuales. Senador de los socialistas por la provincia de Cáceres y presidente de la Federación Española de Universidades Populares, Juan Andrés Tovar, se hizo con la presidencia de CETARSA, compañía española de tabaco en rama, con un sueldo de 141.ooo euros anuales.

Los exministros también tienen un hueco en la mente de Sánchez. En octubre de 2020, Pepe Blanco y José Montilla fueron nombrados consejeros de Enagas. Los dos consejeros cobrarán una retribución aproximada de 160.000 euros al año hasta por lo menos 2023, más del doble de lo que cobra un ministro del actual Gobierno.

Jesús Huerta Almendro, el director general de Presupuestos de la Junta de Andalucía -durante la etapa de los ERE-, se puso al frente de la SELAE, la sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado, en julio de 2018. Un gran salto en su carrera que repercutió en su bolsillo: la remuneración de su nuevo puesto ascendía a 223.000 euros anuales. En la Junta coincidió con Lucrecio Fernández, el que fuera delegado del Gobierno en Andalucía entre marzo de 2019 y febrero de 2020 y otro de los agraciados con el enchufismo socialista. Con la llegada de Ábalos a Transportes, Fernández fue nombrado nuevo director general de Sepes, entidad pública empresarial de suelo, cargo que le reporta 110.000 euros al año. También exconsejero del PSOE de la Junta de Andalucía de los ERE, Ricardo Domínguez, se vio beneficiado tras ser nombrado presidente de Navantia con un sueldo de 182 mil euros anuales anuales.

Correos, Paradores, Renfe, Aena o Enresa son algunas de las empresas públicas presididas por un socialista reubicado. Mauricio Lucena exdiputado del PSC es presidente de Aena desde 2018, por lo que percibe un sueldo de 168.000 euros anuales. Por su parte, José Luís Navarro, exconsejero del PSOE en la Junta de Extremadura, se puso al frente de  la empresa pública que gestiona los residuos nucleares, Enresa, cobrando 170.000 euros al año.

Isaías Táboas, exjefe de gabinete del expresidente de Cataluña, José Montila y exsecretario de estado con Zapatero, fue nombrado presidente de Renfe en 2018, con una remuneración de 172.000 euros anuales. Juan Manuel Serrano exjefe de gabinete de Pedro Sánchez, salió del Ejecutivo con un puesto envidiable: presidente de Correos con un sueldo de 199.000 euros anuales. Por último, Pedro Saura, hombre de confianza de Pedro Sánchez y el que fuese portavoz de Economía del PSOE en el Congreso de los Diputados, ha ocupado en julio de este mismo año la presidencia de la empresa pública Paradores, una retribución de 156.103 euros, además de una variable de 35.810 euros.

Fuente: Beatriz Jiménez – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios