Polonia pide explicaciones a Von der Leyen por el escándalo de tráfico de influencias en instituciones europeas

Ha sido revelado por el diario francés Libération.

El ministro de Justicia polaco Zbigniew Ziobro apeló a la Comisión Europea para que explique la serie de irregularidades en el funcionamiento de las instituciones de la Unión Europea. Se trata del escándalo revelado por el diario francés Libération, que acusa a los jueces del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y a los altos funcionarios de la Comisión Europea de tráfico de influencias conflicto de intereses. 

El periódico investigó la red de vínculos encabezada por Karel Pinxten, el miembro del Tribunal de Cuentas Europeo, quién en septiembre pasado fue condenado por el fraude de medio millón de euros. 

Karel Pinxten organizó una red de influencias aprovechando sus contactos con distintas personalidades en las instituciones europeas. Así, invitaba a los jueces de Luxemburgo y a los altos funcionarios de Bruselas a los encuentros con representantes del mundo de los negocios. En las reuniones no oficiales con las organizaciones empresariales participaron el entonces vicejefe de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y los comisionados Jirki Katainen y Johaness Hahn.

Este tipo de reuniones deben ser inscritas en el registro de Transparencia para evitar posible conflicto de intereses y acusaciones de corrupción. Es preciso señalar que contactos no formales con Pinxten mantuvo también el presidente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Koen Lenaerts.

La mayoría de los representantes de las instituciones europeas acusados por el diario Libération por tráfico de influencias y conflicto de intereses son miembros del Partido Popular Europeo, aunque el presidente, Donald Tusk -líder del principal partido opositor en Polonia-, ha ignorado las acusaciones y ha señalado que «no hay corrupción, ni presunción de la corrupción».

Pero muchos en Polonia tienen otra opinión. Y no son sólo de derecha. El académico progresista Aleksander Smolar considera el esquema revelado por Libération un serio fallo moral y político. Otros creen que el escándalo revelado por el diario francés arroja luz a las decisiones de Luxemburgo y Bruselas respecto a Polonia y Hungría por la presunta vulneración del Estado de Derecho.

«Las personas que tienen este tipo de acusaciones no deberían funcionar en las instituciones que luego evalúan a Polonia y que dicen cómo deben ser nuestros tribunales y cómo deben comportarse nuestras instituciones», afirma la profesora de la ley internacional Genowefa Grabowska, refiriéndose a la multa sin precedentes de un millón de euros cada día que el Gobierno siga sin retractarse de su reforma del sistema judicial.

Así, el ministro de Justicia polaco escribió una carta en la que pide a Von der Leyen que explique la serie de irregularidades en las instituciones que supervisa. «¿Si las sentencias del TJUE respecto a nuestro y otros países se determinan así, cómo podemos confiar en la Justicia?, señala Zbigniew Ziobro

Según el diario francés, la Comisión Europea ejerció presión a la oficina antifraude europea (OLAF) para que no investigue el caso. En Polonia muchos creen que la publicación cambia el modo de ver a las instituciones de la Unión Europea… pero la serie de los artículos no tuvo fuerte repercusión en Francia, donde fueron publicados, ni interesaron a los grandes medios españoles.

Fuente: Damián Gómez – La Gaceta de la Iberosfera

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios