El Gobierno subvencionará series en catalán para salvar la cuota Netflix que exigía ERC

Moncloa y ERC asumen que no pueden obligar a las compañías extranjeras a producir en las lenguas cooficiales. Se creará un fondo específico para desatascar también la negociación de PGE.

El Gobierno y ERC han encontrado una vía para sortear el veto de los republicanos a la Ley Audiovisual y, de paso, poder cerrar la negociación de Presupuestos en el Senado. El Ejecutivo está dispuesto a crear un fondo especial para subvencionar producciones en las lenguas cooficiales a cambio de desatascar unas negociaciones que se habían complicado en los últimos días como consecuencia de la exigencia del grupo independentista de obligar a Netflix, HBO y otras plataformas internacionales a producir el 6% de sus proyectos en catalán, euskera o gallego.

Esa exigencia, según han asumido los negociadores, no es posible aplicarla porque contravendría la directiva europea. La solución, por tanto, pasa por entregar subvenciones directas a las producciones que se realicen en lenguas cooficiales a través de una partida especial que gestionará directamente el Ministerio de Economía, según ha adelantado ‘El País’ y confirman a El Confidencial fuentes del Gobierno y de ERC. Es decir, Netflix y otras ‘majors’ estadounidenses no tendrán la obligación de producir en las lenguas cooficiales.

La solución, indican estas mismas fuentes, ha llegado del lado republicano. De la mano del propio Gabriel Rufián, portavoz en el Congreso, que había pedido al Gobierno este fondo específico con el objetivo de defender el catalán, y cuya cuantía aún se está concretando, para obviar los porcentajes obligatorios que estaban sobre la mesa. La propia Generalitat ya otorga subvenciones específicas para producciones producidas o dobladas al catalán.

Con este acuerdo, que podría anunciarse en las próximas horas, el Gobierno salvaría el veto de ERC a los Presupuestos Generales de 2020 que se encuentran en tramitación en la cámara alta. Los republicanos han enmendado las cuentas públicas, poniendo en riesgo el calendario para que el proyecto de ley pueda entrar en vigor el 1 de enero. Con este acuerdo extrapresupuestario, según explican fuentes socialistas, se pondría fin a las discrepancias de las últimas semanas y se cumpliría con el calendario que fijó Moncloa.

No ha sido una negociación sencilla. ERC ha puesto siempre el listón alto. Pero en los últimos días las posturas se han acercado y ambos, Gobierno y grupo secesionista, han asumido que no hay muchas más opciones para desbloquear la Ley Audiovisual.

 

La fecha límite para llegar a un acuerdo es el día 21. Si Gobierno y ERC no se ponían de acuerdo, había serio peligro de que los PGE de 2022 no entraran en vigor en tiempo y forma. Pero el pacto, según apuntas fuentes socialistas, es inminente. Las cuentas públicas del próximo año servirían a la coalición para poder completar la legislatura con garantías, si así lo estima el presidente Pedro Sánchez.

La negociación se complicó y obligó a Moncloa a intervenir. Fue el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quien hace dos semanas tomó las riendas de las conversaciones con ERC, pese a que la Ley Audiovisual pertenece al terreno de la vicepresidenta primera Nadia Calviño. Pero los republicanos no aceptaron la negociación con Economía, una relación que ya venía siendo tormentosa en los últimos meses a cuenta de la Ley de Telecomunicaciones. Bolaños ha podido salvar las diferencias, siempre y cuando ambas partes terminen firmando el acuerdo.

Fuente: Fernando H. Valls – El Confidencial

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios