Iván Redondo se convierte en el ‘punching ball’ del PSOE: “Sánchez nunca estuvo ahí”

El PSOE convierte al exdirector de Gabinete de la Presidencia, Iván Redondo, en el chivo expiatorio de todos los males del Gobierno: “Antes le tenían miedo, ahora le culpan de cualquier cosa”.

No hay problema en el Gobierno para el que el PSOE no tenga un culpable. Es Iván Redondo (San Sebastián, 1981), convertido de repente en el dardo de todas las críticas y el responsable de cualquier decisión que se quiera cambiar ahora. Fuentes socialistas reconocen a Vozpópuli que Redondo se ha convertido en el “chivo expiatorio” preferido de todas las conversaciones, como si Pedro Sánchez no hubiera estado ahí.

“Antes le tenían miedo. Nadie se atrevía a mencionarle”, dicen estas fuentes. “Ahora es nuestro ‘punching ball’ favorito. El saco de todos los golpes del PSOE“.

El exdirector de Gabinete de la Presidencia estuvo al lado de Sánchez desde que ganó la moción censura en 2018 hasta su salida inesperada en la crisis de Gobierno del pasado verano. La incredulidad de aquel cese -voluntario según Redondo- era tal, que casi nadie en el PSOE creía realmente en su marcha. Muchos pensaron que seguiría ejerciendo su poder en la sombra. Se equivocaron. La ruptura es total.

“Sánchez no estuvo ahí”

El problema, según las pocas veces críticas y anónimas con Sánchez dentro del partido, es que ahora Redondo resulta ser el culpable de todo lo malo. “Sánchez no estuvo ahí“, dicen. “Y si preguntas por qué se ha dado un giro en tal o cuál política, o aspecto de gestión orgánica, o de lo que sea, la respuesta suele ser que si Redondo hacía esto, que si el marketing…”

La política no se apiada de sus caídos, según reconocen estas fuentes. Redondo era intocable hace solo unos meses. “Iván y Pedro son lo mismo”, solía decir la gente que estaba cerca del presidente. Su poder era total en el Gobierno, pero también alcanzaba el partido. Uno de los motivos principales, pero no el único, que motivó la salida de Redondo fue la pacificación del PSOE, muy revuelto por muchos motivos pero en especial por el batacazo electoral del 4-M en Madrid. El exjefe de Gabinete fue uno de los principales señalados por la debacle. Isabel Díaz Ayuso arrasó en las urnas y el PSOE pasó a ser la tercera fuerza en la región por detrás de Más Madrid.

La Moncloa y el PSOE dejaron solo a Redondo en la presentación del libro sobre su experiencia en estos años Iván Redondo. La política o el arte de lo que no se ve (Península, 2021), escrito por el periodista Toni Bolaño. El pulso entre el nuevo Gabinete de Sánchez, liderado por Óscar López y Antonio Hernando, y los que acompañaron a Redondo es total. Y se puede intuir de qué parte viene cada mensaje.

Los unos -los de ahora- trasladan que todo funciona a las mil maravillas. Los de antes dejan entrever a través de algunos de sus altavoces habituales que López y Hernando viven obsesionados con su legado. “Ni una cosa ni la otra”, aseguran estas fuentes. “El poder que amasó Redondo no se borra en dos tardes”.

La pinza Redondo-Iglesias

El regreso de Redondo a la actualidad con sus artículos semanales en La Vanguardia y la gira que le está llevando por todo el país con el libro y otras conferencias tampoco ha pasado desapercibida en el PSOE. La pinza con el exvicepresidente Pablo Iglesias es evidente. El adelanto electoral y los elogios a Yolanda Díaz y los partidos de la España vaciada son lecturas compartidas de la entente Redondo-Iglesias en forma de advertencia al presidente, que obligan al PSOE a responder en más de una ocasión. Redondo no para de pedir “audacia” al presidente, como queriendo recordar que la ha perdido porque él ya no está a su lado.

La otra incógnita es sobre su futuro profesional. El propio Redondo anunció que regresaría a la “consultoría independiente en noviembre”. Ha pasado el mes, y nada se sabe de su proyecto, que supuestamente cuenta con el mecenazgo de Llorente y Cuenca (LLYC). De hecho, fue LLYC la encargada de rebotar a los medios de comunicación este anuncio en un correo electrónico con el asunto: “Iván Redondo desvela su futuro próximo”.

El exdirector de Gabinete fue el principal muñidor de las alianzas entre el Ejecutivo y las consultoras para organizar la gestión de los fondos europeos. Algunos creen que su futuro está ahí, si Sánchez se lo permite.

Fuente: Jorge Sáinz – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios