Sánchez lanza contra los trabajadores de Cádiz las tanquetas que no sacó contra los CDR en Barcelona

Se trata de unidades del blindado de seis ruedas BMR, de uso militar durante décadas por parte del Ejército de Tierra

Fueron piezas clave en los despliegues internacionales en Afganistán, Irak, Líbano o los Balcanes

 

El Gobierno de Pedro Sánchez, a través de las órdenes enviadas a Cádiz por parte del Ministerio del Interior, ha ordenado a los agentes de las Unidades de Intervención Policial desplegar tanquetas BMR adquiridas al Ejército de Tierra contra los piquetes del metal que protestan estos días en el Campo de Gibraltar. Unos vehículos blindados que la UIP propuso sacar a las calles de Cataluña para contener la respuesta violenta a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O en octubre de 2019, pero que el ministro Fernando Grande-Marlaska descartó.

El plan de acción que están aplicando las unidades policiales antidisturbios contra la huelga del metal en Cádiz es uno de los más contundentes que se recuerdan en años. De hecho, como se ha podido ver en las imágenes de la intervención ordenada por Interior, se han sacado a las calles de varios municipios gaditanos las tanquetas de tipo militar de la UIP que apenas se habían visto en operaciones reales.

Este tipo de vehículos suele servir, explican fuentes policiales, más de carácter disuasorio en la protección de embajadas o de cara a grandes citas como partidos de fútbol de alto riesgo, como la final de la Copa Libertadores que enfrentó a Boca Juniors y River Plate en el Santiago Bernabéu en 2018. Se habían visto en contadas ocasiones en la calle, pero estos días se afanan como puntas de lanza de los equipos UIP que asaltan las barricadas colocadas por los trabajadores del metal en huelga. Van equipadas por delante con palas para poder arremeter contra contenedores y mobiliario ardiendo.

Según apuntan fuentes policiales de toda solvencia, estas tanquetas pudieron tener un papel clave en la respuesta policial ante grandes disturbios como los ocurridos en Cataluña como reacción a la sentencia condenatoria a los golpistas del procès, en octubre de 2019. De hecho, se incluían en la propuesta de despliegue que elaboraron en aquellos días los técnicos del CNP y que presentaron al Ministerio tras constatar la gravedad de lo ocurrido con la invasión del aeropuerto de El Prat.

Sin embargo, por decisión de Marlaska se quedaron fuera del operativo. No estuvieron en aquella batalla de Urquinaona, en la que los radicales separatistas pusieron al límite a la UIP y dejaron incluso heridos de por vida, pero ahora sí se han visto en Cádiz, provincia en la que el ministro encabezó la lista del PSOE a las últimas elecciones generales.

Tanquetas militares

Se trata de unidades del blindado de seis ruedas BMR, de uso militar durante décadas por parte del Ejército de Tierra. Fueron piezas clave en los despliegues internacionales en AfganistánIrak, Líbano o los Balcanes, pero quedaron fueron paulatinamente retirados cuando se constató que su nivel de blindaje no era suficiente para aguantar la explosión de minas en sus bajos.

Por ello, Defensa los cedió a Interior para convertirlos en vehículos policiales en 2017, previo paso por talleres para eliminarles algunos componentes de uso militar como la ametralladora ligera que llevaba en la torre, junto a la escotilla del artillero.

Se trata de vehículos acorazados ligeros, con un blindaje capaz de resistir el impacto de proyectiles de lanzacohetes RPG7, con una potencia de 310 CV, y que pueden alcanzar una velocidad de hasta 120 km/h pese a sus más de 15 toneladas de peso. Pueden transportar hasta 11 pasajeros.

Las imágenes de las tanquetas por Cádiz incluso han soliviantado a miembros de algunas formaciones de izquierda del Parlamento de Andalucía, como por ejemplo la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, que ha cuestionado la intervención del Gobierno en el conflicto.

Una semana de disturbios

Barricadas con hogueras, piedras o contenedores, cortes de vías, concentraciones y enfrentamientos con la Policía vuelven a sucederse en los principales nodos industriales de la provincia esta mañana, séptima jornada de la huelga indefinida del sector del metal de la provincia de Cádiz.

Este lunes los incidentes se han sucedido desde las cinco de la mañana, cuando los piquetes han vuelto a cortar el tráfico de la carretera CA-34, que une La Línea de La Concepción y San Roque, donde están las sedes de varias grandes industrias del Campo de Gibraltar.

Sobre las seis de la mañana en la barriada de Bazán de San Fernando, los piquetes han tratado de cortar el tráfico en el puente de hierro, el único acceso por carretera hasta el astillero de Navantia.

Un enorme despliegue policial intentó garantizar el libre acceso de todos los trabajadores a su puesto de trabajo en este puente y el piquete se dispersó en la barriada de Bazán, ocasionando a su paso diversos destrozos en contenedores de basura y manteniendo enfrentamientos con la Policía.

Fuente: Pelayo Barro – OKDiario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios