Álex Saab y ‘El Pollo’ Carvajal, los dos hombres que pueden acabar con Maduro

Los dos conocen cómo funciona el entramado financiero chavista y el colombiano sabe si Irán ha suministrado armas a Caracas.

Nicolás Maduro tiene la mirada puesta en Estados Unidos. Es allí donde van a comparecer ante la Justicia dos hombres que lo saben todo del régimen chavista: con quiénes hacen negocios Maduro y los suyos y qué dan a cambio. Son el empresario colombiano Álex Saab Morán y el general Hugo Carvajal Barrios, conocido como El Pollo, quien fuera jefe de la Inteligencia militar con Hugo Chávez. Saab ya está en Miami, recién extraditado desde Cabo Verde, y El Pollo, aún en Madrid, pendiente de su inminente envío a Estados Unidos.

La reacción furibunda del régimen chavista al conocer que Álex Saab (Barranquilla, 1971) era trasladado a Miami el pasado 16 de octubre confirma la relevancia que tiene para Nicolás Maduro. «Han secuestrado a un hombre bueno, inocente, un hombre limpio, un hombre trabajador, que lo que ha hecho es amar al pueblo de Venezuela», dijo el líder chavista sobre quien la fiscal Luisa Ortega dijo que era su testaferro.

Horas más tarde anunciaron que suspendían su participación en las negociaciones con la oposición que se habían iniciado en agosto pasado en México DF. El domingo había convocada una sesión pero Jorge Rodríguez, jefe de la delegación oficialista, anunció que no asistirían. No han dado detalles sobre cuándo volverán.

Lo que ha reconocido el propio régimen es que Saab actuaba en su nombre ante países como Irán o Turquía. Le retratan como un enviado especial que buscaba ayuda humanitaria, un diplomático, y para evitar su extradición intentaron darle categoría de negociador en la mesa de México.

El régimen chavista organizó el pasado fin de semana una concentración a la que se sumaron unos cientos de leales para denunciar el «secuestro». La actual esposa de Álex Saab, la modelo italiana Camilla Fabri, leyó una carta del empresario, escrita antes de su llegada a Estados Unidos, en la que aseguraba que no se doblegaría ni confesaría nada porque no tenía nada que confesar. Saab había sido detenido el 12 de junio de 2020 cuando su avión privado hizo escala en su camino hacia Irán.

En una carta de julio de 2020, poco después de su detención en Cabo Verde, Arreaza envió una carta a Saab en la que decía: «Tenemos fundamentos razonables para creer que si usted es extraditado a Estados Unidos, será puesto bajo presión, legítima o no, para revelar información que pone a este país en gran riesgo».

Con un mono naranja y el pelo largo y desaliñado, Álex Saab compareció el martes 19 de octubre ante el juez John O’Sullivan del tribunal federal para el distrito sur de Florida. Lo hizo por videoconferencia. Afronta ocho cargos de conspiración para cometer lavado de activos y siete cargos de blanqueo de dinero. Será el próximo 1 de noviembre cuando tenga que declararse culpable o no culpable. La Justicia colombiana también lo tiene en el punto de mira

Este viernes, el Departamento de Estado anunció una recompensa de diez millones de dólares por información que conduzca a la captura de quien fuera su socio, Álvaro Pulido Vargas, también colombiano, acusado de lavado de dinero.

«A partir de 2015, Pulido y otros comenzaron a trabajar para obtener o retener contratos para proporcionar alimentos al pueblo venezolano. Pulido sus conspiradores supuestamente aumentaron el costo de producción de las cajas de alimentos para obtener un beneficio personal… Los conspiradores pudieron pagar sobornos y comisiones ilícitos a los funcionarios del gobierno venezolano que los ayudaron a obtener el contrato para producir las cajas y obtener millones de dólares en ganancias», dice el comunicado.

 

El Departamento del Tesoro sancionó a Saab por ser un «especulador» que se había enriquecido de los contratos vinculados al programa de distribución de alimentos llamado CLAP. Pulido también fue sancionado ese año por lavado de dinero. Vinculado a este caso transfirieron unos 350 millones de dólares, a cuentas bancarias del distrito sur de Florida y de ahí a otros países.

Símbolo de la cleptocracia chavista

Roberto Deniz, reportero del digital Armando.Info, es uno de las personas que mejor conoce los negocios en los que ha estado involucrado Álex Saab. Otro experto en Saab es el jefe de investigación de Univision, Gerardo Reyes.

Deniz acaba de ser acusado de «instigación al odio» por el régimen chavista. Vive desde 2018 en Bogotá porque desde entonces Deniz y su medio sufrían el hostigamiento del chavismo. «Estoy preocupado por mi familia porque funcionarios de la policía judicial fueron a la casa de mis padres en Caracas. Es un teatro porque saben que no estoy allí. Es una forma de intimidar a través de la familia», ha dicho Deniz este sábado a El Independiente.

En una entrevista, realizada poco después del arresto de Saab, retrataba al empresario colombiano como «el cerebro financiero de Maduro, su contratista principal, que igual se ocupa de abastecerse de alimentos en el mercado turco que adquiere combustible en Irán. La forma de operar es siempre la misma: crean sociedades instrumentales para determinados negocios y desaparecen tan rápido como surgieron. Tiene mucha información sobre el desvío de cientos de millones de dólares».

«Es el símbolo más importante de la cleptocracia en que se ha convertido Venezuela. Maneja mucha información de esquemas de corrupción que se han desarrollado en los últimos años en los que él ha participado y otros grupos ecnómicos cercanos a Maduro han participado», le decía Deniz al periodista Jorge Ramos de Univision esta semana.

Cercano a Maduro y a Cilia Flores, Saab sabe de las relaciones de los chamos, los hijos de la primera combatiente, con la corrupción. Son Walter, Yoswal y Yosser Gavidia Flores, y también ha tratado con uno de los sobrinos, Carlos Erik Malpica Flores, que fue vicepresidente de PDVSA. Consta en la documentación del Departamento del Tesoro de EEUU.

Saab llegó a demandar a Armando.Info por relacionarle con Maduro y su programa de alimentos. Jorge Arreaza, canciller chavista, lo reconoció tiempo después como «agente del gobierno en misión humanitaria». En la actualidad es justo por lo que han argumentado que suspendían las negociaciones: acusan a Estados Unidos de «secuestrar» a un diplomático venezolano. Se refieren a Álex Saab.

Puede aportar información sobre la relación de él y los hijos y el sobrino de Cilia Flores, algo que debe preocupar a Maduro, y de los negocios opacos con Irán, Turquía y Rusia»

ROBERTO DENIZ, ARMANDO,INFO

«Ha de enfrentar la causa por lavado de dinero, entre otros delitos. O colabora o se declara inocente, enfrenta el juicio y se expone a que salga de todo en el juicio. Tarde o temprano sus abogados le recomendarán que negocie. Puede aportar información de casos de corrupción masiva que involucren a lo más alto del poder, la relación de él con los chamos, los hijos y el sobrino de Cilia Flores, algo que debe preocupar a Maduro, y también debe manejar mucha información de los negocios opacos con Turquía, Irán y Rusia, países que condenaron a Cabo Verde por la extradición. Esa es la principal preocupación y no solo de Maduro y no solo en Caracas», señala el periodista Roberto Deniz desde Bogotá.

Pero Saab no solo interesa a Estados Unidos por su conocimiento del esquema de corrupción del régimen chavista. Como ha escrito Andrés Oppenheimer en El Nuevo Herald, y nos corrobora Gerardo Reyes en una entrevista, «Saab era el enviado secreto de Maduro ante el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, y podría saber si Irán está enviando misiles de largo alcance a Venezuela que podrían desestabilizar el equilibrio militar en América Latina».

Reyes, autor de Alex Saab, la verdad sobre el empresario que se hizo multimillonario a la sombra de Nicolás Maduro, ha confirmado a El Independiente, cómo Saab es el nexo entre el ayatolá Jamenei y Maduro. De hecho, cuando fue arrestado llevaba una carta de Maduro que le acreditaba como su enviado, según publicó Associated Press.

Saab podría saber si Irán ya envió o planea enviar misiles a Venezuela capaces de llegar a Estados Unidos»

ANDRÉS OPPENHEIMER, ‘EL NUEVO HERALD’

Según Oppenheimer, «Saab podría saber si Irán ya envió o planea enviar misiles a Venezuela capaces de llegar a Estados Unidos». ¿Recuerdan la crisis de los misiles de 1962? Estados Unidos lleva más de un año investigando sobre esta cuestión.

Al menos dos buques de carga iraníes han llegado a Venezuela. Según publicó Politico, la carga puede incluir embarcaciones de ataque rápido, que pueden estar armadas, y que Teherán suele utilizar para hostigar a los barcos estadounidenses en el Golfo Pérsico.

De acuerdo con Oppenheimer, la revista Semana de Colombia, publicaba en septiembre pasado que entre 12 y 17 aviones iraníes cargados con armas habían aterrizado recientemente en Venezuela. También dos barcos de la armada iraní habían intentado llegar a Venezuela pero fueron detectados por EEUU y tuvieron que cambiar de destino. Según Semana, los aviones llevaban «un total de 1,050 misiles, 400 bombas, 500 cohetes, 30 contenedores y 35 radares». El objetivo de Irán sería poder responder a EEUU desde Venezuela en caso de ataque en su territorio.

‘El Pollo’ lo sabe todo del narcotráfico

Como dice Ibéyise Pacheco, la única periodista que habló con El Pollo en Madrid hace dos años cuando declaró su apoyo a Juan Guaidó y salió de Venezuela, «Entre El Pollo y Saab tienen el esquema completo de la ingeniería financiera del chavismo». Estuvo a cargo de la dirección de la Inteligencia Militar entre julio de 2004 y diciembre de 2011, y de nuevo de abril de 2013 hasta enero de 2014.

De sí mismo El Pollo decía que «sabía demasiado y ese era su virtud, todo lo que sabe». Ha elaborado expedientes de inteligencia sobre todas las actividades criminales en las que se involucró el régimen desde la época de Chávez, ya sea narcotráfico, tráfico de armas, tráfico de humanos, corrupción y lavado de dinero. Tiene todos los nombres, sobre todo de la época de Chávez.

Con Maduro no se llevaba bien, probablemente porque sabía quien fuera sucesor de Chávez, que El Pollo también está al tanto de todas sus debilidades. Hugo Chávez le ordenaba investigar a todo el mundo. Y Maduro no se libró.

A Ibéyise Pacheco le parece verosímil todo lo que está contando Hugo Carvajal en España desde que está detenido en septiembre pasado, tras ser atrapado en un domicilio de Madrid. Ha revelado que el ex jefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero habría recibido una mina de oro en pago a sus servicios al chavismo, detalles de la financiación de Podemos por el régimen y transacciones del chavismo a los Kirchner. En cuanto se dio la orden de captura, en noviembre de 2019, desapareció su rastro. Su familia, su esposa Angélica y sus hijos menores, vivían en la capital de España.

«No sé si todo lo que sabe lo puede probar. Eran operaciones ilegales y no queda documentación», apunta la periodista venezolana. 

‘El Pollo’ era un hombre poderosísimo. Era temido porque manejaba todas las operaciones de contrainteligencia. Lo sabe todo del narcotráfico y del proyecto expansionista del chavismo»

IBÉYISE PACHECO, PERIODISTA Y ESCRITORA

«El Pollo era un hombre poderosísimo. Era temido porque manejaba todas las operaciones de contrainteligencia del chavismo. Lo sabe todo del narcotráfico y del proyecto expansionista del chavismo. También sobre los dirigentes chavistas a los que Chávez le encargó investigar», afirma Ibéyise Pacheco, autora de Los hermanos siniestros.

Sin embargo, la periodista y escritora venezolana reconoce que ahora Saab es más peligroso para Maduro. «Le temen más a Saab que al Pollo. Es más compleja la información y más actual y alcanza más a la familia presidencial. Era íntimo de Maduro y de Cilia Flores. Con El Pollo se conocerán más secretos pasados».

La incógnita es, a juicio de Pacheco, si los aliados de Venezuela, es decir, China, Rusia o Irán, le verán como un socio poco fiable por dejar que una persona como Saab manejara tanta información.

Tiene claro Pacheco que «los dos acabarán hablando. Pueden obtener algo y si no, qué pueden perder. La otra alternativa es pagar cárcel pero si pueden reducir la pena lo harán».

Fuente: Ana Alonso – El Independiente

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios