Senadores de EE.UU critican duramente a Borrell por dar legitimidad a las elecciones de Maduro

Dice Marco Rubio que «el régimen sigue utilizando las mismas tácticas y métodos para cometer atroces abusos»

La decisión de la Unión Europea (UE) de enviar una misión de observación electoral a las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre en Venezuela, después de largos años de ausencia, ha provocado una profunda molestia en Washington. Tanto es así que dos influyentes senadores, miembros de la poderosa comisión de Exteriores del Senado, han denunciado que de ese modo Bruselas se lanza a ayudar a un régimen acorralado y falto de legitimidad.

Según dicen en una misiva, los senadores republicanos Marco Rubio y Jim Risch, están «profundamente preocupados por la decisión de la UE de enviar una misión para observar las fraudulentas elecciones regionales y locales por parte de la narco-dictadura de Maduro en noviembre». Según dicen ambos en el comunicado, «el régimen sigue utilizando las mismas tácticas y métodos para cometer atroces abusos contra los derechos humanos, que desde el 2014 los investigadores designados por la ONU han determinado son crímenes de lesa humanidad».

Borrell, señalado

El español Josep Borrell, responsable de Exteriores de la UE, dijo el miércoles que el envío de la misión es en «respuesta a una invitación del Consejo Nacional Electoral» venezolano. Esa misión la encabezará la eurodiputada socialdemócrata portuguesa Isabel Santos. En la nota oficial, Borrell dice: «Se llevará a cabo un proceso electoral sin precedentes, con la concurrencia de la mayoría de las fuerzas políticas por primera vez en los últimos años, para elegir a más de 3.000 representantes regionales y municipales en Venezuela». El equipo de la UE, añade, «llevará a cabo una evaluación técnica independiente de todos los aspectos del proceso electoral y propondrá recomendaciones para mejorar las elecciones futuras».

En EE.UU., tanto demócratas como republicanos consideran ilegítima a la dictadura venezolana, y no suelen reconocer como válidas las elecciones, aunque la oposición se presente a ellas, porque no cumplen los mínimos requisitos de transparencia y equidad. Que la UE se preste ahora a observarlas, algo que en los comicios del año pasado hicieron Rusia, Turquía e Irán, le da oxígeno al régimen en su estrategia de perpetuarse en el poder, según interpretan los senadores Rubio y Risch.

«La UE da credibilidad a un régimen corrupto»

Según dicen ambos «para nadie es un secreto que el Consejo Nacional Electoral —que una vez más supervisará las falsas elecciones del régimen— fue creado mediante un proceso ilegítimo y manipulado. Al enviar una misión de observación a Venezuela, la UE está otorgando credibilidad internacional al régimen corrupto de Maduro y solo prolongará el control autoritario del dictador sobre el pueblo de Venezuela».

«Todos los que estén genuinamente preocupados por la libertad y el bienestar de los venezolanos deben mantenerse firmes en su apoyo al presidente interino Guaidó y a la Asamblea Nacional, quienes fueron electos democráticamente en el 2015 para resolver la crisis de Venezuela por medio de elecciones presidenciales y legislativas», añade.

Sin embargo, las principales facciones opuestas al régimen chavista tienen intención de presentar candidatos en los comicios de noviembre. La llamada Plataforma Unitaria, que incluye al sector liderado por Juan Guaidó, dijo que concurrirá, aunque cree que estas «no serán unas elecciones justas ni convencionales».

Fuente: David Alandete – ABC

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios