La Audiencia impidió a la Policía espiar las llamadas del Pollo Carvajal durante su fuga

La misma Sección Tercera que rechazó su extradición a EEUU negó meses después a la Udyco pinchar el teléfono de la mujer del general y un correo electrónico para encontrarle.

El general venezolano Hugo ‘el Pollo’ Carvajal llevaba semanas fugado cuando la Policía Nacional pidió permiso a la Audiencia Nacional para pinchar sus llamadas y así dar con el paradero del que fuera máximo responsable de la Inteligencia militar del chavismo. Sin embargo, los jueces de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal negaron a los investigadores esta posibilidad, según el auto al que ha tenido acceso El Confidencial.

La resolución está fechada el pasado 21 de noviembre de 2019 y lleva la firma de los magistrados Alfonso Guevara, Carolina Ruiz y Ana Rubio Encinas. La Sección Tercera había rechazado en septiembre la extradición de Carvajal a Estados Unidos, que le reclama por su relación con el narcotráfico e introducción de estupefacientes en ese país. Los jueces españoles apreciaron una “motivación política” en la reclamación y el general salió de la cárcel de Estremera, donde había pasado cinco meses.

No obstante, la Fiscalía recurrió y, en noviembre de ese año, el pleno de la Sala de lo Penal rectificó la decisión y acordó detener y entregar al militar a EEUU. Cuando los agentes acudieron al domicilio que había facilitado, Carvajal ya no estaba. Se había fugado y se encontraba en paradero desconocido. Para tratar de encontrarle, la Unidad Central de Delincuencia y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional solicitó intervenir dos teléfonos móviles a nombre de la esposa de Carvajal y un correo electrónico del general venezolano.

Argumentos para rechazarlo

La respuesta de los jueces fue negativa. Alegaron que las intervenciones telefónicas se autorizan en el marco de investigaciones judiciales y lo que se debate en este caso es una petición de extradición a Estados Unidos. Añadían que España no tenía jurisdicción para investigarle por unos delitos perseguidos por EEUU. La sección adoptaba esta posición haciendo suyos parcialmente los argumentos expuestos por la FiscalíaCreyeron los jueces que no era “proporcional” y que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado contaban con herramientas “menos gravosas” que espiar las comunicaciones para encontrar al militar huido.

Finalmente, dos años después, han sido las pesquisas de la DEA, la agencia antidroga norteamericana, las que consiguieron dar con su paradero, en un piso de Madrid. Los agentes norteamericanos facilitaron la dirección al Grupo II de Fugitivos de la Udyco, que procedió a su arresto ante la sorpresa de los vecinos. Ni siquiera se habían percatado de que el guardián de los secretos del chavismo se escondía en el bloque.

Hugo Carvajal vivía escondido como un fantasma, con las persianas bajadas y asistido por una mujer contratada para que le llevara comida. Ahora trata de pleitear y ganar tiempo para evitar su traslado a EEUU. De momento, el Tribunal Supremo ha rechazado su petición de suspender cautelarmente su entrega. Paralelamente, había solicitado el derecho de asilo en España, pero tal y como adelantó El Confidencial, el Ministerio del Interior ya ha comunicado a la Audiencia Nacional que rechazó la pretensión en septiembre de 2019.

El último recurso del general ha sido ofrecerse a declarar ante la Audiencia sobre todo lo que sabe respecto a la corrupción de Venezuela y sus vínculos con España así como las relaciones entre las FARC y ETA. Compareció este lunes ante el juez central de Instrucción Número 6 en el marco de las Diligencias Previas 40/2019, abiertas tras su arresto en España. Contestó preguntas durante cerca de una hora en que aludió a las relaciones entre Podemos y el régimen chavista.

Monedero

Según han confirmado a este periódico varias fuentes presentes en el interrogatorio, citó al menos el nombre de Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de la formación morada, y los flujos de dinero procedente de la empresa petrolera pública de Venezuela PDVSA. El desfalco de esta compañía y la inversión de sus fondos en propiedades y negocios en España se investigan desde hace tiempo en otro juzgado de la Audiencia Nacional. Este periódico ha consultado al entorno de Monedero. Se muestra tranquilo y niega haber hecho nunca trabajos para PDVSA. No oculta en cambio haber asesorado en el pasado a dirigentes venezolanos.

Hugo Carvajal fue responsable de la Inteligencia militar venezolana en dos periodos: entre 2004 y 2011 y entre los meses de enero y abril de 2014. Podemos como partido político se fundó el mismo mes que él dejó el cargo por última vez. Fuentes del caso informan de que el general tendrá que acreditar con documentación sus palabras y no permitirá que se alargue en el tiempo la espera. Carvajal cuenta con el hándicap de que ha regresado a prisión y su capacidad de movimiento y movilización de contactos para reunir documentación es reducida.

A esto se suma que lleva siete años desvinculado de los órganos de poder del chavismo y que terminó enfrentado al actual mandatario bolivariano, Nicolás Maduro. De hecho, abandonó el país después de mostrar su apoyo al líder opositor Juan Guaidó. En 2016, logró un escaño de diputado en la Asamblea Nacional tras un breve periodo como cónsul general de Venezuela en Aruba.

Fuente: Alejandro Requeijo – El Confidencial

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios