Espadas ofreció en 2010 una versión distinta sobre la contratación de su mujer

Aseguró que ella había consultado lo que él llamó “páginas de bolsa de empleo de la FAFFE”. Su mujer sostiene que se enteró por un periódico.

El líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, a su vez candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, ofreció en 2010 una versión sobre la contratación de su mujer, Carmen Ibanco, en la fundación Faffe, bastante diferente a la que aportó su cónyuge el pasado 10 de septiembre en la comisión parlamentaria en la que se investigan, entre otras irregularidades, las contrataciones por enchufe de familiares de cargos socialistas en este instrumental. Se trata de uno de los muchos ‘chiringuitos’ creados bajo los gobiernos del PSOE y que saltó a la fama tras descubrirse que su director general, Fernando Villén, pagó juergas en prostíbulos con la tarjeta de crédito de fondos públicos que tenía asignada.

Cuando uno repasa las hemerotecas de los periódicos andaluces de finales de 2010 puede comprobar que la esposa de Espadas fue una de las beneficiadas por el llamado “funcionariazo”, también conocido como “decretazo” y “el decreto del enchufe”, llevado a cabo por el entonces presidente de la Junta, Pepe Griñán, bajo el denominado Decreto Ley de Reordenación del Sector Público.

Ibancos, que fue contratada en 2007 en la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE), pasó a depender en 2010 del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), al igual que más de 1.000 empleados (no funcionarios) que estaban adscritos a dicho ente, regido por el derecho privado, y que gozaba entonces de absoluta opacidad.

Tras darse a conocer en diciembre de 2010 el nombre de la mujer del entonces candidato a la Alcaldía de Sevilla por el PSOE, Juan Espadas, como una de las beneficiadas por la polémica medida de Griñán, el dirigente socialista aseguró al diario Abc de Sevilla que su esposa se presentó a una oferta pública que salió en “las páginas de bolsa de empleo de la FAFFE”. Sin embargo, cuando Ibanco declaró en la comisión parlamentaria aseguró que como tenía la costumbre de “ver el periódico todos los días” encontró la oferta de trabajo publicada en el diario El País y contactó con el citado ente de la llamada ‘administración paralela’.

Bolsa de empleo de la FAFFE

Distintas fuentes vinculadas al sector funcionarial de la Junta de Andalucía han asegurado a Vozpópuli que la figura que describía Espadas, al hablar de “páginas de bolsa de empleo de la FAFFE”, no existía como tal, porque “no estaba regulado en ningún sitio”, inciden, que tuvieran que publicarse las ofertas de empleo de dicha fundación en soportes oficiales de la administración autonómica, al contrario de lo que ocurre con los organismos públicos. De hecho, FAFFE estaba considerado como de carácter privado, apuntan los expertos consultados.

Concretamente, Espadas, que era viceconsejero de Medio Ambiente en el Gobierno de Manuel Chaves cuando su mujer obtuvo el empleo en 2007, aseguró el 3 de diciembre de 2010 al citado rotativo que “surgió una oferta pública a la que cualquiera tiene acceso, porque salió en las páginas de bolsa de empleo de la FAFFE”. Hasta ahí la versión literal del sucesor de Susana Díaz al frente de la federación socialista más importante del país.

Nada consta en el expediente que se investiga en el Parlamento de Andalucía, y por el que fue preguntada Ibanco durante su comparecencia, acerca de la bolsa de empleo de FAFFE y las “páginas” de dicho ente referidas por su marido. Por el contrario, sí se habla en todo momento de un anuncio insertado en el mencionado medio impreso del grupo Prisa, que fue el que ella vio en febrero de 2007.

El polémico decreto de Griñán, modificado en dos ocasiones tras las alegaciones de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT, suprimía más de un centenar de empresas púbicas y aglutinaba a otro centenar bajo el paraguas de una docena de grandes agencias de empresas públicas. Se legisló que los nuevos entes creados tuvieran actividad tanto bajo el arbitrio del derecho público, como del privado. Así pues, comenzaron a cohabitar en los nuevos organismos tanto funcionarios como laborales, tal es el caso de la mujer de Espadas.

Contratación de la mujer de Espadas

Tal y como informó Vozpópuli el pasado 10 de septiembre, si de algo sirvió la declaración de Carmen Ibanco en la citada comisión parlamentaria, fue para conocer que su contratación en la FAFFE se llevó a a cabo en un un tiempo récord y se trató de un ‘contrato exprés’ en toda regla.

La portavoz de Ciudadanos, Teresa Pardo, encargada de formularle preguntas a Ibanco, llegó a la conclusión de que “en tan sólo 24 horas se produjo el proceso de selección y contratación” de la mujer de Espadas.

Los datos reflejados en el expediente de contratación de Ibanco indican que la decisión de contratarla se adoptó por escrito el 31 de enero, junto a otros cuatro candidatos cercanos al PSOE. La rapidez del proceso fue tal que ese mismo día 31 FAFFE comunicaba el alta de Ibancos a la Seguridad Social y el contrato entre ambas partes se firmaba el 1 de enero.

Fuentes conocedoras de esta cronología corroboran lo avanzado por El Mundo el pasado 11 de septiembre sobre lo sospechoso que resulta que los datos bancarios de la que iba ser nueva trabajadora del ente dependiente de la Junta de Andalucía, así como su DNI y tarjeta de la Seguridad Social, se enviaran el 29 de enero de 2007, dos días antes de que oficialmente se decidiera su contratación, tras finalizar el proceso de selección.

Todo sucedió antes de la fecha límite para que otros andaluces y españoles pudieran ser solicitantes, hasta el 22 de febrero, día en el que concluía el plazo para concursar a la plaza adjudicada a Ibanco.

Las sombras de sospecha y dudas que generó la comparecencia de Ibanco en el Parlamento motivaron que, de forma inmediata, Vox difundiera un comunicado en el que acusaba a Espadas de “beneficiarse del tinglado corrupto del PSOE en la Junta”, por el “enchufe de su mujer”, en palabras del portavoz del partido de Abascal en la sede parlamentaria, Manuel Gavira.

Espadas acusa a PP, Cs y Vox de “cacería política”

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, denunció en la noche de este martes lo que considera una “cacería política” contra su persona por parte de PP, Cs y Vox al haber citado como compareciente a su mujer en la comisión que investiga el ‘enchufismo’ en la fundación FAFFE: “fue un interrogatorio dañino y zafio”, opinó el también alcalde de Sevilla.

Durante una entrevista en cadena regional 7TV tachó de “vergüenza política” la citación de su esposa. Sobre los dos citados partidos del Gobierno andaluz, así como sobre su principal socio parlamentario (Vox) el dirigente socialista ha dicho que “están en el deterioro permanente de la imagen del PSOE, de enmienda a la totalidad de los gobiernos del PSOE en todos los sentidos”.

Durante el programa ‘Acento Andaluz’ también ha tildado de “pantomima” la comparecencia de su cónyuge, al considerar que “brilla por su ausencia” la contribución de la comisión de la FAFFE en “el esclarecimiento de los hechos”. Todo ello a pesar de que el testimonio de Ibanco sirvió para ilustrar un claro ejemplo de supuesto ‘enchufismo’ de cargos del PSOE en la extinta fundación.

“No voy a contribuir a detenerme ni medio segundo en calificar esta forma de entender la política”, ha sostenido Espadas, quien ha abundado sobre la comparecencia de su mujer para poner de manifiesto que “se cita a una empleada pública que lleva 14 años trabajando sin ninguna razón”. Sostiene, además, que “no se le indica cuál es el motivo” de su citación ante la comisión de investigación de la FAFFE, por lo que, a su juicio, “se genera indefensión” en la persona compareciente.

Fuente: José Carlos Villanueva – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios