Lesmes carga contra el Gobierno por el ‘asalto a la Justicia’ que limita las funciones del CGPJ

La asociación de jueces afín al Gobierno perdería el control del 40% del CGPJ con la reforma del PP.

La apertura del año judicial no ha defraudado. El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha cargado duramente contra la falta de acuerdo para renovar el órgano de gobierno de los jueces pero también contra el ‘asalto a la Justicia’ perpetrado por el Gobierno de Pedro Sánchez que ha limitado sus competencias cuando está en funciones. Lesmes ha dicho que la ley del Ejecutivo «por la que se establece el régimen jurídico aplicable al CGPJ en funciones» ha venido «a agravar la situación».

«Atendida la trascendencia que esta reforma tiene para el órgano al que la Constitución encomienda la garantía de la independencia judicial, durante la tramitación parlamentaria se solicitó por el Consejo poder emitir su opinión -como resulta obligado en todos los proyectos de ley que afectan a su organización y funcionamiento- y se interesó también que se recabara informe de la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho, la llamada Comisión de Venecia, así como que se oyera a todos los agentes afectados, muy especialmente a las asociaciones judiciales, siendo todas estas peticiones desatendidas», ha apostillado.

También se ha referido a las excusas del PSOE y Podemos para realizar esos cambios. Lesmes ha dicho que «se han querido fundamentar en una pretendida pérdida de confianza parlamentaria» de la institución «como ocurre con el Gobierno en funciones, ignorando que el Consejo goza, por voluntad constitucional, de plena autonomía respecto de los demás poderes públicos, sin que medie vinculación de dependencia política alguna de las Cortes Generales». Y ha añadido: «La justificación de la necesaria renovación del Consejo no resulta del cambio de composición de las Cámaras, como algunos sostienen, sino exclusivamente de la finalización del plazo del mandato establecido en la Constitución».

A este respecto, ha señalado que lo hecho por los partidos en el Gobierno ha conducido «al debilitamiento de la legítima función constitucional del Consejo, como garante de la independencia judicial».

El presidente del CGPJ ha recordado no sólo lo que ha supuesto el cambio legislativo, sino el trato que el Consejo ha recibido por parte del Gobierno y del Congreso. Durante la tramitación parlamentaria se solicitó por el CGPJ poder emitir su opinión -como resulta obligado en todos los proyectos de ley que afectan a su organización y funcionamiento- y se interesó también que se recabara informe de la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho, la llamada Comisión de Venecia, así como que se oyera a todos los agentes afectados, muy especialmente a las asociaciones judiciales, «siendo todas estas peticiones desatendidas».

Bronca y datos

Carlos Lesmes ha seguido cargando contra el asalto a la Justicia de Sánchez y sus socios explicando que, «aunque el CGPJ ha procurado seguir desarrollando su labor con normalidad», lo cierto es que no ha podido cumplir con una de las funciones esenciales que tiene atribuida, como es la de efectuar nombramientos de cargos gubernativos y de magistrados del Tribunal Supremo, «lo cual coloca en una muy difícil situación a los órganos judiciales afectados y de manera especial a este Alto Tribunal».

No en vano, ha aseverado, a estas alturas son once las vacantes sin cubrir, de una planta de 79 magistrados, «por no hablar de muchas otras en las presidencias de diversos tribunales que se han venido produciendo», ha añadido.

Renovación

Sobre la renovación del CGPJ, que lleva casi tres años en funciones, el presidente del Tribunal Supremo ha pedido a las formaciones «patriotismo constitucional y generosidad» para que «alcancen en las próximas semanas el acuerdo necesario para la renovación». Cabe recordar que el Gobierno de Pedro Sánchez mantiene paralizada la renovación por su negativa a aceptar la condición del PP de que los jueces sean elegidos por los jueces.

Al acto han asistido, como cada año, el Rey Felipe VI y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, que ha leído los datos más importantes de la memoria de Ministerio Público. También se han acercado al Tribunal Supremo el líder del PP Pablo Casado, la ministra de Justicia Pilar Llop, el consejero de Justicia Enrique López, el alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida, así como los magistrados más jóvenes del Supremo, el presidente del Senado, Ander Gil o el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas.

Fuego cruzado

La apertura del año judicial se produce en plena guerra abierta entre el PP y el PSOE sobre la renovación del CGPJ. El cruce de acusaciones, y la forma de renovar este órgano ha llegado a extremos tan surrealistas como las declaraciones del ministro de la Presidencia Félix Bolaños quien aseveró que en un Estado de derecho y una «democracia plena» como la española, «ni los jueces pueden elegir a los jueces, ni los políticos pueden elegir a los políticos».

Bolaños hizo estas declaraciones en relación con la petición del PP y de las asociaciones de jueces para que se cambie el sistema de elección de los vocales del CGPJ. Actualmente, son elegidos por mayoría cualificada en el Congreso de los Diputados y en el Senado. Sin embargo, se pretende volver al sistema del año 1985 donde los jueces elegían a los jueces.

Aunque con el PSOE, en materia judicial, llueve sobre mojado. Incluso la Unión Europea abroncó al Gobierno de Pedro Sánchez por el cambio de la Ley Orgánica del Poder Judicial para reducir las mayorías necesarias para realizar el cambio del CGPJ.

Fuente: Loreto Ochando – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios