Auge y caída de Koldo, el chófer al que Ábalos convirtió en consejero de Renfe

El Borme publicó ayer la salida como consejero de la división de Mercancías del hombre de confianza del exministro de Transportes.

Koldo García Izaguirre es probablemente un nombre que no le suene al común de los españoles. Pero en el seno de Renfe, y sobre todo en su división de Mercancías, es más que conocido. Desde noviembre de 2019, ha sido uno de los consejeros de la compañía. Y lo era por deseo único y expreso del anterior ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. El viernes, sin embargo, el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) hacía oficial la salida de Koldo García del consejo de Renfe Mercancías después de que la nueva ministra de Transportes, Raquel Sánchez, así se lo pidiera expresamente a la operadora al poco de tomar posesión de su cargo.

Borme del pasado viernes en el que se recoge la salida de Koldo García del consejo de Renfe Mercancías FOTO: LA RAZÓN

El gran mérito de Koldo García para acabar en Renfe Mercancías fue, según diversas fuentes, ser leal a Ábalos. Afiliado del PSOE, miembro de UGT y componente de la plataforma “Stop Desahuacios”, Koldo García fue concejal en el pueblo navarro de Huarte tras haber trabajado como guardia de seguridad antes de convertirse en chófer, guardaespaldas y hombre de máxima confianza de Ábalos cuando el político valenciano se convirtió en secretario general de los socialistas. Y cuando Ábalos fue nombrado ministro en junio de 2018, se llevó a Koldo García al ministerio con él. Allí, lo convirtió en una especie de asesor áulico y en noviembre de 2019, tras volver a ganar las elecciones, lo convirtió en consejero de Renfe Mercancías a pesar de que no tenía ni conocimientos ni experiencia previos sobre transporte ferroviario ni logística.

Críticas

El nombramiento de Koldo García en la operadora ferroviaria pública provocó las críticas de los partidos de la oposición. Pero Ábalos hizo oídos sordos a las quejas y lo mantuvo en su puesto. Durante un debate parlamentario, la diputada de Vox Patricia Rueda arremetió contra el nombramiento de García. Pero Ábalos lo defendió con firmeza. “Este señor al que ustedes desmerecen y al que han llegado a llamar ‘gorila’, porque quieren quitar todo trazo de humanidad y de dignidad para poder eliminar a alguien que no puede defenderse, ha estado 20 años prestando servicio de escolta en el País Vasco”, aseguró Ábalos, en defensa de Koldo García. “Salvó la vida de dos policías, lo que le mereció una medalla de la Policía Foral de Navarra, un reconocimiento de la Guardia Civil por participar justamente en la lucha por la paz en Euskadi. Tiene reconocimiento de la Ertzaintza, de la Policía de Pamplona… Por algo será. Pero ustedes, tan patriotas, como no es de ustedes, no vale para nada. Es lamentable. Lo siento por usted”, concluyó. A lo que Ábalos no hizo mención alguna es a las condenas por agresión de Koldo García en los años previos a que ambos entrelazaran sus carreras.

Sus años bajo el escrutinio público han estado plagados de polémicas más allá de su nombramiento en Renfe Mercancías. Como publicó “El Confidencial”, la mujer de Koldo García logró colocarse como ayudante de secretaria en el Ministerio de Transportes. Además, algunos le atribuyen también un papel clave en el conocido como “Delcygate”, la controvertida visita de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, a España.

Su última polémica tuvo lugar en León apenas unos días antes de la salida de Ábalos del Gobierno. Durante una visita del ministro a la ciudad, su alcalde, José Antonio Diez, le recriminó inicialmente su ‘feo’ a los leoneses al no querer acudir al Ayuntamiento de la ciudad, a «la casa de todos los leoneses». Luego, le recriminó también que la integración ferroviaria en la ciudad es una “chapuza”, que León necesita trenes Avant para los enlaces con Madrid y que el soterramiento en la ciudad está incompleto. Después de esto, se produjo una conversación subida de tono en los siguientes términos, según publicó “León Noticias”.

Koldo García: «Al ministro no se le señala con el dedo».

José Antonio Díez: «Tú a mí no me amenaces».

Koldo García: «Me quedan tres años para joderte».

José Antonio Díez: «Y a mí dos como alcalde para denunciar los incumplimientos con León».

Koldo García: «Es tu secretario de organización y le debes un respeto».

  • José Antonio Diez: «Yo soy el alcalde de León, de todos los leoneses. De los de derechas, izquierdas, los que me votaron y los que no».

Fuente: Roberto L. Vargas – La Razón

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios