Transparencia instó a Paradores a facilitar las actas de las reuniones de su consejo de administración tras denegarlas en un principio

Paradores de Turismo facilitó a este redactor una copia de las actas de las 11 reuniones celebradas el consejo de administración el pasado año después de que prosperara parcialmente una reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) y esta autoridad avalara el derecho a obtener dicha documentación, de la que la sociedad pública podría eliminar los datos de carácter personal y aquella información que pudiera perjudicar sus intereses económicos y comerciales.

Inicialmente, Paradores resolvió denegar el acceso a las actas -sí facilitó otros datos solicitados- al entender que resultaba de aplicación uno de los límites previstos en la Ley de transparencia, concretamente el tipificado en el artículo 14.1.h): los intereses económicos y comerciales. En su opinión, la divulgación de la información contenida en dichos documentos podría «ser utilizada por los competidores de esta sociedad y público en general, colocando a Paradores de Turismo de España en una clara e injustificada situación de desventaja competitiva en el mercado».

En la resolución, fechada el pasado 23 de julio, el CTBG recuerda que tiene un criterio «claro y definido» respecto a que la Ley de transparencia «ampara el acceso a las actas de los órganos colegiados de dirección de organismos, entidades públicas y demás sujetos obligados al cumplimiento» de la citada norma (como las sociedades mercantiles estatales) «en la medida en que sus decisiones tienen incidencia en el ejercicio de funciones públicas y, por lo tanto, su conocimiento entronca con la finalidad de la norma». Esta autoridad independiente no tiene dudas de que es «información pública».

Es por ello por lo que estimó la reclamación y concedió un plazo de diez días hábiles a Paradores para que proporcionara los documentos, con la posibilidad de eliminar datos de carácter personal que pudieran aquéllos contener y la «información sensible para los intereses económicos y comerciales de la sociedad mercantil». Así ha procedido Paradores, que ha facilitado las actas tras ocultar el contenido de los informes del presidente-consejero delegado con que arrancó cada sesión.