El Gobierno oculta la reventa de 140.000 vacunas de AstraZeneca a Paraguay

Además de las 253.440 dosis donadas a Paraguay por el mecanismo COVAX, el Gobierno vendió a los paraguayos miles de inyecciones que obvió en sus informes y comunicados públicos.

El Ministerio de Sanidad señalaba a principios de agosto que el mecanismo solidario para entregar vacunas a países del tercer mundo echaba a andar. Estas entregas consistían en donaciones sin coste para los países más necesitados. Entre ellos se encuentra Paraguay, un país con un PIB per cápita cinco veces inferior al de España.

Sin embargo, el Gobierno omitió en los dos comunicados públicos que publicó al respecto hacer referencia a la reventa de vacunas de AstraZeneca a países como Paraguay. Fuentes oficiales de la Embajada de Paraguay confirman a Vozpópuli que el Gobierno de Pedro Sánchez vendió 140.000 vacunas de AstraZeneca a los paraguayos al margen de las 253.440 que donó mediante el mecanismo COVAX.

En la nota de prensa emitida por Sanidad el 5 de agosto, la última en la que se hace eco del tema, anuncia que “España ha iniciado la donación de 7,5 millones de vacunas a países de América Latina y el Caribe, que se distribuirán a través del mecanismo COVAX, en cumplimiento del compromiso anunciado por el presidente del Gobierno en la Cumbre Iberoamericana de Andorra”.

Ni rastro de la reventa de vacunas. Las 253.440 vacunas donadas llegaron a Paraguay el 5 de agosto, mientras que las 140.000 que el país ha tenido que comprar a España aterrizaron el martes 24 de agosto. En ningún momento el Gobierno se ha hecho eco de estas operaciones de reventa de vacunas.

Es más, este diario preguntó formalmente al Ministerio de Sanidad por el número de vacunas enviadas por España a otros países y el destino de las mismas y se nos remitió oficialmente a los dos comunicados emitidos por el Departamento de Prensa del ministerio de Carolina Darias.

En tales documentos no solo se omiten estas operaciones de reventa, también otros acuerdos de donación bilateral de vacunas como el que conocimos recientemente gracias al presidente de Argentina, Alberto Fernández, que anunció en su cuenta de Twitter la llegada de 400.000 dosis de AstraZeneca procedentes de España.

Si en los inicios del proceso de vacunación la falta de transparencia en cuanto a la distribución de vacunas en España fue plausible al no coincidir el número de dosis anunciadas por las farmacéuticas con las que recogía Sanidad en sus informes, ahora estos tampoco dan fe de los movimientos que el Gobierno hace con las vacunas de AstraZeneca.

Sumando las 400.000 vacunas enviadas a Argentina, las 101.760 dosis donadas a Perú, las 253.440 a Paraguaylas 201.600 Guatemala, las 97.920 a Nicaragua y estas 140.000 revendidas, estamos ante un total de 1.194.720 dosis de las que no hay rastro en los informes diarios de vacunas del Ministerio de Carolina Darias.

Por el momento, Sanidad solo está donando y revendiendo la vacuna de AstraZeneca, una vacuna que en nuestro país solo es apta para las personas de entre 60 y 70 años, a pesar de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) nunca lo ha considerado así.

“Vacunación Solidaria”

La reventa de 140.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca a Paraguay se enmarca en un Acuerdo Bilateral de Cesión de cupo para la adquisición preferencial de vacunas contra la covid-19, una modalidad de contrato que no contempla el presumido ‘Plan de Acceso Universal: Compartiendo las vacunas contra el Covid-19. Vacunación Solidaria’, que el Gobierno anunció en enero de 2021.

El envío de vacunas a América Latina del Gobierno español se inscribe, tal y como señalan en un comunicado del 26 de julio, en dicho plan, que tiene como fin “contribuir a garantizar un acceso justo, asequible y universal a la vacuna como un bien público global, con el fin de responder al llamamiento de solidaridad de la sociedad española”.

El plan contempla seis vías para canalizar la ayuda española a la vacunación internacional: Vía Covax, el Mecanismo de Donación de la Unión Europea, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), organizaciones multilaterales y regionales, la asignación directa bilateral y la reserva estratégica.

Como se puede comprobar, en ninguna de estas vías se contempla la reventa o el “Acuerdo Bilateral de Cesión de cupo para la adquisición preferencial de vacunas” al que ha acudido el Gobierno español para vender dosis a Paraguay.

Fuente: Borja Negrete – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios