Casado rompe en Canarias la ‘paz ceutí’ por la inmigración para intentar zafarse del acoso de Vox

El líder de Génova eleva el tono contra Sánchez, al que acusa de provocar una “avalancha migratoria” por su “buenismo ideológico”. Las mismas críticas que Vox le hace al PP.

Ni 24 horas ha durado la ‘paz’ entre el PP y el Gobierno en la cuestión migratoria. Después de que el presidente de Ceuta, el popular Juan José Vivas, cerrara filas con el Ejecutivo en torno a la devolución de los menores migrantes, Pablo Casado se fue a la otra frontera ‘caliente’ este verano, Canarias, para denunciar con dureza la errática política migratoria del PSOE. Desde el centro de alojamiento de inmigrantes de El Hierro, destino habitual de los cayucos que parten de África, afirmó que el “buenismo ideológico” de Pedro Sánchez ha provocado una “avalancha migratoria”. También Vox acusa al PP de “buenismo” y de hacer “seguidismo” a las políticas “globalistas” del PSOE. En las últimas horas, los de Santiago Abascal han atacado con dureza tanto a Vivas como al presidente de Andalucía, Juanma Moreno, al que ayer acusaron de “poner una alfombra roja a las mafias”, lo que propiciaría según Vox el aluvión de pateras a las costas andaluzas.

Casado puso cifras al problema migratorio. Durante 2020, con las fronteras cerradas por el inicio y agravamiento de la pandemia, Canarias recibió un 700 por ciento más de inmigrantes ilegales que el año anterior. Y peor está siendo 2021: han arribado a las costas insulares seis veces más pateras con respecto al pasado ejercicio.

Y según el responsable nacional del PP, esto es consecuencia de la gestión de un Ejecutivo liderado por el PSOE al que cesura que haya pasado de “recibir al Aquarius y al Open Arms, denunciar las concertinas y llevar la Ley de Seguridad Nacional a Estrasburgo” a realizar “devoluciones en caliente y en frío”. De esta manera, se despegó de la posición que el miércoles pronunció el presidente de Ceuta. “Tener sentido de Estado” no significa guardar “silencio”, avisó, dejando claro que mantendrá una oposición dura a Sánchez en esta cuestión.

Casado dice que Sánchez ha pasado de recibir al Aquarius y al Open Arms a realizar “devoluciones en caliente y en frío”

“El Gobierno no está poniendo ni los medios materiales ni humanos para solucionar” este asunto, señaló. Y frente a esta supuesta inacción, defendió la “receta realista” de su partido sobre inmigración: “Más dotación para las fuerzas y cuerpos de seguridad, cooperación con los países de origen, colaboración con las instituciones europeas, en especial con Frontex, y más recursos sociales y sanitarios”.

Vivas, en su comparecencia en la Moncloa tras una reunión de urgencia con el líder socialista para abordar la paralización judicial del proceso de repatriación de los menores que entraron irregularmente en la crisis migratoria de mayodesplegó un discurso conciliador en el que alabó el trabajo Pedro Sánchez e, incluso, la labor del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, gran señalado en esta polémica.

Estos elogios encontraron rápida respuesta en varios dirigentes de Vox, como el secretario provincial, Carlos Verdejo, que le acusó de prestarse a un “viaje de propaganda” porque no desgranó “ni una sola medida concreta y los menas —siguen— en Ceuta”.

Le siguió el diputado Ignacio Gil Lázaro, quien en el Congreso de los Diputados se mostró más conciliador, o quizá lanzó un órdago, cuando afirmó que su grupo apoyaría las iniciativas que presentara el PP para que Marlaska ofrezca explicaciones sobre lo que definió como un “proceso caótico”. “Siempre dijimos que el lugar natural de los menores no acompañados es estar con sus padres“. Precisamente en esa misma tesis se apoya el PSOE y el PP de Ceuta para intentar reactivar un proceso de repatriación que abogados expertos en inmigración, como informa este periódico, consideran que será muy complicado.

Los de Abascal han retomado en las últimas horas las hostilidades contra el partido de Casado por el fenómeno migratorio. Este jueves focalizaron sus críticas en uno de sus objetivos ‘preferidos’: el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

En un duro comunicado, que pone de relieve el notable aumento de la presión que están ejerciendo los representantes de Vox sobre los populares por esta cuestión, el portavoz adjunto del grupo parlamentario en esta comunidad, Rodrigo Alonso, afirmó que el Gobierno andaluz “ha puesto una alfombra roja a las mafias para que operen sin problemas en una actividad ilegal que genera multitud de problemas sociales, económicos y culturales”.

“Al final, se demuestra que el PP hace seguidismo de las políticas globalistas del PSOE allá donde gobierna, como es el caso de Andalucía”, añadió, para advertir que el presidente andaluz “no puede seguir utilizando el comodín del Estado para zafarse de su responsabilidad”.

Vox afirma que el Gobierno andaluz “ha puesto una alfombra roja a las mafias”

Alonso apuntó directamente a “Juan Manuel Moreno como responsable de cada embarcación repleta de inmigrantes ilegales que llega a las costas andaluzas” y añadió que el Gobierno de la región “está alimentando la inmigración ilegal y la inseguridad en las calles”. No sin antes recordarle que es el máximo responsable de la Junta gracias al apoyo de su formación, en lo que parece un nuevo pulso que tensará las relaciones de ambos partidos en la comunidad.

Fuente: Pablo D. Almoguera – El Confidencial

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios