España y los países occidentales concluirán la evacuación este viernes ante el riesgo a un atentado del Estado Islámico

EEUU, Reino Unido y Australia alertan de una alta amenaza; Francia, Alemania, Países Bajos y Bélgica precipitan su salida por seguridad.

España y la mayoría de los países occidentales concluirán las evacuaciones en Afganistán como tarde este viernes 27, a pesar de que el plazo para salir del país es el 31 de agosto, en medio del creciente riesgo a un atentado en las inmediaciones del aeropuerto, que Reino Unido indica que puede ser “inminente”. A esto se une que la idea de Washington, de la que dependen el resto de países, es reservarse en exclusiva los últimos días para evacuar a los miles de colaboradores que siguen allí, por lo que ha pedido a sus aliados salir del país antes del sábado. Ahora, España da por hecho que fletará sus últimos aviones este viernes, aunque aún no la ha hecho oficial, y Francia y Alemania ya lo han anunciado, al igual que Dinamarca, Países Bajos, Bélgica y Polonia, que incluso han precipitado su salida por una cuestión de seguridad. Y es que, en la decisión de terminar ya con las evacuaciones tiene mucho peso la amenaza de atentado en la zona del aeropuerto tal y como han advertido EEUU, Reino Unido y Australia en las últimas horas, apuntando al Estado Islámico, enemigo de los talibanes.

España, por su parte, acelera el operativo y confía en que podrá aumentar el número de vuelos, aprovechando “al máximo” las capacidades de las aeronaves encargadas de la repatriación y así poder evacuar al mayor número de los cientos colaboradores afganos que aguardan en Kabul, poniéndose como fecha límite este viernes. De momento, este miércoles llegaron 331 refugiados afganos en dos vuelos diferentes, que se suman a los más de 1.250 refugiados que han llegado ya a España estos días.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, aseguró que el Gobierno está “acelerando” la evacuación, sin dar fecha de fin de la operación, para miles de afganas puedan tener una vida mejor, una vida plena, de derechos, una vida digna”.

Por su parte, el primer ministro francés, Jean Castex, indicó este jueves, en una entrevista a la emisora de radio RTL, que esas operaciones de evacuación van a continuar “hasta mañana por la noche” porque luego los militares franceses que se ocupan del dispositivo tendrán que abandonar el aeropuerto de Kabul.

Recordó que, además de repatriar a los franceses que estaban en Afganistán, esos vuelos que hacen escala en su base aérea de Abu Dabi antes de dirigirse a París, han permitido sacar de Kabul a unos 2.500 afganos.

Castex señaló que, una vez finalizadas esas rotaciones aéreas, habrá una nueva fase con los afganos que seguirán huyendo de su país.

También el Gobierno alemán acelera para concluir las evacuaciones incluso este jueves. Los últimos alemanes en abandonar el país, este viernes, serán los miembros de los comandos especiales y los paracaidistas desplazados al aeropuerto para establecer y defender el puente aéreo de la operación de evacuación de las últimas dos semanas.

También pesa en la decisión alemana la determinación de Estados Unidos de concluir el 31 de agosto la evacuación desde Kabul y retirar a los 6.000 soldados que ha desplegado en el aeropuerto estos días para esta misión, más si cabe ante un posible ataque terrorista.

Alemania ha evacuado un total de 5.193 personas de Kabul, entre los que se encuentran unos 3.600 afganos (de los que la mayoría tienen pasaporte alemán y sólo unos pocos son realmente colaboradores locales) y personas de 45 nacionalidades.

Por otro lado, las autoridades danesas han dado por terminada la evacuación de personal de Afganistán y consideran que ya no es justificable volar a y desde el aeropuerto de Kabul por el empeoramiento de la situación de seguridad.

Y en esa línea, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, declaró este jueves oficialmente concluidas las tareas de evacuación de civiles. “Después de analizar con detenimiento la información sobre la seguridad de la situación no podemos arriesgar las vidas de nuestros diplomáticos y soldados”, dijo el miércoles el el viceministro de Exteriores polaco, Marcin Przydacz.

El Gobierno de Países Bajos anunció también que fletará este jueves sus últimos vuelos de evacuación desde Afganistán y admitió que, por el “deterioro” de la seguridad, “ya no se puede ayudar” a la gente a acceder al aeropuerto de Kabul y solo podrán subirse a los aviones aquellos que ya estén dentro del aeródromo.

El primer ministro belga, Alexander de Croo, señaló por su parte que su decisión de poner fin a la operación de evacuación que estaba llevando a cabo este país ha estado motivada por el elevado riesgo de que se produjeran atentados terroristas en el aeropuerto de Kabul.

Posibilidad de un atentado

Estados Unidos, Reino Unido y Australia han advertido este miércoles sobre una “elevada amenaza de ataque terrorista” en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, donde miles de personas se encuentran a la espera de ser evacuadas.

La Embajada estadounidense en Kabul ha recomendado a los ciudadanos estadounidenses que se encuentran en las puertas de la terminal internacional de la capital de Afganistán que se “marchen de inmediato” del lugar debido a “amenazas de seguridad fuera de las puertas”, informa la cadena CNN.

Asimismo, el Ministerio de Exteriores de Reino Unido ha actualizado los avisos de viaje y ha señalado en su página web que la situación de seguridad en Afganistán es “volátil” y “existe una amenaza constante y elevada de ataque terrorista”.

“No viaje al aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul”, ha advertido también la cartera, para llamar a aquellos que se encuentran en las inmediaciones del mismo a “alejarse” a “un lugar seguro” hasta “recibir más consejos” o “salir de inmediato de Afganistán si pueden hacerlo de forma segura por otros medios”.

El Ministerio de Exteriores británico ha indicado también que han suspendido todas sus operaciones no esenciales en su Embajada en Kabul debido a la situación, por lo que la asistencia es “extremadamente limitada” en este momento.

En un mensaje similar, el Ministerio de Exteriores de Australia ha instado a no viajar al aeropuerto de Kabul y marcharse del área por la “amenaza muy alta de ataque terrorista”.

Las alertas emitidas por Washington, Londres y Canberra se producen después de que este miércoles se haya informado de un “flujo de amenazas muy específico” de la sección afgana Jorasán de la organización terrorista Estado Islámico, recoge CNN, que indica que Washington cree que el grupo, enemigo de los talibán, busca generar caos en el lugar.

Asimismo, un alto funcionario de Reino Unido ha advertido del “riesgo elevado” de un ataque de esta filial en el aeropuerto de Kabul, mientras el secretario de Estado, Antony Blinken, ha reiterado este miércoles en rueda de prensa que las personas en la terminal se encuentran expuestas a este ataque y las tropas internacionales están operando en un “entorno hostil”.

El presidente de Estado Unidos, Joe Biden, reconoció el martes el aumento de la amenaza terrorista de esta organización en el aeropuerto, mientras se mantiene la decisión de no ampliar el plazo de evacuación mas allá del 31 de agosto.

Fuente: República

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios