Los talibanes acosan el bastión de la resistencia afgana (el valle de Panshir)

Los nuevos dueños de Kabul dicen tener rodeados en el valle de Panshir a los combatientes que desafían su poder. Estos aseguran que tienen miles de personas dispuestas a luchar.

Pese al dominio absoluto de los talibanes en la mayor parte del territorio de Afganistán, incluida su capital, un valle al noreste de Kabul escondido entre las alturas del Hindu Kush sigue desafiando al nuevo emirato que pretenden imponer en el país. Allí llama a hacerles frente Ahmad Masud, hijo de Ahmad Shá Masud, más conocido como el León de Panshir y líder de la resistencia frente a los soviéticos y a los propios talibanes décadas atrás.

Los talibanes anunciaron este lunes que tenían rodeados a los combatientes de la resistencia contra su poder en la región del Panshir, aunque aseguraron querer negociar en lugar de enfrentarse con las armas.

 
 

Durante la noche, informaciones no confirmadas hablaban de choques en los alrededores del valle, donde el vicepresidente del gobierno derrocado por los talibanes, Amrullah Saleh, se refugió y decretó la resistencia contra los fundamentalistas. «Nuestros combatientes están estacionados cerca de Panshir», zona que rodean, declaró en Twitter un portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, asegurando que «intentan resolver este asunto pacíficamente». El domingo, las cuentas protalibanes en Twitter anunciaron que «cientos» de sus combatientes se dirigían a Panshir.

La dramática súplica de un líder de la resistencia antitalibán: “¡Compartimos vuestros valores, ayudadnos!”

Los supuestos avances

De acuerdo con un portavoz, los talibanes se encontraban ya cerca del valle y habían recuperado tres distritos que anteriormente habían caído en manos de grupos de milicianos locales, mientras que informaciones no confirmadas hablaban de nuevos combates.Los distritos de BanoDeh Saleh y Pul e-Hesar en la provincia septentrional de Baghlan fueron tomados por milicias locales la semana pasada en uno de los primeros signos de resistencia a los talibanes desde su entrada en Kabul el pasado 15 de agosto.

La cuenta en Twitter del portavoz talibán Zabihullah Mujahid indicaba que las fuerzas de los integristas habían despejado esos distritos y se habían establecido en BadajshánTahar y Andarab, en las proximidades del valle del Panshir.

Sin embargo, las cuentas partidarias de la resistencia en las redes sociales niegan cualquier avance de los talibanes, asegurando que las emboscadas los detuvieron.

Estos anuncios e informaciones eran difíciles de confirmar de manera independiente, ya que la región es poco accesible en los últimos días por su situación orográfica, informa la agencia Afp.En este conocido bastión antitalibán, cuya entrada principal es un estrecho desfiladero que dificulta su invasión por fuerzas exteriores, la resistencia se organizó en las últimas semanas en torno al Frente Nacional de Resistencia (FNR) liderado por el hijo del León de Panshir y Saleh. Fuerzas integradas por los restos de las unidades militares regulares y las fuerzas especiales, así como milicianos locales, se han unido a ellos.

Diálogo o lucha

Ahmed Masud aseguró el domingo que esperaba mantener conversaciones pacíficas con el movimiento islamista que tomó el poder en Kabul una semana antes, aunque advirtió de que sus fuerzas están listas para luchar.

El líder de la resistencia pidió la formación de un gobierno integral para gobernar el país con la participación de los talibanes, y declaró al canal de televisión Arabiya que la guerra será «inevitable» si los insurgentes se niegan a dialogar.

«Queremos que los talibanes se den cuenta de que la única forma de avanzar es a través de la negociación», explicó a Reuters por teléfono desde el montañoso valle del Panshir, donde ha reunido fuerzas compuestas por los restos de las unidades militares regulares y las fuerzas especiales, así como milicianos locales. «No queremos que estalle una guerra», afirmó.

El jefe de relaciones exteriores del FNR, Ali Nazary, aseguró a la BBC que el frente cuenta con «miles de fuerzas preparadas para la resistencia», si bien aseguró que el grupo prefiere la paz y las negociaciones «antes de cualquier tipo de guerra y conflicto». No obstante, si el diálogo fracasa, «entonces no aceptaremos ningún tipo de agresión», añadió este portavoz de la resistencia.

Fuente: ABC

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios