La Fiscalía al rescate de Montero en el ‘caso niñera’: rechaza que declare la escolta que usó como recadera

La fiscal Lorena Álvarez, que ejerce la acusación en el caso niñera en el que se investiga a Irene Montero por utilizar como cuidadora a una miembro del partido y también a su escolta para labores domésticas, se ha opuesto a la petición del juez de citar a declarar a Elena González, la ex escolta de la actual ministra de Igualdad. Pablo Iglesias y Montero emplearon a esta trabajadora de Seguridad del partido como recadera, mecánica, jardinera y chófer de la familia tal y como desveló OKDIARIO.

La ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, Mónica Carmona, presentó un escrito –que dio lugar a esta causa– en el que afirmó que Montero «habría estado utilizando también a una empleada del partido, Elena González, como escolta privado y como asistente personal, hasta el punto de que Montero despidió a la trabajadora cuando esta le exigió regularizar su situación laboral, ya que no soportaba ser la recadera ni que la tratara de forma humillante». Esta abogada, purgada junto al letrado José Manuel Calvente por investigar las irregularidades del partido morado, afirmó en dicho escrito que pidió información «sobre la contratación de esta trabajadora» el 25 de noviembre de 2019 a la gerente Rocío Val y al responsable de Seguridad de Podemos, Víctor Martins, pero «no sólo no recibí respuesta alguna a mi petición de información, sino que al cabo de una semana fui cesada en mi cargo».

El titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid investiga si Montero cometió un delito de administración desleal. Por ello, el instructor ha solicitado a la Policía Nacional que localice «a la mayor brevedad» el domicilio de la testigo Elena González para poder citarla en sede judicial. Del mismo modo, el instructor ha solicitado incorporar la documentación del Juzgado de lo Social número 3 de Madrid en el que se llevó la demanda sobre el despido de esta ex trabajadora de Podemos.

Pero la fiscal rechaza esta petición y afirma que «no procede, dado que son hechos que no están siendo investigados en este procedimiento. Y ello, por cuanto en el escrito de la señora Mónica Carmona no se aportaba ningún principio de prueba más allá de informaciones en un medio digital».

Afín a Delgado 

Esta representante del Ministerio Público también está personada en el procedimiento en el que se indaga sobre el desvío de 363.000 euros de la formación morada a la consultora chavista Neurona. Y, además, esta fiscal formó parte de la comisión de expertos que trabajó bajo las órdenes del ex ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, para elaborar el anteproyecto de la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim).

Fuentes consultadas por OKDIARIO aseguran que no es casualidad que de manera repentina la fiscal Lorena Álvarez, hasta ahora desconocida, comience a llevar la batuta de las principales causas judiciales que afectan a los aliados de Pedro Sánchez en el Gobierno. La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha confiado en esta representante del Ministerio Público para controlar el devenir de las causas contra Podemos. «Hasta el momento esta fiscal está acatando las órdenes de arriba: ha torpedeado desde el principio la investigación», aseguran las mismas fuentes.

Pese a la negativa de la Fiscalía para que la ex escolta de Montero declare ante el juez del caso niñera, el magistrado continúa a la espera de que la Policía le facilite los datos de la testigo para citarla.

Fuente: Teresa Gómez – OKDiario

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios