El Gobierno sigue sin auditar su gestión de la pandemia un año después de ser propuesta

La prometida evaluación independiente que fue reclamada por una veintena de científicos en ‘The Lancet’ en agosto de 2020 aún no ha comenzado y “como mínimo” no estará terminada hasta 2022.

Evaluar de forma independiente la gestión de la pandemia de coronavirus en España. Esa fue la propuesta realizada por un grupo de científicos el 4 de agosto de 2020, cuando se publicó en la revista especializada The Lancet una carta que reclamaba consensuar una auditoría tanto al Gobierno central como a las comunidades autónomas. Pese al compromiso manifestado oficialmente por las administraciones públicas, la realidad es que la evaluación está paralizada, si es que en algún momento ha llegado a moverse realmente.

Fue en noviembre de 2020 cuando el entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, aceptó la realización de la evaluación independiente. El hoy líder de los socialistas catalanes emplazó a los científicos a abordar el asunto en profundidad en diciembre, en una segunda reunión que nunca llegó a producirse. Tras la marcha de Illa, tampoco la actual ministra del ramo, Carolina Darias, se ha interesado por el asunto ni ha aceptado reunirse con los expertos que propusieron la auditoría y el asunto ha sufrido continuos retrasos.

“El Ministerio de Sanidad dice que le interesa hacer la evaluación, pero luego no se hace y pasan los meses”, lamenta Joan Carles March, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública y firmante de la misiva publicada en The Lancet“El 30 de junio dijeron que iban a dar nombres y aún no los han dado“. Según el experto, el problema radica en que “no hay una visión clara de que hacer una evaluación de la pandemia sea realmente necesario”. “Si lo tuvieran claro, ya la habrían hecho”, zanja.

El Ministerio de Sanidad, preguntado por Vozpópuli, no ha contestado sobre el estado de la auditoría independiente. Dado el retraso que acumula este trabajo, y en el supuesto de que acabe llevándose a cabo, no estará terminado al menos hasta que hayan pasado dos años desde el inicio de la pandemia. “Sus palabras se las lleva el viento“, asevera Joan Carles March, que habla del derroche de tiempo que podría haberse aprovechado para extraer conclusiones útiles de cara a la gestión de la pandemia.

Apoyo de la comunidad científica

Más de 50 sociedades científicas y asociaciones médicas secundaron la carta publicada en The Lancet, rubricada por una veintena de expertos en distintas disciplinas: Alberto García-Basteiro, Helena Legido-Quigley, Carlos Álvarez-Dardet, Alex Arenas, Rafael Bengoa, Carme Borrell, Margarita Del Val, Manuel Franco, Montse Gea-Sánchez, Juan Jesús Gestal Otero, Beatriz González López Valcárcel, Ildefonso Hernández, Joan Carles March, José Mª Martin-Moreno, Clara Menéndez, Sergio Minué, Carles Muntaner, Miquel Porta, Daniel Prieto-Alhambra y Carme Vives Case.

En su misiva inicial y en otra carta posterior publicada en la misma revista científica, los investigadores urgían a las administraciones públicas a realizar una evaluación independiente de la gestión de la covid “para poder identificar los elementos que han propiciado tan adversos indicadores epidemiológicos y estar mejor preparados de cara a segundas olas de la pandemia (o futuras epidemias)” sin incurrir en un “reparto de culpas” entre el Gobierno central y los ejecutivos de las distintas comunidades autónomas.

Fuente: Leo Rama – VozPópuli

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios