George Soros paga al 30% de los relatores de Naciones Unidas para que estos promocionen lo que Soros quiere

Es decir, aborto, ideología de género, cristofobia…

La Fundación Ford y la Open Society de George Soros financian la labor de los relatores especiales y por tanto dirigen sus informes y conclusiones, según un informe del Centro Europeo para la Ley y la Justicia.

Hispanidad ya ha publicado que el millonario de origen húngaro George Soros se dedica a financiar  –por medio de su entramado de asociaciones, fundaciones, etc.–, todo aquello que quiera acabar con los fundamentos de la civilización cristiana.

Y es que el magnate húngaro es un gran impulsor del Nuevo Orden Mundial, ese conjunto de instituciones internacionales que quieren implantar en todo el mundo leyes contrarias a la ley natural, como el aborto, la ideologia de género -una de cuyas derivadas es el matrimonio homosexual o el transexualismo-, etc.  Y uno de los organismos internacionales que más lucha por ello es la ONU.

Hispanidad también recogió una entrevista en Alto y Claro TV al profesor de la Universidad Complutense Juan Antonio de Castro -coautor del libro ‘Soros, rompiendo España’-  en la que se aborda cómo el multimillonario Georges Soros está detrás del intento de ruptura de España -en Cataluña- como base para eliminar la soberanía nacional en todos los países de Europa e imponer el tsunami globalista y el relativismo moral.

El profesor De Castro también denunciaba que Soros “tiene una serie de conceptos pseudo morales, como el LGTB al extremo, como el género al extremo, como el feminismo al extremo, el abortismo, contra la vida…, que es el que trata de imponer, como si fuera el código genético moral que nos tenemos que tragar todos”.

La ONU se ha convertido en una de las instituciones clave del Nuevo Orden Mundial

Asimismo, Hispanidad viene insistiendo en que la ONU se ha convertido en una de las instituciones clave del Nuevo Orden Mundial, para extender  el aborto, la ideologia de género -una de cuyas derivadas es el matrimonio homosexual-, la pornografía también entre los menores

Asimismo, Hispanidad recogió recientemente que el activista-asesor de las cuestiones LGTB de la ONU, Víctor Madrigal-Borloz, dijo que cambiar el sexo o el género basado en la propia autodeterminación es un “derecho” según el Derecho internacional de los derechos humanos.

Y todas estas informaciones quedan confirmadas con la noticia publicada por Actuall, según la cual un informe del Centro Europeo para la Ley y la Justicia revela los mecanismos por los que la Fundación Ford y la Open Society de George Soros financian la labor de los relatores especiales y por tanto dirigen sus informes y conclusiones. El informe se basa en el estudio y análisis de los estados financieros desde el 2015 al 2019 y en entrevistas personales de una hora con 28 relatores especiales entre el 2010 y el 2020. La conclusión es que un 30% de relatores especiales de la ONU -37 de los 121 analizados- recibieron financiación privada, principalmente de la Fundación Ford y de la Open Society de George Soros.

Como dice Actuall, la realidad es que “nadie financia nada gratis”, tal y como señalan los relatores entrevistados. Y tanto la Fundación Ford y la Open Society, mediante su financiación, influyen en los relatores de la ONU para, por ejemplo, criticar la objeción de conciencia con el aborto, caminar hacia la despenalización del aborto, la luz verde a la inmigración ilegal, censurar los valores de la familia tradicional o enseñar las ‘bondades’ del sadomasoquismo…

Por cierto, al igual que a los relatores ONU, Soros ‘bonifica’ a los verificadores de Internet, ejemplo, a uno de los más agrevios y mentirosos buscadores de bulos, Maldita.es, a la que financia con el 7,9% de su presupuesto.

Fuente: Hispanidad

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
1 Comentario
el más antiguo
El más reciente Más votado
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios
trackback

[…] George Soros paga al 30% de los relatores de Naciones Unidas para que estos promocionen lo que Soros… […]