Sánchez se proclama ‘campeón de invierno’ y dueño absoluto del reparto multinivel de los Fondos de la UE

El presidente cree superada su decadencia electoral con la renovación del Gobierno, mientras el PP busca el pacto con Cs y está en tensión con Vox.

Fin de curso político de invierno-primavera de 2021 y balance triunfalista de Pedro Sánchez que considera en vías de superación su deterioro electoral que le anuncian las encuestas, tras la renovación del Gobierno y el envío al infierno de su ‘tridente’ de poder y guardia pretoriana los Calvo, Redondo y Ábalos.

Su equipo de máxima confianza a los que Sánchez despidió de implacable e inmisericorde manera, al tiempo que el presidente considera que el nuevo Gobierno y el refuerzo estival de la vacunación y la primera remesa de los fondos de la UE, que ahora llegarán a España, le anuncian un vuelco frente al repunte de la pandemia y abren en España la senda de la recuperación del crecimiento económico del país.

Fondos que Sánchez está utilizando para favorecer a sus aliados decisivos en su estabilidad presidencial y en la de su Gobierno (UP, ERC y PNV) y con los que también espera contener las demandas y críticas de los presidentes de las CCAA del PP.

Los que no tienen más opción, aunque critiquen las ventajas y las mejoras que se llevan los gobiernos vasco y catalán, que allanarse ante Sánchez para no quedar fuera de este ansiado reparto del 55 % de los fondos de la UE para 2021 (10.500 M), anunciado en la Cumbre de los Presidentes de Salamanca.

Lo que recuerda aquella frase del ex presidente Adolfo Suárez, en vísperas de la formación de su primer Gobierno con las distintas familias de la UCD, de: ‘no os preocupéis porque habrá globitos para todos’.

Sánchez con su particular ‘cuerno de la abundancia’, y a pesar del déficit desbocado y la deuda por los cielos, se ha convertido en el Rey del Mambo del poder y del dinero público y así -y tras la privilegiada cumbre bilateral del 2 de agosto con el presidente catalán Pere Aragonés- espera llegar al otoño de la política en mejores condiciones electorales que las actuales.

Y ello a pesar de que el desafío catalán volverá a las andadas en la ‘mesa de diálogo’ que está convocada para la tercera semana de septiembre.

La prioridad de Pablo Casado es Cs y no su relación con Vox

Por su parte y en la oposición las últimas noticias nos hablan de reciente enfrentamiento entre PP y Vox a raíz de la declaración de Abascal en Ceuta como ‘persona non grata’, por el cúmulo de disparates de Vox en Ceuta en contra de los españoles musulmanes. Declaración que fue posible gracias a la abstención del PP en la Asamblea ceutí.

Lo que ha provocado las amenazas de Abascal sobre todas las votaciones futuras en los ayuntamientos y comunidades gobernadas por el PP. Lo que no parece preocupar mucho a Pablo Casado porque su prioridad ahora se ubica en su pretendida absorción de Cs.

Y los ataques de Abascal al PP centran el partido de Casado y facilitan los trasvases de dirigentes y votantes de Cs hacia el PP.

Tensión en Tribunales

En cuanto al pretendido balance triunfal del primer semestre de 2021 de Sánchez, este presume de haber logrado los fondos de la UE para España, las leyes Trans y Eutanasia y haber mejorado la vacunación contra el Covid.

Pero oculta Sánchez el empeoramiento de la pandemia y sus efectos en el turismo, sus tensiones con los Tribunales Constitucional, Supremo y de Cuentas y el impacto negativo en España de los indultos concedidos a los golpistas catalanes. Además de la crisis de Ceuta y del fiasco de su relación con USA.

O sea, el triunfalismo de Sánchez deja mucho que desear aunque él confía que con los fondos de la UE y la esperada mejora de la pandemia, unidas a la imagen del nuevo Gobierno, podrá remontar su actual declive electoral.

Fuente: Rafael Halcón – República

Comparte esta página:
4 1 voto
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios