300.000 funcionarios

Hay que sumar la plantilla de Inditex, ACS y Mercadona para alcanzar la cifra de empleados de la Junta.

Hay veces en que dudo que, prácticamente desmantelado en Andalucía el sector primario y especialmente los astilleros, nuestra primera industria sea el turismo. Que con la pandemia ya ve usted cómo nos ha dejado de tirados, ya que casi se convirtió en un monocultivo. La primera industria de Andalucía quizá sea la Junta, al menos a juzgar por el número de personas que tiene colocadas y que, en el buen sentido de la palabra, viven de ella: 300.000 personas trabajan en la Junta. Para valorar el espantoso dato de las personas que trabajan en la Administración de Andalucía, hay que compararlo con la empresa privada. La empresa privada con la mayor plantilla de España es ACS, un fuerte grupo dedicado a la construcción, que tiene 98.000 empleados. Mercadona, la segunda de la lista del número de empleados, la que tan bien los cuida por cierto y les pone sueldos tan justos, tiene en toda España 90.000 trabajadores, aunque nunca haya una empleada de más que abra esa caja que descongestionaría estas colas insoportables de carritos. Y la grande de las grandes, Zara, la que ocupa los mejores locales del centro comercial de las grandes ciudades, tiene 174.386 trabajadores, aunque esa cifra no es sólo es España, sino que incluye a todas las personas que trabajan para el emporio de Amancio Ortega en los 154 países en los que está implantado. Pues bien, hay que sumar la plantilla de Inditex, ACS y Mercadona para alcanzar la cifra de empleados que tiene la Junta.

¡Yo creo que es algo!

¿Sobran o faltan trabajadores en la Junta? La idea que tenemos es que el Gobierno del Cambio del PP y Ciudadanos hizo una limpia buena de paniaguados cuando llegó al poder, y que suprimió muchos chiringuitos absolutamente prescindibles que estaban llenos de paniaguados sin oficio, de profesionales del carné. Pues no es así del todo. Según datos del Boletín Estadístico de Personal del Servicio de las Administraciones Públicas, una publicación del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, en los dos últimos años, 2019 y 2020, Andalucía ha sumado a su plantilla casi 60.000 trabajadores más. Eso se traduce en un incremento del 11,6 por ciento de empleados públicos en el primer año y otro 11 por ciento en el segundo. De hecho, si se compara con el resto de comunidades autónomas, la Junta de Andalucía no destaca por tener un amplio número de trabajadores, teniendo en cuenta su población. Porque Andalucía es la región con mayor censo de España y supera los 8,4 millones de habitantes. Salimos, pues, a 5,9 empleados públicos por cada cien habitantes. Lo que dicen que no está mal del todo, que hay comunidades autónomas donde hay más empleados públicos todavía en relación con la población.

Con todo, el dato de la ocupación es para preocupar. No sabemos si hay más paro que empleo público. ¿Cómo quedará todo después de la pandemia, que ojalá termine pronto? Hago mía con gran preocupación la pregunta de mi director Alvaro Ybarra, una cuestión para perder el sueño aunque aquí Podemos no esté en el poder: “¿Puede recuperarse de la crisis de la pandemia una comunidad con el 22,5 por ciento de paro y tres millones de ocupados, de los que 300.000 son funcionarios?”

Fuente: Antonio Burgos – El Recuadro/ABC

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios